Un magnate palestino, esperanzado con los esfuerzos de paz de Trump

En una época de fuerte rechazo de los palestinos hacia Donald Trump, al menos un palestino-estadounidensees optimista y cree que el presidente estadounidense puede traer esperanza a su pueblo.

Farouk Shami, un multimillonario de 76 años que hizo fortuna en la industria de los cosméticos, conoce a Donald Trump desde hace 18 años y afirma que el mandatario utiliza sus productos para esculpir su famoso peinado.

“Creo que está determinado a llevar la paz a Oriente Medio y, en particular, a Palestina”, aseguró Shami a la AFP, durante una visita a Cisjordania ocupada.

“Tengo la esperanza de que un día tendremos paz, incluso con Trump en el poder”, añadió.

La AFP trató de contactar con la Casa Blanca, sin éxito.

El presidente estadounidense adoptó, desde que asumió el cargo, una política de apoyo a total a Israel.

Así, reconoció unilateralmente a Jerusalén como capital israelí, en tanto los palestinos desean hacer de Jerusalén Este, ocupada y anexada desde 1967, la capital del Estado al que aspiran.

Desde entonces, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, congeló las relaciones con la administración Trump. En respuesta, el gobierno estadounidense cortó las ayudas a los palestinos.

– Encuentro en Miss Universo –

Farouk Shami emigró a Estados Unidos en 1965 y creó Farouk Systems, una marca de cosméticos de alta gama.

Afirma que se hizo amigo de Donald Trump al patrocinar el concurso de belleza de Miss USA y Miss Universo, que en aquella época controlaba el actual presidente estadounidense.

Luego participó en la emisión de telerrealidad de Donald Trump, “The Apprentice”.

Shami, candidato derrotado a gobernador de Texas en 2010, se presentó por el Partido Demócrata, pero esto no afectó su relación con el presidente estadounidense, republicano.

“Somos amigos, aunque yo no esté muy de acuerdo con sus opiniones políticas sobre Palestina y Jerusalén”, afirmó Shami, vestido con traje y botas de vaquero, en el instituto de peluquería que abrió hace poco en Betunia, en Cisjordania ocupada.

El presidente estadounidense debería revelar en las próximas semanas su iniciativa diplomática para Israel y los Territorios Palestinos.

Shami asegura que habló con Trump hace unos meses, durante una cena en Houston, Texas, donde reside.

“Necesitamos paz en Palestina”, le dijo entonces. “Él respondió: ‘Yo también, yo quiero la paz en Palestina’”, indicó Shami, que dice confiar en que en un futuro se cree un Estado palestino con capital en Jerusalén.

Trump también le habría preguntado acerca de la salud del presidente palestino, Mahmud Abas.

Shami, que tiene los pasaportes palestino y estadounidense, explicó que también se reunió con el presidente palestino y otros políticos palestinos en los últimos años.

Pero sostiene que no quiere hacer de mediador.

– Cabello de ángel –

La relación que mantienen Shami y Trump también pasa por el cabello. Según el magnate palestino, tanto Trump como su esposa, Melania, utilizan sus productos.

El cabello rubio del presidente estadounidense es conocido en todo el mundo y, a menudo, objeto de burla. Algunos palestinos lo comparan con el “knafeh”, un pastel local a base de cabello de ángel de color naranja.

Nacido en el pueblo de Beit Ur, cerca de Ramala, en Cisjordania ocupada, Shami vuelve a su región natal dos veces al año. Afirma que ha gastado decenas de millones de dólares en proyectos de desarrollo en los territorios palestinos.

“Mi cuerpo está en Estados Unidos, mi corazón, siempre sigue en Palestina. De momento, no puedo ofrecer libertad a Palestina pero creo que debemos construir nuestra economía”, explicó. AFP

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!