Venezolanos opositores piden a EEUU que dinero confiscado a Gorrín y Andrade vaya a un fondo para reconstrucción del país

Noticias Portada
Comparte esta noticia en:

Opositores venezolanos en Estados Unidos solicitando a las autoridades de ese país que investigan un masivo caso de corrupción vinculado al régimen de Maduro que coloquen los millones de dólares a ser confiscados en un fondo para que sea usado en la reconstrucción del país, una vez que el gobernante Nicolás Maduro salga del poder. Así lo reseña El Nuevo Herald.

Los adversarios del régimen también le están pidiendo a las autoridades que den a conocer los nombres de las personas que estuvieron recibiendo dinero del empresario chavista Raúl Gorrín, quien se encuentra en el centro del entramado de corrupción que extrajo más de $1,000 millones del Estado venezolano.

La solicitud de develar los nombres es presentada bajo la sospecha de que algunos integrantes de la oposición venezolana se encuentran sobornados por Gorrín y otros empresarios vinculados al régimen.

Gorrín, al igual que los ex tesoreros de la nación sudamericana Alejandro Andrade y Claudia Díaz, fueron señalados como las figuras centrales de la investigación que adelanta la Fiscalía Federal del distrito sur de la Florida.

Andrade se declaró culpable la semana pasada en el caso judicial, al tiempo que Gorrín y Díaz son solicitados por la justicia estadounidense.

Las autoridades también anunciaron la congelación de una larga lista de propiedades de lujo vinculadas a Gorrín y la subasta de otras propiedades confiscadas a Andrade.

En una carta dirigida al Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio le solicitó al gobierno estadounidense que los fondos a ser obtenidos sean empleados para ayudar a los millones de venezolanos que están siendo golpeados por el colapso económico provocado por el chavismo.

“El dinero de los corruptos y ‘boliburgueses’ [empresarios multimillonarios amigos del chavismo] del régimen, es un dinero que le robaron al pueblo venezolano”, enfatizó la organización en la misiva.

“Ante esta situación queríamos proponer muy respetuosamente se estudie la posibilidad de colocar el dinero proveniente de este remate y de cualquier otra incautación que se le haga a funcionarios o empresarios corruptos venezolanos en Estados Unidos en un fideicomiso en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con la finalidad de ser utilizado en la reconstrucción de Venezuela, un vez se salga del régimen de Nicolás Maduro y exista un gobierno reconocido por los venezolanos y la comunidad internacional”, agregó.

Aún cuando normalmente las autoridades estadounidenses suelen quedarse con los fondos incautados en casos judiciales, abogados consultados dijeron que el país norteamericano forma parte de convenios internacionales que podrían ser invocados para solicitarle a Estados Unidos que repatríe esos fondos, dijo el abogado venezolano Franklin Hoet-Linares, un experto en derechos de propiedad.

Esos trámites no tendrían éxito si fuesen emprendidos por el régimen de Maduro, quien ha perdido legitimidad ante los ojos de la comunidad internacional. Pero Hoet-Linares ve posible un escenario donde esos esfuerzos pudiesen ser llevados adelante por el Tribunal Supremo de Justicia que ese encuentra en el exilio.

Los volúmenes involucrados en los casos de corrupción que se vienen registrando en Venezuela hacen que estos delitos comiencen a ser vistos como mucho más graves que el simple defalco, opinó el abogado.

“Estos deben comenzar a ser vistos como crímenes de lesa humanidad, porque robar 10 millones es un robo, pero robar 3,000 o 4,000 millones de dólares, es un acto criminal que dejó sin medicinas y sin comida al pueblo venezolano, y ya se han muerto miles”, sentenció.

Lea más aquí

Deja tu Comentario

Comentarios