Testimonios de la diáspora: Me fui porque solo trabajaba para comprar comida

En consulta realizada por Crónica.Uno, algunas personas que se encuentran fuera del país aseguraron que el principal motivo para irse fue la búsqueda de mejores condiciones de vida para sí mismos y para sus parientes. Afirman que el salario ya no bastaba para comer y cubrir todas las necesidades del hogar y la familia.

Por 

La falta de dinero para cubrir la alimentación y todos los gastos del hogar es el principal motivo que tuvieron cuatro venezolanos consultados por Crónica.Uno para abandonar su país en procura de mejores condiciones de vida.

La migración venezolana es el tema del foro de este portal a realizarse del viernes 27 de abril, de 8:30 a. m. a 12:00 m., en la Parroquia Universitaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Aquí testimonios de cuatro personas que dejaron el país en procura de mejores oportunidades para el sustento propio y de sus familiares.

Iván Quintero, profesor de Geografía e Historia, se encuentra desde el 30 de octubre del 2016 en Buenos Aires, Argentina, trabaja en una tienda de perfumes. Decidió partir porque su calidad de vida desmejoraba por la situación económica del país. “Todo se resumía en trabajar para comer y pienso que no se trata solo de eso. Se trata de otras cosas que también te llenan como persona que por supuesto allá está imposible… además de la inseguridad”.

“Sesde mi experiencia no me puedo quejar, gracias a Dios he sentido mucha receptividad de parte de las personas, el sueldo me alcanza para ayudar a mi familia. Mientras no estén dadas las condiciones para tener una buena calidad no pienso regresar”.

A Karelys Marquez, por su parte, no le alcanzaba el sueldo para brindarle alimentación, educación y diversión a sus tres hijos. Asegura que la hiperinflación no le daba tregua, por ello, tomó la dura decisión de dejar a sus tres amores con el padre y sus familiares para irse a Chile. Espera establecerse y regresar a Venezuela a buscarlos.

Otras personas, como Crisfel Palma, han dejado el país por motivos de salud. Para ella y su esposo, Yirwir Camacho, no fue nada fácil tomar la decisión porque su hijo, Cristian, un niño especial con autismo, iba bien en una escuela que le abrió las puertas y brindó todo el apoyo que necesitaba.

Palma afirma que el dinero producto de sus salarios no les alcanzaba para brindarle una adecuada alimentación y los medicamentos que requiere el niño por su condición. Esperan volver a Venezuela.

Siga leyendo en Crónica.Uno

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo