Tareck El Aissami y su relación con el narcotráfico, el lavado de dinero y Hizbolá

Según investigaciones de ABC, el vicepresidente de Venezuela es el hombre encargado de los negocios sucios del gobierno

Un trabajo presentado por ABC Internacional reveló que el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami es el hombre encargado de los negocios sucios del gobierno de Maduro, incluso por encima de Diosdado Cabello.

En la publicación se revela que “El Aissami no solo opera en el narcotráfico y el lavado de dinero, sino que además sigue ocupando un lugar clave en las relaciones con Hizbolá, como desde hace tiempo viene denunciando Estados Unidos”.

Según fuentes de ABC, este negocio es de tradición familiar, de hecho su hermano Feras El Aissami “es la parte oculta en la estructura de negocios de Tareck, se encarga de ejecutar en su nombre muchas de las operaciones, desde las finanzas familiares hasta los negocios de sobornos y el ingreso en Venezuela de residentes de países árabes”.

Otra figura clave en el negocio es su primo Husam el Aissami, lleva años encargado de la Embajada de Venezuela en Jordania y estaría “involucrado en el reparto de visados y pasaportes a personas vinculadas a Hizbolá y presuntamente se ocupa del traslado de fondos hacia Siria y Líbano”. Otros familiares inmiscuidos en el asunto son Fady, Husam y Haifa Al Aissami.

-LAVADO DE DINERO-

En cuanto al método para el lavado de dinero, explica ABC que la red adquiere productos que llegan a Panamá procedentes de China. De Panamá la mercancía es llevada a Puerto Cabello, en Venezuela, donde operan agentes de aduanas y empresas locales con vinculación con la familia El Aissami.

Las mercancías entran entonces en un mecanismo de reventa entre las empresas del grupo El Aissami. La estructura corporativa está compuesta por 38 empresas, entre las que hay entidades financieras, constructoras e intermediarias en el negocio petrolero; también cuenta con al menos 18 propiedades en el exterior.

Las empresas están organizadas sustancialmente en dos subgrupos. Así, los productos entran en un proceso de compra-venta entre Distribuidora Vensir y Almacén Unión (subgrupo A), o entre estas y La Bomba o Corporación del Dragón 2012 (subgrupo B).

“Con ello, se genera un circuito cerrado de autocompra de mercancía que permite fijar el precio en las operaciones de compra y venta, incluso maquillar a conveniencia los números, en la mayoría de los casos sobrefacturando, para así poder realizar mediante este método el blanqueo de capitales”, afirman las fuentes consultadas. “También hay en ocasiones compra-venta de stocks a veces inexistentes, dando inicio al ingreso de activos ajenos a la actividad económica. Eso se complementa con la entrada en juego de instituciones financieras intermedias, como Equitas Casa de Bolsa, que es propiedad del grupo El Aissami”, añaden.

-NARCOTRÁFICO-

El negocio con la droga tiene ya varios años, incluso se le ha relacionado a la familia El Aissami con el narcotraficante Walid Makled, quien habría sido arrinconado por los propios chavistas.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo