¡VALIENTE PERIODISMO VENEZOLANO! Así es la brutal persecución de Maduro contra los periodistas en Venezuela

Ejercer el periodismo en Venezuela puede ser tan peligroso como contaminarse del Coronavirus. Informar puede enterrar a un periodista en una cárcel de forma indefinida.

Vía Primer Informe

Durante el primer mes de cuarentena en Venezuela fueron detenidos al menos 14 trabajadores de la prensa por parte de los diferentes cuerpos de seguridad del estado.

La cifra fue proporcionada por el Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys-Venezuela), a través del informe de monitoreo que lleva sobre las detenciones arbitrarias en la nación caribeña.

La mayoría de las detenciones arbitrarias se ejecutaron durante la cobertura de periodistas, fotógrafos y camarógrafos de los distintos medios de comunicación venezolanos en pautas periodísticas sobre el coronavirus.

Dentro de las detenciones destacan la de nueve periodistas y dos familiares directos de trabajadores de la prensa a quienes los cuerpos de seguridad del Estado detuvieron durante horas y en el peor de los casos más de una semana, como sucedió con el periodista Darvinson Rojas, a quien además le detuvieron a su padre durante un violento procedimiento que él mismo publicó en sus redes sociales.

Darvinson Rojas fue detenido por informar sobre el coronavirus en Venezuela.

“Los policías me sacaron de mi casa, me quitaron las cintas de mis zapatos y me amarraron las manos. Caminé un trayecto largo hasta donde estaba el carro en el que me trasladarían. Todos los vecinos vieron esa escena. Me trataron como un delincuente y yo soy un periodista”, este es uno de los momentos que más recuerda Davirson Rojas, reportero venezolano de 25 años, sobre el día que fue detenido en su residencia en el mes de marzo, luego de tuitear cifras sobre los casos de Covid-19, distintas a las que había dado el Gobierno de Nicolás Maduro, detalló la agencia de noticias France 24 en su portal web.

Lo ocurrido con Darvinson Rojas era un claro mensaje que el régimen de Nicolás Maduro le enviaba a los trabajadores de la prensa pues, también en época de cuarentena, la periodista Carol Romero fue detenida durante la cobertura de una simple cola para surtir gasolina a las afueras de Caracas. A esta periodista de un importante circuito radial de la capital, además de ser arrastrada por grabar una protesta en una estación de servicio del estado Miranda, le fueron imputados cargos por delitos de lesiones contra funcionarios públicos.

La periodista Carol Romero se reencuentra con su madre tras ser liberada.

La foto con unas esposas puestas durante su detención se hizo viral en redes sociales. Para Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, esa foto fue divulgada por quien la tenía retenida y la mantuvo desaparecida por más de 24 horas. “Publicarla lo que hace es señalarla como una delincuente. Fue acusada de haber agredido a un guardia”, acotó.

Esta misma ONG señala en sus registros que hasta mayo del 2020, se ejecutaron 112 violaciones a la libertad de expresión, entre las que destacan la intimidación y la censura. La mayoría de las víctimas son periodistas y los responsables de estas acciones extrajudiciales son los cuerpos de seguridad, instituciones del estado y funcionarios públicos.

Lea el texto completo aquí