loading…


¡REVELADOR! Fuente infiltrada viva contó detalles sobre Maduro y jerarcas del narcochavismo

Un personaje entró al entorno del poder. Participó en varias reuniones en el Palacio de Miraflores. En plan de asesor. Se reunió con ellos. Con Nicolás Maduro. Con Tareck El Aissami. Con los hermanos Rodríguez. Con Cilia Flores. Con otros. Algunas veces en grupo. Otra veces por separado. Este personaje que pasa desapercibido, miró y observó. Le preguntaban sobre la materia y respondía, y exponía, miraba el comportamiento de cada quien.
Cilia Flores no habla mucho pero manda / Twitter: @ConCiliaFlores

Cilia Flores no habla mucho pero manda / Twitter: @ConCiliaFlores

Por ejemplo, que Cilia Flores casi no habla en grupo. No al menos con extraños, como lo era nuestro personaje. Cilia Flores oye y asiente. Dirige una mirada, y si acaso una aprobación, o me gusta, o una pregunta. Pero no debate. Sin embargo, las miradas de los otros están pendientes de ella. Lo cual dice que ejerce poder. No es una primera ni una sola impresión, pues el personaje la midió en varias reuniones. De medir cada reacción dependía si podía hacer el trabajo en cuestión.

La situación había llegado al punto de que algunos de los ministros decían: a mí también me dejó Chávez, con lo cual querían restarle peso y autoridad.

Observó que Maduro en el cuerpo a cuerpo es un “echador de vaina”. Cálido. Humano. Derrocha simpatía. Es de los primeros en opinar sobre el punto. Observó que así como derrocha simpatía también es firme. Tiene la última palabra. Así mantiene al entorno unido. Dice el personaje que sacó una conclusión. Que a Maduro le costó mucho imponerse sobre los suyos cuando Hugo Chávez lo designó sucesor. “Le costó hacerse jefe”.

La situación había llegado al punto de que algunos de los ministros decían: a mí también me dejó Chávez, con lo cual querían restarle peso y autoridad. Tal vez, conjeturamos en KonZapata, uno de esos ministros que se comportaba así era Rafael Ramírez, y tal vez otro era Jorge Giordani. De allí la purga. Se daba la situación, dice ahora el personaje que eso escuchó, que para sustituir o nombrar a un ministro tenía Maduro que convocar un Consejo Ministerial ampliado, y consultarlo con todos. Pero se fue ganando a pulso el espacio. Y también lo ayudó La Salida, la protesta convocada por Leopoldo López. Porque entonces los más escépticos cerraron filas con Maduro, y él demostró que tiene “fuelle”. Ganarse a pulso la autoridad le ha resultado, le ha dado frutos, porque una vez impuesto, no se le discute su posición.

Observó a Delcy y a Jorge Rodríguez tomadores de iniciativa. Apuntadores y reflexivos. Incisivos. No podemos ofrecer ejemplos porque delatamos la materia y delatamos al personaje.

Observó que Tareck El Aissami es armador. Leal con Maduro y con Cilia. Que se le ve protector de la familia. Que conoce secretos. Manejó un tiempo la partida secreta de Hugo Chávez.

¡Ah! El personaje también observó la ascendencia de los asesores. No solo de Alfredo Serrano Mancilla, el español. También de Guillermo Oglietti, argentino. “Creo que son socios”. El grupo los oye. Los asesores no solo opinan sobre política económica, por ejemplo, sino sobre empresas susceptibles de ser contratadas para alguna operación.

Con información de: KonZapata

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !