Susana Raffalli: El 2018 ha sido una catástrofe en materia alimentaria

Noticias
Comparte esta noticia en:

Para Susana Raffalli, nutricionista y asesora del programa de supervivencia infantil de la Organización Caritas Venezuela, el año 2018 ha sido una “catástrofe” en materia alimentaria, por la oferta de alimentos y la capacidad de los venezolanos de tener acceso físico y económico al alimento “no es que esté mucho peor de lo que viene en los últimos 2 o 3 años, pero la entrada de remesas ha compensado un poquito eso, pero lo que viene en avanzada es la desnutrición, porque se profundizó la crisis de salud, tenemos un avance desmedido de enfermedades infecciosas”, a su juicio, por la restricción del acceso a agua “segura”.

Zuhé Rodríguez / FedeCamaraRadio

La especialista en seguridad alimentaria aplaudió la llegada al país toneladas de alimentos terapéuticos listos para el consumo por UNICEF “finalmente se ha reconocido por mecanismos de cooperación y el estado que hay un gran numero de personas con necesidad de ayuda humanitaria (…) son millones de dólares y euros y es posible usar ayuda humanitaria en Venezuela”, de igual manera, le hizo un llamado al Gobierno Nacional aprovechar los 2 años de ayuda, de lo contrario, se cerrarán las puertas de la cooperación humanitaria.

De igual forma señaló que, se necesitan 6 semanas para recuperar a un niño con desnutrición severa con complicaciones clínicas menores “hay que estabilizarlo y luego comienza a ingerir alimentos”.

Raffalli aseguró que, los índices de desnutrición se pudiera rectificar con una decisión de carácter administrativo y con políticas públicas “en el 2010 empezamos a descender hacia el fondo en materia de nutrición, llegamos a un estado de bienestar con medidas endebles”.

Expresó su preocupación por el control del sector cárnico en el país “con la estatización en cambio de mejorar oferta y garantizar producto lo que generó fue escasez (…) en teoría el ganado debe pasar por mataderos pero con las medidas del gobierno es grave la situación, hay riesgo en materia sanitaria”. Las familias venezolanas consumían hasta hace algunos meses 9 tipos posibles de alimentos, hoy en día se redujo a 4 “la gente básicamente está comiendo un tubérculo, una proteína barata, maíz y aceite, es un patrón alimentario muy bajo y así no puede sobrevivir ninguna sociedad”.

Raffalli informó que, la nutrición se fundamenta en 3 pilares: La alimentación; el agua y estado de salud y el cuidado de las personas “lo que hemos visto en la profundización de los casos muy severos de desnutrición y en el aumento de las muertes por desnutrición es que la migración erosionó el tejido familiar que hace posible que una persona vulnerable y situación de dependencia dentro de una familia pueda ser cuidada”, indicó que, se ha llegado a esta situación por desgaste, acumulación de privaciones y administración del país que ha conducido que los alimentos sean más escasos y que no hayan servicios sanitarios apropiados.

La especialista fue distinguida con el premio Franco-Alemán de Derechos Humanos y Estado de Derecho e indicó sentirse alagada y comprometida por seguir luchando por Venezuela.

 

Deja tu Comentario

Comentarios