Washington revoca visas a hijo de Hermann Escarrá y sobrino de Calixto Ortega

Tras haber salido de los Estados Unidos para participar en las elecciones realizadas el 20 de mayo de 2018 en Venezuela, las cuales fueron calificadas como fraudulentas por la comunidad internacional, el vicepresidente de Finanzas de CITGO, Calixto Ortega Sánchez y el vicepresidente de Asuntos jurídicos de esa petrolera, Alejandro Escarrá Gil, les habría negado el reingreso al territorio norteamericano, según informó una fuente ligada al caso.

Tanto Ortega Sánchez como Escarrá Gil son familiares de dos altos  funcionarios del régimen de Nicolás Maduro sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y designados en la lista de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC), Calixto Ortega Ríos y Hermann Escarrá, respectivamente.

Además de ser familiares de dos sancionados, los dos vicepresidentes de CITGO habrían obtenido de manera irregular sus visas L1, relativas a la transferencias de ejecutivos de trasnacionales. Ni Ortega Sánchez ni Escarrá Gill habrían cumplido con los requerimientos exigidos por el Departamento de Estado norteamericano para  obtener este tipo de visado.

Ortega Sánchez y Escarrá Gil pretendían regresar a sus puestos de trabajo en los Estados Unidos el jueves 24 de mayo de 2018, dijo la fuente que pidió mantenerse en el anonimato por razones de seguridad.

Se conoció este miércoles que el sustituto de Calixto Ortega Sánchez en la vicepresidencia de Finanzas sería un ejecutivo de carrera en CITGO, Curtis Rowe.

Rowe tiene más de 23 años trabajando en CITGO. Su nombre aparece entre los directivos de la empresa CITGO PRODUCTS PIPELINE COMPANY desde 1993.

De acuerdo a fuentes consultadas para esta nota, existe una total incertidumbre en la filial de PDVSA en los EE. UU. con sede en Houston por la medida tomada por las autoridades estadounidenses.
La fuente comentó el nerviosismo mostrado por otros ejecutivos de la filial petrolera, a saber: Rafael Gómez (vicepresidente de Asuntos Gubernamentales y Públicos); Simón Suárez, vicepresidente de  Comercio y Suministro y el Presidente Interino de CITGO, Asdrúbal Chávez.

Irregularidades en las visas L1

En este mismo blog publicamos una nota titulada: “Documentos confirman que designación de Calixto Ortega Sánchez como vicepresidente de CITGO viola normas de PDVSA y la ley de los Estados Unidos”, donde se dieron a conocer una serie evidencias que mostraban que Calixto Ortega Sánchez, sobrino del magistrado sancionado por el Departamento del Tesoro, Calixto Ortega Ríos, fue designado como vicepresidente de Administración y Finanzas de CITGO en noviembre de 2017, a pesar de haber entrado a la nómina de PDVSA en agosto de ese mismo año. Su ingreso fue posible gracias a las gestiones realizadas por el también sancionado por la OFAC, Simón Alejandro Zerpa Delgado y de la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Delcy Rodríguez.

En la nota en referencia, se advirtió que con dicho nombramiento se habrían violado —presuntamente— las normativas internas vigentes en Petróleos de Venezuela, al igual que los requisitos exigidos por el gobierno estadounidense a las empresas para la aprobación de las visas L1, relativas a la transferencias de ejecutivos de trasnacionales.

Información en nuestro poder también confirma que el gobierno de los Estados Unidos negó a Calixto Ortega Sánchez la visa H1, relativa a empleados especializados en el mismo 2017.

Se destacó —en el referido reportaje— el testimonio de una fuente  que señaló que “ante la imposibilidad de obtener la visa H1, Ortega Sánchez solicitó a Delcy Rodríguez ejercer sus influencias para que fuera designado en el cargo de vicepresidente en CITGO, para lo cual se procedió a incluirlo en la nómina de PDVSA. Ortega Sánchez es uno de los hombres de mayor confianza de Simón Alejandro Zerpa Delgado, quien para ese entonces era el vicepresidente de Finanzas en PDVSA”.

De acuerdo a la fuente “Simón Zerpa perdió poder en Citgo cuando fue sancionado por el Departamento del Tesoro. En cumplimiento a lo establecido en las sanciones de la OFAC, los empleados de CITGO —una empresa que se rige por las leyes estadounidenses— no podían recibir llamadas ni correos de Zerpa Delgado.

La fuente aseguró que “ante la insistencia de mantener el control del CITGO, Zerpa Delgado no paró de enviar comunicaciones a los ejecutivos, razón por la cual fue bloqueado permanentemente en el servidor de la filial estadounidense de PDVSA. Ante esa situación, Zerpa Delgado gestionó de manera fraudulenta todos los “requisitos legales” para que Ortega Sánchez lograra la aprobación de la visa L1 establecida para la Transferencia de Ejecutivos de Multinacionales”.

Uno de los requisitos de la visa L1 es que el portador debe trabajar en una empresa y ser transferido desde la misma hacia otra sede en EE. UU. El beneficiario debe ser un ejecutivo en la empresa matriz y tener amplia y probada experiencia en el cargo que va a desempeñar en los Estados Unidos. Para cumplir con el perfil solicitado por las leyes de inmigración norteamericanas, el currículo de Calixto Ortega Sánchez fue modificado, al igual que fue creado un expediente interno en PDVSA, para que apareciera como un funcionario petrolero que había ocupado posiciones anteriores similares al que iba a ejercer en CITGO. Hasta octubre de 2017, Ortega Sánchez se había desempeñado en cargos diplomáticos en representación del país que nada tenían que ver con la empresa petrolera.

El testimonio señala que Delcy Rodríguez y Simón Zerpa lograron forjar los datos de Ortega Sánchez en el Departamento de Recursos Humanos de PDVSA para “crearle experiencia de varios años atrás en la empresa petrolera”.

Alejandro Escarrá Gil tampoco cumple con los requisitos de visado
El nombramiento de Alejandro Escarrá Gil como vicepresidente de Asuntos Legales de CITGO también habría incurrido en la violación de la normativa, puesto que este abogado ingresó a la nómina de PDVSA el 14 de abril de 2014, y en junio de ese mismo año habría logrado obtener la visa L1 relativa a la transferencias de ejecutivos de trasnacionales con años de experiencia en la empresa que transfiere.

Escarrá Gil al igual que Calixto Ortega Sánchez gozaban de un salario superior a los USD 750 mil dólares.

Se conoció que los abogados de CITGO se encuentran trabajando desde el pasado jueves 24 de mayo de 2018 para tratar de resolver los problemas de visado de los ejecutivos mencionados.

Con información de: Maibor Petit

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo