Santos activa Convención de Palermo al investigar al régimen de Maduro

Esta es la primera vez que el presidente de Colombia confirma una investigación contra una élite corrupta en Venezuela, y donde estaría involucrado el dictador Nicolás Maduro.

Por primera vez, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos anunció el inicio de una investigación trasnacional contra el régimen de Nicolás Maduro por presuntos delitos de lavado de dinero y corrupción en el marco de la compra y distribución de las cajas subsidiadas de alimentos CLAP. Con esta acción se estaría activando la Convención de Palermo.

La Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada transnacional, mejor conocida como la Convención de Palermo, es la disposición legal para acusar, investigar, juzgar y capturar a Nicolás Maduro y otros individuos que habrían cometido delitos graves contra la vida, la libertad, el Estado, la economía y la humanidad.

La convención establece que la puede activar cualquier país que haya firmado el tratado. Eso significa que cualquiera de los países vecinos que se sienten alarmados por el acelerado deterioro de la situación en Venezuela puede iniciar el proceso.

De acuerdo con el abogado Carlos Ramírez López, el anuncio de Santos genera una gran expectativa porque prácticamente está anunciando una acción de investigación penal contra Nicolás Maduro y personas de su equipo de gobierno.

“Esa investigación alcanza a varios países, esta es una manifestación práctica del protocolo de Palermo, el cual establece que cualquier país puede adelantar una acción de naturaleza penal contra cualquier persona que se corresponda con delincuencia organizada trasnacional, sea presidente o no”, señaló.

“Pareciera que desde Colombia se estaría forjando una actividad multilateral para llevar a Venezuela la ayuda humanitaria, creo sinceramente que está en su fase final una intervención sobre Venezuela”, señaló.

A solo horas de que se efectúe el fraude electoral en Venezuela, a partir del cual Maduro será deslegitimado a nivel internacional, Santos señaló a Colombia y el mundo que las investigaciones han avanzado.

“El régimen de Maduro inventó la figura de los Comites Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) que son usados para distribuir alimentos y mercados a los más pobres por parte de organizaciones adeptas al régimen. A través de ellos explotan la crisis humanitaria, no solo para ejercer un control político y social, sino con fines electorales y para reprimir a la oposición”, señaló el mandatario colombiano.

“Ayer 16 de mayo (…) decomisaron en Cartagena casi 400 toneladas de alimentos no aptos para consumo que iban a ser repartidos por esos comites politicos de control social. Esta es la punta del iceberg de un negocio despreciable que involucra empresas de fachada en Colombia, México y otros países. En el marco de la investigación, que ya lleva tiempo, hay evidencias de posibles delitos de corrupción, lavado de activos, y enriquecimiento ilícito. He solicitado entregar todas las pruebas recolectadas a la Fiscalía General de la Nación para que avance más rapido la investigación en la que tambien están colaborando otros países”, sentenció Santos.

Esta es la primera vez que el presidente de Colombia confirma una investigación contra una élite corrupta en Venezuela, y donde estaría involucrado el dictador Nicolás Maduro.

Ya la fiscal venezolana en el exilio, Luisa Ortega Díaz, había anunciado que tenía pruebas que involucran, no solo a Maduro, sino a otros funcionarios del país suramericano que estarían vinculados a una red de corrupción internacional.

¿Orden de captura contra Maduro?

Mariano De Alba, abogado experto en derecho internacional explicó a PanAm Post que mientras Maduro sea mandatario tendrá inmunida. Sin embargo señaló que nada impide que un Tribunal colombiano emita una orden de captura, aunque considera “muy difícil que se llegue a ejecutar”.

“Mientras Maduro sea Jefe de Estado tiene inmunidad diplomática, quien puede librar una orden de captura en su contra es la Corte Penal Internacional que ya está adelantando una investigación preliminar sobre Venezuela, pero que tardará aún más tiempo”, señaló.

“Colombia ha dicho que no va a reconocer la elección, pero estrictamente hablando, el período de Nicolás Maduro termina en enero del 2019, por ende, hasta que no se llegue a esa fecha Maduro seguirá siendo presidente legítimo. Iincluso si muchos gobiernos no lo reconocen eso no cambia nada, porque mientras Maduro no viaje, va a ser muy difícil que lo apresen”, explicó.

De Alba agregó que el enfoque de los países debe ser tratar de desarticular las redes ilegales con las que estaría vinculado el régimen de Venezuela.

“El problema no es solamente Nicolás Maduro, sino la red que hay detrás del caso. Para que esa red de las cajas CLAP funcionen e ingresen a Venezuela, tiene que haber actores tanto en Colombia y México, y lo que tienen que hacer esos gobiernos es ir detrás de esas personas, el enfoque es tratar de quebrar las redes ilegales que tienen vinculación con Venezuela”, señaló.

El negocio detrás de los CLAP

Nicolás Maduro, sería propietario de una controvertida empresa vinculada a la venta de alimentos subsidiados CLAP.

Entre las empresas elegidas por el gobierno de Maduro para importar alimentos desde México destaca Postar Intertrade Limited, cuyo dueño es Samark López Bello, testaferro del vicepresidente de Venezuela -Tareck  El Aissami-, acusado por Estados Unidos de estar vinculado con el narcotráfico y el terrorismo.

Pero otra de las empresas vinculadas, y que vendería con sobreprecio a los pobres, es Group Grand Limited, compañía que según la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, pertenece a Nicolás Maduro.

Además de la presunta red de lavado de dinero y corrupción, en agosto de 2017, el diario mexicano Excelsior publicó un reportaje en el cual asegura que Nicolás Maduro vende alimentos en Venezuela con sobreprecio de hasta 112 %.

Según el diario mexicano, si se cruza el precio reflejado en las facturas a través del Sistema de Información Arancelaria Vía Internet ,se aprecia que armar la caja de los CLAP en suelo mexicano costó unos 16 dólares, mientras que Group Grand Limited la revendió por 34 dólares.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo