loading…


¡REPUGNANTE! “¿Ese también es un hambrezolano?” El indignante término que deja al descubierto la xenofobia en Perú

El diario El País de España reseñó en un texto el aumento de la xenofobia contra venezolanos en países como Perú, en los que si bien en un primer momento un recibimiento

El texto es una crónica en la que una peruana que emigró a España retrata cómo ha escuchado a ciudadanos de su país usando términos despectivos sobre los venezolanos. Le sorprende el hecho de que su país haya atravesado en el pasado olas de emigración y que algunos se comporten de esa forma en la actualidad.

“Hace unos días me subí a un taxi conducido por un peruano y este me contó que los venezolanos llegaban en masa a quitarnos el trabajo. Yo soy migrante peruana en España. He oído muchas veces decir a los españoles ese tipo de cosas, pero es la primera vez que lo escucho de la boca de un peruano y en Perú. Los peruanos hemos sido o somos considerados intrusos en otros países, pero que yo recuerde nunca habíamos tratado de intrusos a los extranjeros. Será porque los peruanos contemporáneos —una suerte de nuevos ricos en Latinoamérica tras el auge minero— no habían vivido una ola migratoria tan fuerte como la que está causando la situación en Venezuela”, escribió.

La escritora peruana asegura que en las últimas semanas se han masificado las muestras de xenofobia hacia venezolanos en Perú y que se ha popularizado un deplorable término para referirse a los connacionales en ese país: hambrezolano. 

Sin embargo, destaca que todavía hay peruanos que respetan y tienden una mano a los venezolanos y contó una anécdota:

“Los peruanos no se consideran en general xenófobos porque, cada vez que se sienten amenazados en su propio país, solo tienen que ­recordar todas las veces que les ha tocado estar del otro lado del problema y se les pasa. Mi madre recuerda la experiencia positiva de su amiga Alicia, graduada en Ciencias Políticas en Venezuela y que participó de la ‘revolución de ­Chávez’. Hasta hace muy poco vendía por las noches arepas en la avenida Angamos con su hijo de 11 años. Una vez, mientras se escondía de los supervisores municipales del comercio ambulante, uno de ellos la vio y le dijo que estaban contratando gente en el municipio para ese mismo puesto. Gracias a la solidaridad de ese funcionario, ahora Alicia ha pasado de ser supervisada a supervisar. Milagros de la migración”.

Con información de:El País

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !