Richard Cammarano Jaimes narcotraficante en Libertad busca rescatar dinero robado en Andorra

Solicitado por los tribunales por narcotráfico. Capturado el 23 de mayo de 2015 en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, en el momento que se disponía a abordar un avión de la aerolínea TAP Portugal.

Según el portal web, Runrun.es, Jaimes estaba en compañía de la magistrada jubilada Miriam Morandy y de su asistente, Tibisay Pacheco en el momento de la detención. En una decisión del TSJ fechada del 21 de marzo de 2012, la Fiscalía había dictado orden de aprehensión en su contra por “Tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas”. Jaimes está señalado por haber tenido en 2010, 1200 kilos de cocaína en su casa en la urbanización Prados del Este, en Caracas; y por haber incautado otros 478 kilos en un barco que cargaba material ferroso de Ferrominera, empresa filial de la CVG, en 2011. Como resultado de estas investigaciones, a su hermano Juan José Cammarano le fue allanada su camioneta Grand Cherokee, placa SBG55Z. Su abogada solicitó más tarde, sin éxito, la devolución del vehículo.

Sin embargo, estas no son los únicos señalamientos en contra de Richard Cammarano Jaimes. En un reportaje del Consorcio Iberoamericano de Periodistas de Investigación (CIPI) acerca de la investigación de lavado de dinero en Andorra por funcionarios venezolanos, se menciona que Jaimes fue uno de los nombres que la fiscal venezolana Yemina Carolina Marcano envió a la jueza andorrana, María Ángels Moreno Aguirre, en un expediente donde solicitaba su apoyo en materia penal. En la solicitud figuraba también el nombre de Gabriel Gil Yánez, uno de los principales involucrados en el caso.

El 27 de mayo, el periodista Jesús Alberto Yajure publicó en Runrun.es una entrevista con la hija de crianza del detenido, Betsy Irene Esusy Araujo, quien afirma que Cammarano es víctima de funcionarios del Cicpc que intentaron extorsionarlo. Responsabiliza directamente al comisario Roger Antonio Graterol. ex director de la División contra Robos de ese organismo, quien huyó del país tras verse involucrado en la muerte a tiros de cinco miembros del Colectivo 5 de Marzo, lo que ocurrió en octubre de 2014 en el edificio Manfredir de Quinta Crespo. La entrevistada contó: “Mi papá tenía la única fábrica de vidrios blindados en Venezuela. Se llama Blindadora Walash. Por ese entonces era muy reconocido, hacía negocios con CADIVI e importaba aparatos electrónicos. Incluso le blindó un carro a Miriam Morandy. Y bueno, por ser conocido querían quitarle dinero. Graterol quiso extorsionar a mi papá, pero él no se dejó, porque no tenía nada que temer. Roger Graterol le dijo a mi papá que lo iba a meter en un peo sin ser culpable y que le iban a quitar hasta los hijos. Palabra de él”. Antes la joven dijo que Cammarano llegó desde Portugal en abril para intentar resolver “el problema” con la justicia venezolana y “presentar todas las pruebas certificadas” que supuestamente demuestran su inocencia. Sobre la relación con Morandy, la joven señaló que es amiga de la familia desde 2010 y viajaría a Lisboa para ayudar a una amiga mutua que tiene a su esposo en estado crítico de salud.

Actualmente, Richard Cammarano Jaimes se encuentra en libertad y está buscando la manera en recuperar el dinero robado que tiene Andorra, autoridades internacionales le siguen la pista a esta rata narcochavista.