Vecinos de Venezuela le dan la espalda a Maduro y apoyan al pueblo

El gobierno de Venezuela recibió el lunes la condena de sus vecinos y corre el riesgo de quedar aislado en su propio barrio, después de que el presidente Nicolás Maduro fuera reelecto en comicios tildados de no cumplir con requisitos democráticos mínimos.

En medio de una profunda crisis económica y social, y con su popularidad en baja, Maduro se impuso con el 68 por ciento de los sufragios en elecciones donde no pudieron postularse los principales candidatos opositores, abundaron las denuncias de irregularidades y se vio la menor participación de votantes en dos décadas.

La oposición calificó el proceso como una “farsa” para que Maduro se mantuviera en el poder con un gobierno que, aseguran, devino en una “dictadura”. La región no tardó en sumarse.

Con duras palabras, el Grupo de Lima formado por 14 países americanos -la mayoría de ellos de Latinoamérica- condenó el resultado de los comicios, prometió reducir las relaciones diplomáticas e interceder con organismos internacionales para que no se otorguen préstamos al gobierno de Maduro.

Brasil, la mayor economía latinoamericana, acusó a Maduro de llevar a cabo una votación que no tenía “legitimidad” ni “credibilidad” con un contexto de partidos y candidatos inhabilitados, sin observadores independientes y ante la ausencia de una separación de poderes.

“Las elecciones de ayer (…) refuerzan el carácter autoritario del régimen, dificultan la necesaria reconciliación nacional y contribuyen a agravar la situación económica, social y humanitaria que aflige el pueblo venezolano, con impactos negativos y significativos para toda la región”, sostuvo la cancillería brasileña en un comunicado.

CRISIS SANITARIA

La severa crisis en Venezuela, marcada por un estancamiento económico, hiperinflación y una escasez crónica ha empujado a cientos de miles a emigrar de su país, generando emergencias humanitarias en vecinos como Brasil y Colombia, que han tenido que restringir el ingreso de ciudadanos venezolanos por el colapso de servicios en varias poblaciones limítrofes.

“El tema (…) que más nos angustia es el tema de salud de los venezolanos, la situación del sistema mismo de salud colombiano, hasta dónde vamos a poder ayudarle a estos venezolanos”, dijo el lunes la canciller colombiana María Angela Holguín, tras ratificar que su país no reconoce el resultado de los comicios de Venezuela.

“Sabemos de la cantidad de enfermedades nuevas que están llegando, la salud de los venezolanos cada días mas deteriorada”, agregó, pidiendo que se abra un canal humanitario, que hasta ahora no ha sido autorizado por el presidente Maduro.

Desde Santiago, el gobierno chileno llamó después de los comicios a convocar a un proceso electoral “verdaderamente libre” que respete los estándares mínimos de una democracia.

Chile “condena profundamente las acciones que ha perpetrado la dictadura instaurada por Nicolás Maduro, que no respeta las libertades más elementales de sus ciudadanos y ha desencadenado una tragedia política, económica, social y humanitaria”, dijo la cancillería en un comunicado enviado el domingo por la noche.

En el marco de una reunión en Buenos Aires de cancilleres del G20, el grupo de países desarrollados y emergentes, Argentina, Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos y México emitieron una declaración conjunta asegurando que las elecciones en Venezuela no fueron legítimas.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo