loading…


Venezolanos duermen en las calles de una ciudad colombiana

Entre 15 y 80 venezolanos se han visto en la necesidad de convertir los parques de la ciudad colombiana de Bucaramanga en su único lugar de refugio y descanso.

Se trata de ciudadanos que han decidido abandonar su patria, huyendo de los altos índices delictivos que convierten a Venezuela en uno de los países más peligrosos del mundo y especialmente de una crisis económica que tiene a 27% de los venezolanos comiendo solo una vez al día y 80% de las medicinas desaparecidas de las farmacias.

Un reportaje del diario colombiano Vanguardia narra la historia de un licenciado de turismo que con 27 años y una visa de turista llegó a Colombia con la idea de buscar una mejor calidad de vida. Sin embargo, lo que ha encontrado es la indigencia.

Como este venezolano no cuenta con los permisos legales para trabajar, el venezolano solo ha podido emplearse “como ayudante en plazas de mercado o en obras de construcción para poder conseguir de comer”. La remuneración es poco por lo que no le alcanza para alquilar ni siquiera un cuarto en la ciudad.

Las cifras de las migrantes venezolanos sin hogar en Bucaramanga no se conocen con exactitud. Mientras líderes venezolanos de la zona dicen que son como 15, la secretaría de Desarrollo Social indica que son más de 80.

“Sin documentos al día no podemos hacer nada más que llevarlos a Migración Colombia. Si están enfermos o hay mujeres embarazadas los atiende el Instituto de Salud de Bucaramanga, pero hasta ahí”, explicó Juana Patiño, coordinadora del programa de habitante de calle de Bucaramanga.

Patiño dijo que “hasta el Consulado de Venezuela nos ha dicho que no cuenta con recursos para ayudar a sus connacionales”.

La secretaría de Desarrollo Social ha estado consciente de la situación, en parte por las peticiones de algunos colombianos que les han solicitado que “saquen a los venezolanos de la ciudad”. Sin embargo, el secretario Jorge Figueroa pide “solidaridad y consideración” y recuerda que en otras décadas, los venezolanos acogieron a los colombianos que decidieron migrar ante el conflicto interno armado.

“En algún momento el abuelo colombiano se fue a Venezuela a buscar un futuro mejor y ahora son los nietos los que están buscando ese futuro de nuevo en Colombia”, afirmó al diario Vanguardia.

Bucaramanga, capital del departamento Santander, queda a 78 millas de la ciudad venezolana de San Cristóbal, estado Táchira y debe tener un millón de habitantes, de acuerdo a datos proyectos del colombiano Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

Ante la grave crisis que vive Venezuela, muchos ciudadanos de este país suramericano han decidido migrar a otras latitudes. Sin embargo, algunos no han tenido buena suerte en el sitio al que se han ido y especialmente durante el año han sobresalido en la prensa una serie de historias sobre las dificultades económicas que han pasado los venezolanos en otros países.

En el sur de la Florida, desde inicios del 2016 se notó la llegada de una ola de inmigrantes que —a diferencia de anteriores éxodos— se fueron del país prácticamente con los bolsillos vacíos. En octubre del año pasado destacó también la cantidad de venezolanos que comenzaron a mendigar en las calles de la ciudad brasileña de Boa Vista.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo