loading…


Venezuela sufre crisis sanitaria y un colapso de su sistema de salud, advierte ONU

Crisis sanitaria. Violaciones al derecho al más alto nivel posible de salud. Eso es lo que recoge el informe divulgado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) este viernes, 22 de junio, sobre la situación en Venezuela.

En el reporte, el Alto Comsionado,Zeid Ra’ad Al Hussein, indica que “todos los médicos, académicos, otros profesionales de la salud, y defensores de los derechos humanos que fueron entrevistados, coincidieron en señalar que el país sufre de una dramática crisis sanitaria y de un completo colapso del sistema de atención sanitaria, que ha resultado en violaciones masivas al derecho a la salud”.

Esta situación, indica la Acnudh, fue causada por “múltiples factores”. Entre ellos menciona la reducción del porcentaje del gasto en salud con respecto al PIB de Venezuela, que pasó de 5% en 2007 a 3% en 2015, según los datos reportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las cifras contrastan fuertemente con los datos de hace una década. Para 2006, el gasto en salud era de 4,9%. En el año 2000, representaba 6% del total del PIB.

El Alto Comisionado apunta también que la hiperinflación han menguado las asignaciones presupuestarias al Ministerio de Salud, hoy día bajo la gestión de Luis López, y de programas clave para mantener las enfermedades vectoriales a raya, como la malaria.

“El presupuesto asignado por el Gobierno para prevenir y controlar el paludismo fue recortado en 70 % para el período 2015-2016″, señala el informe citando a la OMS. Esto trajo como consecuencia la diseminación de la enfermedad por todo el país y con una estimación de más de 300 mil casos y 280 muertes.

En abril de este año, director del programa contra la malaria de la OMS, Pedro Alonso, indicó que Venezuela registra el mayor incremento de casos de la enfermedad pese a haber sido el primer país en el mundo en controlar el paludismo.

El informe también se refirió a las epidemias de difteria y sarampión, dos enfermedades que tenían más de una década de haber sido erradicadas en el país.

En 2017 se notificaron casos de difteria en 22 estados del país, “lo que puso de manifiesto la existencia de graves deficiencias en el programa de inmunización del Gobierno“. La OMS confirmó que entre julio de 2016 y febrero de 2018 se declararon 726 casos de la enfermedad y un saldo de 113 muertes.

“El 6 de abril de 2018, la OMS también dio cuenta de la incidencia del sarampión, con 1.006 casos registrados en ocho estados”, indica el informe. El organismo alertó que para junio de 2018 se confirmaron 35 muertes por esta infección respiratoria.

“El nivel de degradación de las instalaciones hospitalarias públicas y la grave escasez de medicamentos y suministros médicos son las manifestaciones más claras del colapso del sistema de atención de la salud“, apunta el Alto Comisionado. Agrega que las fallas en el servicio eléctrico y en el suministro de agua dificultan el trabajo de los galenos y propician la contaminación en la red pública.

La oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas advierte que el Gobierno venezolano no ha reconocido la existencia de la actual crisis de salud y no ha solicitado de la cooperación internacional en los niveles que la situación lo exige, y en la que se ven afectados 300 mil pacientes aquejados de enfermedades crónicas.

El Alto Comisionado concluye su evaluación recomendándole al Gobierno venezolano buscar la cooperación y asistencia técnica de las Naciones Unidas y sus agencias para atender la situación de las poblaciones más vulnerables; proporcionar cifras oficiales para determinar la magnitud de la crisis; y establecer un comité multidisciplinario conformado por distintos actores para asesorar las reformas económicas y sociales necesarias que permitan el abordaje de las causas principales de las crisis alimentaria y sanitaria.

Con información de: Efecto Cocuyo

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo