loading…


Trabajadores de Chevron podrían enfrentar cargos de “traición” por negarse a firmar un contrato abultado con Pdvsa

Dos empleados de Chevron Corp. detenidos en Venezuela la semana pasada podrían ser acusados de traición por negarse a firmar un contrato de partes para una empresa conjunta con la petrolera estatal PDVSA, de acuerdo con dos fuentes familiarizadas con los cargos los ejecutivos de la firma estadounidense.

Por: Marianna Parraga y Alexandra Ulmer / Reuters

Los arrestos, realizados por agentes de inteligencia nacional, marcaron el primero en una empresa petrolera occidental en Venezuela y representan una dramática escalada de tensiones crecientes entre PDVSA y compañías extranjeras por el control de los contratos de suministro, dijeron las fuentes a Reuters.

La creciente disputa podría empeorar el caos operativo que ha provocado que la producción petrolera de la nación OPEP se desplome en un 23 por ciento, o 450,000 barriles por día, desde octubre.

“Estas detenciones acelerarán la crisis operativa”, dijo a Reuters otra fuente con conocimiento de las operaciones de Chevron. “La adquisición podría terminar en parálisis si nadie quiere correr el riesgo de firmar o autorizar algo”.

Las dos acusaciones de traición – vistas por abogados de Chevron la semana pasada, dijeron las dos fuentes, generaron preocupación de que la petrolera podría quedar atrapada en el fuego cruzado entre Washington y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien acusa al gobierno estadounidense de sabotear la economía para derrocar a su administración . Estados Unidos impuso sanciones a los altos cargos del gobierno de Maduro y PDVSA.

Los dos empleados de Chevron fueron encarcelados cuando se negaron a firmar un contrato de suministro escrito por ejecutivos de PDVSA en virtud de un decreto de emergencia, que se salta el proceso de licitación, según una media docena de fuentes cercanas al caso. Tales decretos han sido citados por los fiscales de Venezuela como un medio de extraer sobornos en algunos casos recientes de corrupción de PDVSA.

Los empleados de Chevron se resistieron cuando las partes cotizaban a más del doble de su precio de mercado en un contrato de varios millones de dólares, dijo una de las fuentes a Reuters. Los trabajadores supervisaron las operaciones y adquisiciones en Petropiar, un proyecto de mejora de petróleo propiedad de PDVSA y Chevron para transformar el crudo extrapesado de la Faja del Orinoco en un producto exportable.

El servicio nacional de inteligencia de Venezuela, Sebin, arrestó a los trabajadores de Chevron, Carlos Algarra y René Vásquez, frente a compañeros de trabajo atónitos en un ataque a la oficina de Chevron en Puerto La Cruz y al mejorador el 16 de abril.

Las autoridades venezolanas todavía tienen que comentar sobre el arresto de los hombres, ambos venezolanos, y no se han hecho públicos los cargos contra ellos.

La fiscalía de Venezuela no quiso hacer ningún comentario y PDVSA no respondió a varias solicitudes de comentarios.

Los arrestos siguen a una purga que ha visto a más de 80 ejecutivos en PDVSA y sus proveedores encarcelados por supuesta corrupción mientras el nuevo jefe de la firma estatal, el general de división Manuel Quevedo, ha tratado de imponer su autoridad en el sector, el alma financiera del socialista desenmarañado de Venezuela. gobierno.

Las tensiones entre PDVSA y las compañías petroleras extranjeras han aumentado constantemente desde que Quevedo se hizo cargo en noviembre y nombró a oficiales militares que tenían poca o ninguna experiencia en la industria petrolera para puestos de alto rango.

Las firmas extranjeras han presionado por una mayor participación en las adquisiciones para combatir las ineficiencias y los sobornos, dijeron fuentes de la industria petrolera, pero las disputas sobre los estándares de gobernabilidad han causado retrasos operacionales, aumentando las tensiones sobre la caída de la producción petrolera de Venezuela.

En febrero, el mejorador de Petropiar había sido suspendido temporalmente debido a problemas para programar sus exportaciones, y los ejecutivos de PDVSA estaban preocupados de que pudiera verse obligado a detenerse nuevamente debido a la falta de repuestos, dijo una de las fuentes.

Cuando las piezas importadas del horno no llegaron a tiempo, los ejecutivos de PDVSA culparon a los empleados de Chevron por las demoras, de acuerdo con las dos fuentes familiarizadas con los cargos del borrador.

Los hombres están siendo representados por abogados de Chevron. Los cargos en su contra no se han formalizado y podrían cambiar, dijeron las dos fuentes.

Un portavoz de Chevron se negó a comentar.

Venezuela define la traición como una conspiración con enemigos extranjeros contra el estado y proscribe el castigo de hasta 30 años en prisión. Los acusados ??no tienen derecho a la protección del debido proceso otorgada a los acusados ??de otros delitos, de acuerdo con el estatuto.

Hasta el domingo, los dos hombres estaban detenidos en las oficinas de los servicios de inteligencia en la ciudad costera de Barcelona, ??según las dos fuentes con conocimiento de los cargos del proyecto.

CAPTURADOS EN EL “FUEGO CRUZADO”

Las detenciones ponen de relieve las crecientes dificultades para las empresas petroleras extranjeras en medio de una crisis económica cada vez más profunda en Venezuela, acusaciones de corrupción rampante, una lucha de poder dentro de PDVSA y un gobierno cada vez más autoritario.

Reuters informó a principios de este mes que Maduro le había otorgado poderes adicionales a Quevedo para “crear, anular o modificar” acuerdos que involucraban a la energética estatal PDVSA y sus subsidiarias.

Las firmas petroleras extranjeras, en una reunión en Caracas este mes para analizar cómo abordar los problemas de producción en empresas conjuntas, expresaron su preocupación sobre las adquisiciones y la gobernanza a Quevedo, de acuerdo con documentos vistos por Reuters.

PDVSA tiene una participación mínima del 60 por ciento en empresas conjuntas y ha tardado en compartir el control operativo, a pesar de las renuncias de personal a gran escala en los últimos meses.

Alrededor de 25,000 trabajadores de PDVSA renunciaron entre el inicio de enero de 2017 y el final de enero de 2018, de una mano de obra reportada oficialmente en 146,000, informó Reuters la semana pasada. Las renuncias, incluidos los profesionales de alto nivel que ahora son casi imposibles de reemplazar, solo se han acelerado desde que llegó Quevedo, dijeron a Reuters dos docenas de fuentes de la industria.

Las petroleras major como Chevron y Eni SpA, Total SA y Repsol SA aún operan en Venezuela, hogar de las reservas de petróleo más grandes del mundo. Aunque ningún trabajador extranjero ha sido detenido en la depuración del sector hasta la semana pasada, algunas empresas han retirado anteriormente a los trabajadores expatriados por cuestiones de seguridad.

Muchas familias de trabajadores extranjeros son reacias a permanecer en Venezuela por largos períodos, dijo a Reuters un ejecutivo de una compañía que opera en la Faja del Orinoco.

“Ya no tenemos ninguna garantía de que los expatriados no sean enviados a la cárcel”, dijo el ejecutivo.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !