Revelan el “modus operandi” del contrabando gasolinero en la frontera

Venezuela es el país petrolero con las mayores reservas de crudo en el mundo, sin embargo, por las malas políticas del estado se encuentra en una crisis en las que sus ciudadanos deben hacer horas de fila para llenar el tanque de su automóvil, sin embargo esta situación se intensifica por el contrabando.

Este último es el pan de cada día en un país sumido en la corrupción, en donde los militares son principales responsables del funcionamiento del contrabando de gasolina en la frontera con Colombia, principalmente la de Táchira donde la periodista Sebastiana Barraéz, hizo una investigación y descubrió el modus operandi de estos “bachaqueros del combustible”.

Foto cortesía Diario El Panorama

Según la información publicada por la comunicadora los peatones cruzan los puentes durante el día, pero en horas de la noche está prohibido el paso, es allí donde aprovechan los funcionarios de la FAN para dejar pasar gandólas cargas de combustible venezolano hacia Colombia, y ya para la mañana vienen de regreso a recargar y al siguiente día iniciar nuevamente el viaje, en el que ganan mucho dinero.

A eso hay que sumarle la cantidad de pimpineros que pasan gasolina venezolana , en recipientes de plástico, para el vecino país, a través de cientos de trochas a todo lo largo de la frontera, que se pueden pasar en automóviles de doble tracción y embarcaciones como chalanas o canoas.

Debido a la escasez en el país, los pimpineros, pueden llegar a ganar entre 20mil y 70 mil bolívares por litro de gasolina, en un viaje que pueden realizar con pocos recursos, siempre siendo “panas” de los guardias.

A continuación el texto íntegro: 

Es el producto más importante de la industria del contrabando que maneja guerrilla y paramilitares en la frontera. Ocurre con ayuda de funcionarios militares de Venezuela y Colombia. Ahí está amalgamada la hermandad fronteriza. Aunque la frontera está cerrada, teóricamente hablando, no sucede así en los hechos.

Los peatones cruzan los puentes durante el día, pero en horas de la noche está prohibido el paso. Cuando apenas está amaneciendo las gandolas de combustible venezolanas vienen de regreso desde Colombia. Y las gandolas colombianas se están regresando a su país. Eso pasa en el puente que de Ureña (Táchira) comunica con el vecino país. Sucede frente a los militares venezolanos y colombianos.

A eso hay que sumarle la cantidad de pimpineros que pasan nuestra gasolina, en recipientes de plástico, para el vecino país, a través de cientos de trochas a todo lo largo de la frontera. Y agregue a quienes trasladan en volteos, camionetas de doble tracción o embarcaciones tipo canoas o chalanas, la gasolina en bidones.

En las estaciones internacionales o SAFE, los gasolineros cargan combustible varias veces al día. Si usted va hasta Guarumito (en la vía que de Táchira lleva al Zulia) verá la larga caravana de gasolineros. Pagan Bs. 110 mil por 20 litros de nuestra gasolina. Lo extraño es que pasan previamente por seis alcabalas.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo