Revelan empresas de maletin de los hijos de Bernard Mommer

Casos de Corrupción
Comparte esta noticia en:

En Venezuela obtuvo la ciudadanía y logró ser profesor de la Universidad Central de Venezuela, de la Universidad de los Andes y hasta del IESA, valiéndose del copeyano Asdrúbal Baptista, que hizo que PDVSA lo contratara en proyectos millonarios para calcular la renta petrolera

Por Diana Matheus

Bernard Mommer,el ideólogo de la destrucción de PDVSA, llegó a Venezuela junto a su esposa Dorotea Melcher, perseguidos por la policía alemana, luego de participar en actos de terrorismo a finales de los años 70. Su amistad con el Comandante Fausto (Alí Rodríguez Araque) viene desde aquel entonces. Fue miembro de la Dirección Ideológica del PRV, de Douglas Bravo. Plagió la obra de varios historiadores de la ULA, de donde proviene su fama de historiador experto en petróleo.

A pesar de su militancia con grupos terroristas, en Venezuela obtuvo la ciudadanía y logró ser profesor de la Universidad Central de Venezuela, de la Universidad de los Andes y hasta del IESA, valiéndose del copeyano Asdrúbal Baptista, que hizo que PDVSA lo contratara en proyectos millonarios para calcular la renta petrolera.

Mommer es el asesor petrolero de la Revolución Bolivariana, y el Tutor del Comandante Fausto. Lo que Fausto sabe de petróleo se lo enseñó Mommer y Mommer es matemático…

En 1999, Mommer estuvo en el Ministerio de Energía y Minas; por unos meses fue profesor en Oxford, financiado por el gobierno de Irak, luego se lo llevaron a Viena para que guiara la Opep y ahora está de vuelta en Caracas, para ejecutar el plan de despidos masivos de PDVSA y de entrega de los pozos petroleros a cualquier empresa extranjera que saque crudo y pague.

El terrorista alemán Mommer aplica métodos aprendidos en su tierra natal. Los empleados de PDVSA han sido echados a la fuerza de las casas que ocupaban en los campos petroleros. Han sido golpeados, amenazados. Sus casas han sido allanadas, sus seguros médicos fueron suspendidos. Antes de desalojarlos, los militares pintaron en la puerta de cada casa una señal, para que todos supieran que esa familia de empleados en paro estaba “marcada”.

La más reciente decisión del “Plan Mommer” es cerrar el Centro de Investigación y Desarrollo de PDVSA, nuestro INTEVEP.

 

 

 

Deja tu Comentario

Comentarios