loading…


¡SIN CENSURA! Umberto Petricca Zugaro, envidia de capos, sicarios y millonarios en Venezuela [PRUEBAS]

Umberto Petricca Zugaro

Umberto Petricca proviene del sur de Italia. Su título de economista es de incierta procedencia, al ser emitido por la Universidad Santa María, de la que es dueño, comprada a la familia Fuenmayor y a Blanca Ibáñez. Es uno de los pocos empresarios en Venezuela que ha llegado a firmar sus cheques con tinta roja. Conoció a su esposa Albertina cuando esta era adolescente y vendía pasta seca en una carretera oriental. Junto a su cuñado fundó Constructora PEDECA, al cual luego le compra la totalidad de las acciones. Petricca levantó su fortuna como socio del “Zar de Guayana” Leopoldo Sucre Figarella. Siempre estuvo muy vinculado al partido Acción Democrática. Además de la USM, también es accionista de la Universidad Metropolitana. Umberto Petricca fue propietario en Venezuela de las principales franquicias de comida rápida e intercambio de películas, entre otras. Petricca fue de los empresarios beneficiados con concesiones y propiedades asignadas por la empresa paramunicipal de Lechería CAZTOR, como los campos de golf. Sus allegados describen la existencia de una segunda familia, que mantiene en privado, donde almuerza y hace su siesta diariamente y que de la relación con Albertina, su esposa, desde hace muchos solo quedan las meras formas sociales. Es propietario de varias emisoras de radio AM que le fueron incautadas al difunto Orlando Castro y luego rematadas en subasta. Perteneció al grupo de empresarios que aportaron a la candidatura de Hugo Chávez.

Siempre por lo grande

Años atrás se celebró en Florida la fastuosa boda de la segunda hija procreada por el empresario Umberto Petricca y su esposa Albertina. La celebración se llevó a cabo en el espectacular hotel Ritz-Carlton de Key Biscayne (Vea aquí fotos del hotel).

Para trasladar a los ilustres invitados habrían sido fletados varios aviones especialmente para la ocasión, en una muestra de glamour y ostentación. Los asistentes habrían sido alojados en suites cuyo precio promedio por noche es de alrededor de 1800 dólares, además de los correspondientes viáticos. La velada habría sido animada por Gilberto Santarosa y su orquesta, quien habría cobrado 200 mil dólares, más el costo de los músicos, traslados y viáticos. El evento social fue comparado en lujos y costos con la boda del empresario Wilmer Ruperti

Hijo involucrado en doble homicidio dirigió equipo “Marinos”

Después de haber tenido un destacado mecenas como Domingo Cirigliano, el equipo de baloncesto profesional “Marinos de Anzoátegui” ha caído en manos de cuestionables personajes. Primero fue dirigido por el banquero prófugo de la justicia José Zambrano y por pocos días fue designado como Presidente el joven y controversial empresario Gustavo Petricca, el mismo que tiempo atrás asesinó en Lechería (Anzoátegui) a dos individuos, impunemente y en muy extrañas circunstancias.

El caso quedó impune haciendo ver como víctimas a los supuestos victimarios. Para entonces Petricca alegó que lo querían secuestrar, mediante lo cual las autoridades policiales y judiciales justificaron los asesinatos.

Gustavo Petricca, hijo del acaudalado empresario Umberto Petricca, logró que la Policía Municipal de Lechería, el CICPC y la justicia lo absolviera de toda culpa. Luego dirigió por breve tiempo una empresa que legalmente debería pasar a manos del Estado venezolano, ya que formo parte del patrimonio de José Zambrano, propietario del intervenido Banorte.

En conflicto con la Ley de Bancos

Con la aplicación de la normativa que le impide a los dueños y accionistas de bancos ser propietarios de medios de comunicación, se le complicó el panorama al empresario Umberto Petricca, entonces propietario de varias estaciones radiales y del diario El Norte de Barcelona, cuya línea editorial simpatizaba con el gobierno del estado Anzoátegui de turno. Igualmente, Petricca era socio de varias estaciones televisivas regionales. Entre estos figuraría el nombre del abogado Carlos Ricardo Patiño y de algunos de los hijos de Petricca, de quien se dice tenía acciones en Del Sur, Banco Fondo Común y Banco Exterior, entre otros.

En contraposición, otra tesis indica que los dueños de bancos y a su vez de medios de comunicación, no estarían obligados a renunciar a sus acciones, siempre y cuando dichas participaciones fueran adquiridas antes de la promulgación de la Ley de Bancos, apoyándose en el carácter no retroactivo de la misma. Al menos este sería el argumento utilizado en su defensa por los asesores legales de algunos banqueros.

Empresas en paraísos fiscales y en España

 

 

 

 

 

 

 

 

Los presuntos ‘bonos falsos’ de Banesco

Desde el comienzo del gobierno de Hugo Chávez se escuchaba en el ámbito bancario que el magnate Umberto Petricca había solicitado préstamos millonarios a Banesco para desarrollar autopistas otorgadas en concesión a su empresa PEDECA y a cambio, con el guiño de Juan Carlos Escotet, había consignado como garantía unos bonos presuntamente falsos (clonados) de la deuda externa venezolana que reposaban en la bóveda principal del conocido banco.

20 años después los bonos tal parece estarían en circulación gracias a una organización delictiva que operaría dentro del Banco Central de Venezuela.

Pero no por primera vez Escotet se ve mezclado con una situación de esta naturaleza. Se escucha hablar de un gran secreto en relación a unos bonos desaparecidos del extinto Banco Unión.

Desde el año 2006 y hasta el 2015 Escotet y Banesco operaban con bonos venezolanos en Europa, utilizando cuentas en el HSBC.

PEDECA

Con el visto bueno del poder central fue expropiada una planta de asfalto de la controversial empresa constructora PEDECA en el estado Aragua. Ello provocó entonces comentarios sobre la posible ejecución de nuevas expropiaciones de plantas de asfalto y concreto pertenecientes al precitado grupo empresarial, propiedad del magnate Umberto Petricca, dueño además de la Universidad Santa María, periódicos, televisoras regionales, estaciones de radio, bancos, cadenas de comida rápida, etc. De Umberto hay quienes apuntan que mantendría algunos contactos en las alturas del poder nacional venezolano, mientras que de su hijo Gustavo Petricca se tejen varias historias de sus nexos con poderosos. Años atrás Gustavo protagonizó un engorroso incidente en el que dio muerte a dos jóvenes, a lo que alegó habría sido su respuesta a un presunto intento de secuestro. Para fortuna de Petricca y gracias precisamente a esos poderosos, éste no pagó ningún tipo de condena por el sangriento hecho.

Lamaletto, el compadre

Diversas razones hicieron que el empresario Camilo Lamaletto fuera bien conocido en toda Venezuela, como ser propietario de la célebre Balgres. Fue el primero en comprar un espectacular y moderno helicóptero estilo “Lobo del Aire”. Fue víctima de una extorsión por parte de un diputado copeyano. Años atrás una represa en su hacienda en el estado Guárico generó graves consecuencias en áreas circunvecinas. Desde hace cierto tiempo Lamaletto se dedica al negocio de la recolección de desechos sólidos, como lo hacía en el municipio Carrizal del estado Miranda, en donde luego el alcalde le rescindió el contrato, debido a que la empresa Vedesolca, propiedad del empresario, no cumplía con las labores para las que había sido contratada. Adicionalmente, nunca habría pagado ni declarado el Impuesto Sobre La Renta (ISRL). Los padres de Lamaletto provienen de Abruzzo, Italia, una localidad ubicada muy cerca de Roma. Llegaron a Venezuela huyendo de la Segunda Guerra Mundial. Inmediatamente se dedicaron al negocio de importación de baldosas y piezas sanitarias. Los padres decidieron invertir en Italia en el negocio de producción de vino. Son propietarios del viñedo II Feduccio. Camilo Lamaletto fue en su momento amigo cercano de Blanca Ibáñez y Cecilia Matos. Balgrés enfrentó un juicio por no pagarle un préstamo al Banco Exterior, donde su compadre Umberto Petricca habría sido accionista. Lamaletto también ha enfrentado juicios por deudas con el Banco Fondo Común, donde Petricca es accionista, y con el Banco Guayana. También tenía deudas con una conocida marca de tarjetas de crédito. Estuvo a punto de irse a la quiebra y de perder la Torre Balgrés, ubicada en El Rosal, Caracas. El empresario posteriormente tuvo que enfrentar los juicios que adelantaban en su contra la alcaldía de Carrizal y el entonces alcalde José Luis Rodríguez. Hay quienes creen que el empresario contaba con la protección de conocidos parlamentarios. El industrial de origen italiano era dueño de la discoteca Voga Bar, ubicada en Las Mercedes, al Este de Caracas, en sociedad con otro empresario de apellido Guillén. Lamaletto residiría en una lujosa vivienda en Colinas de Bello Monte. Poseería dos helicópteros, uno modelo Bell206 y el otro modelo Bell 222. Previamente habría vivido en una quinta de la urbanización Colinas de Valle Arriba, propiedad de Hiram Gaviria, con quien se enfrentó en una demanda judicial por pretender finalizar el contrato antes de lo previsto en el documento de arrendamiento, una vez que Lamaletto realizó reformas a la vivienda, pese a que estaban prohibidas en el contrato. A Lamaletto aún le quedaría mucho por enfrentar en los tribunales.

Ex-nuera

Apenas se graduó de abogado y con la ayuda de Javier Elichiguerra, estuvo laborando en la fiscalía Alexandra Belandria, nieta del fundador adeco Leonardo Ruiz Pineda, y cuya madre (ahijada de CAP) fue funcionaria diplomática, después de lo cual mantuvo un concubinato con Juan Carlos Petricca, lo que le permitió a Belandria viajar por varios lugares del mundo, incluyendo Egipto. Por eso, los empresarios Albertina y Umberto Petricca desheredaron entonces a su primogénito hijo Juan Carlos, a quien le suspendieron hasta las tarjetas de crédito. Después de terminar con Petricca, Belandria se convirtió en imagen de la oposición durante el paro petrolero. Tiempo después estuvo en Miami en compañía de su nuevo amor Milton, quien no posee la misma herencia de Petricca.

Petricca y el GiroBank de Curazao, algo olía muy mal

A la carrera y sin mayores explicaciones, el empresario Umberto Petricca vendió su participación accionaria en el GiroBank de Curazao, para evitar ser vinculado con supuestas irregularidades en las que estarían envueltos ciertos personajes venezolanos.

El comprador fue un importante grupo norteamericano interesado en la cartera de clientes. Al parecer, la negociación se habría hecho entonces por 200 millones de dólares.

Cosas curiosas en la directiva del Total Bank y el BFC

Con sólo revisar los nombres de los miembros de las juntas directivas de Total Bank y BFC, es fácil verificar algunas cosas interesantes. Por aquello de la fusión entre ambas entidades financieras, los mismos nombres se repiten.

En la cabeza se encuentran los hermanos Gill Ramírez, sempiternos socios paraguayos del empresario Umberto Petricca en diversas instituciones bancarias, negocios y aventuras, como por ejemplo los recordados sucesos de abril de 2002.

El empresario Umberto Petricca aparece en las directivas de los precitados bancos, junto a su no menos polémico hermano Marcos. Al principio del gobierno del Presidente Chávez, Marcos se vio envuelto en un gran escándalo en un estado llanero gobernado entonces por los adecos, donde administraba una lotería.

En las directivas del Total Bank y BFC también aparece el hijo primogénito de Umberto, Juan Carlos Petricca, a quien algunos califican como más responsable para honrar compromisos y un poco más serio que su hermano Gustavo, quien manejó otros negocios familiares de menor valor monetario, como el equipo de baloncesto profesional “Marinos de Anzoátegui”, ahora en otras manos.

En las juntas bancarias resalta el controvertido abogado Carlos Ricardo Patiño, asesor jurídico y “representante comercial” de Umberto Petricca en varios negocios, como por ejemplo estaciones radiales e inversiones en Bolivia. Un hermano de Patiño fue despedido del Grupo UP (propiedad de Petricca) y denunciado ante el CICPC por presuntas irregularidades administrativas dentro de una empresa para la que laboró.

Si en el caso Petricca se aplicara la nueva disposición legal que prohíbe a banqueros ser propietarios de medios en Venezuela, de seguro éste debió escoger entre sus participaciones en bancos y sus acciones en medios de comunicación.

Polémica por caso de peñero

De acuerdo a una fuente que optó por el anonimato, a través de la intermediación de la exfiscal del Ministerio Público Thamara Medina Roa, quedo en libertad un ciudadano brasileño, ejecutivo de la empresa constructora Odebrecht, quien había sido procesado por dar muerte a varias personas en un hecho que se produjo en febrero de 2011 en la bahía de Puerto La Cruz, cuando el mismo impactó con su yate a un peñero, en momentos cuando supuestamente se encontraba bajo los efectos del alcohol y se distrajo hablando por su teléfono celular. Medina Roa sería hermana de dos profesionales del derecho que han fungido como abogados defensores de dirigentes de la oposición y personajes recordados por su participación en los hechos de la Plaza Altamira. Según la fuente, Medina Roa sería muy cercana al empresario Antonio Quintilliani, quien a su vez sería socio en algunos negocios con el también empresario Umberto Petricca y su hijo Gustavo Petricca. Se detalla también que Quintilliani mantendría contacto directo con el ejecutivo preso años atrás. La fuente critica la actuación en el estado Anzoátegui de un fiscal de nombre Rodolfo, de la entonces fiscal XXIII Liliana Omaitre y de su auxiliar el fiscal Joel Diaz, en lo atinente a favorecer al procesado. También explica que supuestamente se desembolsaron altas cantidades de dinero para que presuntos “gestores” consiguieran la imputación del capitán del peñero y la libertad del brasileño.

Faja saqueada

Nelson “El Colorado” Bustamante Abidar fue propietario del Bambuda Bar de Puerto La Cruz, local frecuentado por políticos de diversas corrientes, socio del empresario Gustavo Petricca, hijo éste del magnate Umberto Petricca. Bustamante Abidar y socios han sido contratistas de gobernaciones, alcaldías y Pdvsa. En los bajos fondos algunos comentan sobre otros negocios presuntamente con inversores sospechosos y paquetes de la hermana república. Bustamante es uno de los empresarios contra quienes un tribunal ordenó proceder en Las Villas de Lechería para capturar además al funcionario de Pdvsa Pedro León, solicitado por ilícitos en la industria petrolera, ya que a ambos los uniría una amistad muy estrecha, que llegaría hasta niveles comerciales.

Socio de Víctor Gill

Víctor Gill participó junto a Víctor Vargas (BOD) en el negocio de compra de bonos de las deudas argentina y ecuatoriana. A Gill y a Vargas se les mencionó en el caso de la muerte del fiscal Danilo Anderson. En diciembre de 2009 el dirigente adeco Henry Ramos Allup pidió que se investigara a Antonio Rivero, ex presidente de Citgo, quien había solicitado y no pagado un préstamo de $80 millones a los banqueros Umberto Petricca y Victor Gill (entonces presidente del Consejo Bancario de Venezuela) para una transacción de entre 160 y 180 millones de dólares para la importación desde China, a través de la empresa Exim Brickell, de 3 mil toneladas de leche contaminada con melamina y no apta para el consumo humano. Petricca y Gil eran socios en DIGITEL, Total Bank y Banco Fondo Común.

Otro compadre

El dueño de la Caribbean Internacional University Vittorio De Stefano es todo un personaje. Fue candidato al parlamento italiano y socio del empresario Umberto Petricca. Tuvo una participación accionarial de 10% pero una autoridad mucho mayor en la USM, tanto como la tuvo en el desaparecido canal de televisión CMT y en 2 emisoras radiales. Fue candidato a senador por el partido Acción Democrática. Estuvo asociado con Bernabé Gutiérrez y al famoso comediante ” El Conde del Guacharo”. En algún momento dejó de tener acciones y poder en la USM. De Stefano estuvo muy ligado a la directiva de la quebrada sociedad financiera Creceahorros. En Curazao es muy conocida su faceta empresarial.

Dudas y sospechas sobre actividades de operadores financieros en Venezuela mediante banco curazoleño

En los predios financieros de la ciudad de Caracas se rumoraría con insistencia que el verdadero dueño tras bastidores de la mayoría accionaria del GiroBank de Curazao supuestamente era el conocido empresario Umberto Petricca, en sociedad con el banquero Carlos Gill Ramírez.

Desde hace algún tiempo representantes del banco curazoleño captaban en Caracas a personas interesadas en abrir cuentas en dólares fuera de Venezuela.

Pero una versión cuenta sobre la presunta existencia de personas ligadas al banco, que recibían bolívares para cambiarlos a dólares a un precio no oficial, además de recibir dinero para abrir cuentas en el referido banco sin que los clientes tengan que salir de Venezuela.

Entre los depositantes supuestamente estaban empresarios, compañías petroleras y funcionarios públicos.

Se especula que los comentarios sobre el asunto habrían originado una presunta venta de acciones por parte de ciertos socios.

La denuncia de Allup en el 2009

Desde la sede de Acción Democrática, el Secretario General del partido blanco, Henry Ramos Allup informó en el 2009 sobre nuevas denuncias de presunta corrupción. “Esta es una guerra de intereses políticos y económicos en el seno del propio gobierno”

Ramos Allup afirmó que “aquí todo lo que está pasando lo sabe el Presidente de la República, Hugo Chávez”, dijo.

También celebró que la fiscal General de la República quiera investigar los hechos de corrupción y expresó que “ojalá no la callen, que no la manden a echar para atrás”. Aseguró “señora Luisa Ortega Díaz si usted va por este camino tendrá el respaldo de todo el país”.

Recordó que no se ha investigado el caso de las Casas de Bolsa “escogidos a dedo” y aseguró que eso generó pérdida para la nación y utilidades.

El dirigente reveló que en una reunión del PSUV, el presidente Chávez habría dicho “Jesse tienes que renunciar” a lo que preguntó: ¿Usted (Chávez) sería capaz de renunciar si en alguno de los bancos de Fernández Barrueco apareciera un hermano suyo con un paquete anual mayor a los mil millones de bolívares?

El secretario de Acción Democrática, mencionó una presunta línea de crédito que habría abierto Víctor Gil y Umberto Petricca al ciudadano George Kabul para importar una leche adulterada.

“Le pregunto a Víctor Gil, presidente del Consejo Bancario, ¿usted le dijo esto a Chávez? le habló de esta vagabundearía?”, inquirió.

Ramos Allup, exhortó al Presidente Chávez a denunciar a los funcionarios que “tiene cerquita”. “Presidente tiene cerquita al teniente Morales, pregúntele si tiene alguna sociedad de interés con Alí Uzcategui, prófugo, se fue del país porque le iban a aplicar una medida por los bancos de Fernández Barrueco. Se fue a Curazao. Pregúntele a Barroso, el de Cadivi, pregúntele sobre ellos”, expresó.

Llamó la atención de Chávez para que haga investigaciones patrimoniales a los hermanos Castillo, de quienes denunció, tienen aviones que en costo alcanzan los 75 millones de dólares.

También expresó que no se han investigado las pólizas de seguros “más caras del mundo”, las del Ministerio de Educación vigentes desde la gestión de Aristóbulo Istúriz.

Entre sus denuncias nombró a Pedro Torres Ciliberto por el caso de Seguros La Previsora. “El Presidente de la República sale a celebrar que el Estado le puso la mano a la Previsora. ¿Usted (Chávez) cree que la Previsora es lomito? Por favor, Torres Ciliberto sacó todo de ahí, hasta los cuadros de Cruz Diez, la saqueó”, aseguró.

Aseguró que Torres Ciliberto compró el canódromo de Margarita.” La Previsora recuperó el canódromo. El señor Torres Ciliberto está asegurado, porque él creo un fideicomiso a nombre de un hijo de él en un Banco Suizo”, puntualizó.

Umberto Petricca tiene mucho en común con las novelas de Mario Puzo y sus personajes. Aunque este resumen se queda corto, el objetivo es brindar una precisa visión de este jefe de clan, quien por más de 40 años ha manejado como marionetista los hilos del poder y de la justicia, para indignación de la sociedad venezolana.

TE PUEDE INTERESAR:

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !