loading…


¡REVELADOR! Mira las fotos y videos del Saime que la narcotiranía no quiere que el mundo vea

Saime

El Saime mantiene desde el mes de julio una campaña publicitaria llamada Hablan los usuarios. En ella, varias personalidades públicas elogian la eficiencia de la gestión. Cuatro personas, de las que duermen frente a la institución para poder hacer su trámite, le contaron su historia a El Pitazo.

Octubre 6, 2018

Por: Ivanna Laura Ordóñez

Las colas para tramitar el pasaporte comienzan dos días antes. La primera cola se hace desde la madrugada, y es solo para que al solicitante le sea estampado un número con marcador sobre el brazo. De eso se encarga un funcionario del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime). El número es de tres dígitos y se comienza a distribuir a partir de las ocho de la mañana. Esta es la garantía para que las personas sean atendidas, pero al día siguiente.

Desde la mañana y hasta el final de la tarde, a la sede del Saime en Plaza Caracas la rodean al menos seis colas. Si se trata del pasaporte, hay una fila para anotarse en la lista del próximo día; otra para quienes serán atendidos ese mismo día, y otra para los que van a retirar el documento. Las otras tres colas son para la cédula, los datos filiatorios  y la de atención general al ciudadano.

Cada quien tiene un motivo para estar allí: la página web del Saime no abre, su pasaporte quedó estancado en el paso de aprobación de huellas dactiloscópicas o la prórroga de vigencia por dos años más aún no ha sido emitida, entre otros casos.

Todos pasan la noche allí, en compañía de las torres del Centro Simón Bolívar y el teatro Municipal. La plaza Miranda les sirve de dormitorio , y al amanecer, con los primeros rayos del sol, se acomodan uno detrás de otro a las puertas del Saime para tratar de hacer su trámite.

El pasado jueves 13 de septiembre, unos periodistas de El Pitazo madrugaron con los usuarios y tomaron sus testimonios. Muchos de ellos vinieron del interior a realizar sus trámites porque en las oficinas regionales del Saime no les dieron respuestas. Su identidad está preservada en este reportaje para evitarles inconvenientes en la realización de sus gestiones.

.

Ellos te atienden bien, pero no te solucionan”

El hijo de María Virginia tiene año y medio en Chile. Allá le otorgaron la visa de residencia temporal. Él realizó la petición antes de perder su pasaporte el pasado 9 de marzo de 2018, y ahora no tiene dónde estampar la autorización chilena.

Por eso a María Virginia le tocó llegar a las tres de la mañana al Saime, aunque desde marzo está en este mismo trámite. Contó que en una oportunidad pudo ingresar a la oficina y los funcionarios la atendieron con amabilidad; sin embargo, sigue a la espera de una respuesta. “El trato es bueno, pero ellos no resuelven”, afirma.

Te ponen mil peros

Andreína salió del país con la tarjeta andina migratoria, que es el documento de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) que permite transitar libremente entre los países miembros. Regresó al país decidida a concluir el papeleo que había iniciado en 2016. Mientras estuvo afuera, sus familiares intentaron avanzar en el trámite “pero les pusieron mil peros”.

Ese jueves llegó a las 4 de la mañana. Espera obtener su pasaporte. Tener que madrugar de tal modo le parece injusto, tanto para ella como para todos los venezolanos que amanecieron en el lugar esperando ser atendidos. “Ahorita a una muchacha le negaron su pasaporte porque no tenía la huella, pero ella tenía que viajar y no podía. Entonces lloró y se arrodilló, todo delante de los guardias”, apuntó Andreína.

Esto es una pesadilla, de verdad que sí

Viviana llegó de Maracaibo para hacer el trámite de los pasaportes de sus dos hijas, una de 14 años y otra de 1 año. El viaje de las tres hasta Caracas fue de 16 horas. Agradeció que en el terminal había punto de venta para pagar los pasajes, porque en el Zulia el dinero efectivo sigue siendo escaso.

Al salir de la cola, donde le colocaron el número 260 en el brazo derecho, Viviana contó que comenzó el trámite de pasaporte de su hija menor desde enero y actualmente está en el paso “aprobación de huellas dactiloscópicas”. El de su hija mayor, que es para  prórroga, lo solicitó hace dos meses. Tampoco ha salido.

Con la bebé en brazos, Viviana espera que le entreguen los dos pasaportes para poder reunirse con su esposo, quien se encuentra en Chile desde diciembre. Para ella y su familia emigrar significa encontrar “un poquito de calidad de vida”.

Vine otra vez a hacer la cola de noche

En pocos días, Zair representará a Venezuela en un concurso de belleza en Ecuador, pero aún no tiene pasaporte para poder viajar. La gestión la comenzó hace un mes. La primera vez que vino tuvo que hacer la cola de noche. En esa ocasión la atendieron y le explicaron que debía esperar 15 días. A pesar de eso, su pasaporte aún aparece en “aprobación de huellas”.

Zair no ha podido viajar y volvió a hacer la cola en la madrugada de aquel jueves. A ella le tocó viajar desde el estado Carabobo, donde reside. Agradeció a la vida que su padre vive cerca del Saime de la Baralt, porque ese detalle le facilita las cosas.

En su opinión, el trato de los empleados del Saime es terrible. “Yo entré y mientras te están atendiendo están hablando de otros asuntos. Tienes toda la noche, todo el día aquí, y en vez de estar pendiente de lo que están haciendo, están hablando de temas personales”, dijo.

La campaña Hablan los usuarios

La experiencia de dormir y amanecer a las afueras de la sede principal del organismo para obtener el pasaporte no es para todos. El pasado 20 de julio apareció en el canal de Youtube del Saime un video de 50 segundos en el que el comediante Luis Ramón Martínez, mejor conocido como “Moncho” Martínez, calificó la gestión como “ágil, profesional, justa y digna”, y añadió que la buena atención que recibió de los trabajadores en la sede de Plaza Caracas fue un gesto que no atribuyó al hecho de que él sea una figura pública.

No había transcurrido un mes cuando, el 14 agosto de 2018, el Saime colgó otro video de la campaña Hablan los usuarios. Esta vez el testimonio fue de Alberto Beto Montenegro, de la agrupación venezolana Rawayana, quien además fue el portavoz de todo su equipo de trabajo ante la cámara del Saime. En el testimonio de apenas 16 segundos, Beto expresó que los “trataron superbién” y que fue “superrápido todo”. El cantante expresó su deseo: “Esperamos que sea así con todos y cada uno de los venezolanos”.

A estas personalidades públicas que realizaron sus trámites con rapidez y dejaron su testimonio ante las cámaras del Saime, se sumaron Bettsimar Díaz, los peloteros Eliézer Alfonso y Alexander Cabrera y la actriz Dora Mazzone. Este último fue el que desató la controversia en las redes sociales.

Las dificultades para obtener el pasaporte se agudizaron con la ola migratoria de venezolanos, quienes cada día intentan gestionar su documento. La Asamblea Nacional aprobó la vigencia del pasaporte venezolano hasta por cinco años más y la comunidad internacional a través de la Declaración de Quito, suscrita el 4 de septiembre, ha pedido que se busquen alternativas para facilitar la emisión de los documentos de identidad.

Para tratar de solucionar el problema, el Saime aprobó a finales de 2017 una prórroga de dos años de vigencia del pasaporte. Sin embargo, la medida no ha logrado disminuir las colas.

Con información de: El Pitazo

.

Ellos te atienden bien, pero no te solucionan”

El hijo de María Virginia tiene año y medio en Chile. Allá le otorgaron la visa de residencia temporal. Él realizó la petición antes de perder su pasaporte el pasado 9 de marzo de 2018, y ahora no tiene dónde estampar la autorización chilena.

Por eso a María Virginia le tocó llegar a las tres de la mañana al Saime, aunque desde marzo está en este mismo trámite. Contó que en una oportunidad pudo ingresar a la oficina y los funcionarios la atendieron con amabilidad; sin embargo, sigue a la espera de una respuesta. “El trato es bueno, pero ellos no resuelven”, afirma.

Te ponen mil peros

Andreína salió del país con la tarjeta andina migratoria, que es el documento de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) que permite transitar libremente entre los países miembros. Regresó al país decidida a concluir el papeleo que había iniciado en 2016. Mientras estuvo afuera, sus familiares intentaron avanzar en el trámite “pero les pusieron mil peros”.

Ese jueves llegó a las 4 de la mañana. Espera obtener su pasaporte. Tener que madrugar de tal modo le parece injusto, tanto para ella como para todos los venezolanos que amanecieron en el lugar esperando ser atendidos. “Ahorita a una muchacha le negaron su pasaporte porque no tenía la huella, pero ella tenía que viajar y no podía. Entonces lloró y se arrodilló, todo delante de los guardias”, apuntó Andreína.

Esto es una pesadilla, de verdad que sí

Viviana llegó de Maracaibo para hacer el trámite de los pasaportes de sus dos hijas, una de 14 años y otra de 1 año. El viaje de las tres hasta Caracas fue de 16 horas. Agradeció que en el terminal había punto de venta para pagar los pasajes, porque en el Zulia el dinero efectivo sigue siendo escaso.

Al salir de la cola, donde le colocaron el número 260 en el brazo derecho, Viviana contó que comenzó el trámite de pasaporte de su hija menor desde enero y actualmente está en el paso “aprobación de huellas dactiloscópicas”. El de su hija mayor, que es para  prórroga, lo solicitó hace dos meses. Tampoco ha salido.

Con la bebé en brazos, Viviana espera que le entreguen los dos pasaportes para poder reunirse con su esposo, quien se encuentra en Chile desde diciembre. Para ella y su familia emigrar significa encontrar “un poquito de calidad de vida”.

Vine otra vez a hacer la cola de noche

En pocos días, Zair representará a Venezuela en un concurso de belleza en Ecuador, pero aún no tiene pasaporte para poder viajar. La gestión la comenzó hace un mes. La primera vez que vino tuvo que hacer la cola de noche. En esa ocasión la atendieron y le explicaron que debía esperar 15 días. A pesar de eso, su pasaporte aún aparece en “aprobación de huellas”.

Zair no ha podido viajar y volvió a hacer la cola en la madrugada de aquel jueves. A ella le tocó viajar desde el estado Carabobo, donde reside. Agradeció a la vida que su padre vive cerca del Saime de la Baralt, porque ese detalle le facilita las cosas.

En su opinión, el trato de los empleados del Saime es terrible. “Yo entré y mientras te están atendiendo están hablando de otros asuntos. Tienes toda la noche, todo el día aquí, y en vez de estar pendiente de lo que están haciendo, están hablando de temas personales”, dijo.

La campaña Hablan los usuarios

La experiencia de dormir y amanecer a las afueras de la sede principal del organismo para obtener el pasaporte no es para todos. El pasado 20 de julio apareció en el canal de Youtube del Saime un video de 50 segundos en el que el comediante Luis Ramón Martínez, mejor conocido como “Moncho” Martínez, calificó la gestión como “ágil, profesional, justa y digna”, y añadió que la buena atención que recibió de los trabajadores en la sede de Plaza Caracas fue un gesto que no atribuyó al hecho de que él sea una figura pública.

No había transcurrido un mes cuando, el 14 agosto de 2018, el Saime colgó otro video de la campaña Hablan los usuarios. Esta vez el testimonio fue de Alberto Beto Montenegro, de la agrupación venezolana Rawayana, quien además fue el portavoz de todo su equipo de trabajo ante la cámara del Saime. En el testimonio de apenas 16 segundos, Beto expresó que los “trataron superbién” y que fue “superrápido todo”. El cantante expresó su deseo: “Esperamos que sea así con todos y cada uno de los venezolanos”.

A estas personalidades públicas que realizaron sus trámites con rapidez y dejaron su testimonio ante las cámaras del Saime, se sumaron Bettsimar Díaz, los peloteros Eliézer Alfonso y Alexander Cabrera y la actriz Dora Mazzone. Este último fue el que desató la controversia en las redes sociales.

Las dificultades para obtener el pasaporte se agudizaron con la ola migratoria de venezolanos, quienes cada día intentan gestionar su documento. La Asamblea Nacional aprobó la vigencia del pasaporte venezolano hasta por cinco años más y la comunidad internacional a través de la Declaración de Quito, suscrita el 4 de septiembre, ha pedido que se busquen alternativas para facilitar la emisión de los documentos de identidad.

Para tratar de solucionar el problema, el Saime aprobó a finales de 2017 una prórroga de dos años de vigencia del pasaporte. Sin embargo, la medida no ha logrado disminuir las colas.

Con información de: El Pitazo

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !