loading…


Revelan nuevos detalles sobre la vida de la diseñadora venezolana que asesinaron en Cúcuta

Nuevos detalles sobre la vida de la diseñadora de modas Jennifer Ramírez Rivero fueron revelados por sus familiares, los cuales  buscan guiar a las autoridades para el esclarecimiento de este escalofriante asesinato, al cual sobrevivió su hijo de apenas dos años de edad, según lo reseñado por La Opinión de Cúcuta.

En la funeraria Nuestra Señora del Carmen, en el sector de Corral de Piedra, se congregaron este domingo en la mañana los familiares, amigos y conocidos de la empresaria, nacida en el estado Táchira en Venezuela, pero hija de  padres colombianos (separados) lo cual le otorgaba la doble nacionalidad.

Su padre, un médico general, viajó desde Bucaramanga donde trabaja en la cárcel, acompañado con dos de sus hijos, para ponerse al frente de la entrega del cadáver. Mientras tanto, la madre, procedente de San Cristóbal, llegó apurada para darle el último adiós a su única hija.

“En estos momentos, todo el mundo es sospechoso”, sentenció la mamá al referirse a quién sería el asesino de su hija y sobre los móviles del hecho, que habría ocurrido el 20 de agosto, pero que fue conocido hasta el pasado viernes cuando un fuerte olor delató el crimen, perpetrado en la sala del apartamento 305 de un edificio ubicado en pleno centro de Cúcuta.

Ramírez Rivero era propietaria de las marcas de ropa y accesorios Mac River y Jen River. En San Cristóbal, llegó a tener tres almacenes en Santa Teresa, Barrio Obrero y Pueblo Nuevo. En 2000, participó en el reinado de las ferias de San Sebastián y era modelo de su propia marca.

Una de las mejores amigas de Jennifer, que viajó desde Italia a su funeral, aseguró que los tres locales fueron cerrados por la difícil situación económica que afronta el vecino país.

Por ello, la mujer vendió hasta un vehículo y decidió buscar mejores oportunidades en la capital nortesantandereana.

Para leer más, ingresa AQUÍ. 

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !