loading…


¡REALIDAD DEVASTADORA! El suicidio, la “salida” para algunos venezolanos en estos tiempos de crisis

Desde los 25 años  a Luis Hernán Uzcátegui, de 55 años, le diagnosticaron esquizofrenia severa, una enfermedad que le afectó considerablemente su vida diaria hasta el punto  que fue incapacitado en el Ministerio de Agricultura y Tierra, donde laboró por 20 años.

Cada día los síntomas de esta enfermedad lo consumían llevándolo a manifestarse nervioso y agresivo, una situación que se incrementó tras no conseguir los medicamentos para tratar esta condición.

Desde noviembre del año pasado Luis Hernán acudía a las diferentes farmacias de la capital y a los centros, donde el Gobierno expende fármacos, para conseguir el Leptazine (para trastornos psicóticos) y el Valium (para dormir), sin embargo la respuesta era la misma en todos estos recintos: “No hay”.

Tras no conseguir los medicamentos su situación se agravó llegando a estar hospitalizado por un tiempo en el Hospital Psiquiátrico IVSS Sebucán, en Caracas tras presentar un grave cuadro de depresión.

El sábado 21 de abril Luis Hernán salió de su vivienda, situada en el sector Nueva Caracas de Catia, parroquia Sucre del municipio Libertador de Caracas, y no dijo a sus familiares para dónde iría. Desde ese momento desconocían su paradero, por lo que el domingo comenzaron a buscarlo en los sectores aledaños a su vivienda y acudieron a la plaza Catia, donde Uzcátegui se sentaba a conversar con los vecinos, pero no lo encontraron en ese lugar.

Foto: Francisco Guasco/Agencia Enfoque
Foto: Francisco Guasco/Agencia Enfoque

El lunes 23 de abril los parientes de Luis Hernan asistieron a la morgue de Bello Monte luego de que se enteraran sobre la noticia de que una persona se había lanzado, el sábado 21 de abril a las 6:00 de la tarde, a los rieles de la estación Plaza Sucre del Metro de Caracas. Al verificar la fotografía del cadáver de esa persona en el recinto forense se percataron de que era Uzcátegui.

Luis Hernán se había quitado la vida al lanzarse a los rieles del metro tras padecer una depresión debido a su enfermedad, que se empeoró al no conseguir los medicamentos para el tratamiento.

Una realidad devastadora

La escasez de medicamentos en Venezuela ha llegado a niveles extremos afectando a millones de venezolanos con diversos padecimientos.

Una encuesta realizada por un grupo de médicos y la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional (AN) reveló en marzo de este año que el 88% de los hospitales presentan fallas en el suministro de medicamentos, un porcentaje que aumentó respeto al año pasado cuando se registró en 78%.

Foto: Confirmado

A esta situación de escasez de medicamentos, se le suma la crisis general de los servicios y la falta de especialistas para atender las diversas patologías, debido a que la mayoría han emigrado del país.

 

Los suicidios con aumentos alarmantes

Desde los 18 años Alberto Sánchez comenzó a sufrir de insomnio, sus padres lo llevaron a varios centros psiquiátricos de la capital, donde le mandaban tratamientos  para este trastorno del sueño.

Con los medicamentos siguió su vida, se graduó de la universidad como administrador y consiguió un contrato para trabajar en otro país.

Al culminarse el contrato regresó a Venezuela, donde se casó y tuvo un hijo. Comenzó a asistir a consulta en un centro psiquiátrico de La Castellana, para seguir tratando su condición.

Al tener 32 años su madre falleció y su hermana se fue del país, un hecho que lo llevó a tener un grave cuadro de depresión y comenzó descontrolarse su vida.

El psiquiatra que lo atendía se fue del país, debido a la crisis, y no contaba con un especialista para ayudarlo a enfrentar su dificultad para conciliar el sueño. Aunado a esto llevaba un mes sin conseguir los fármacos necesarios para tratar el insomnio.

Todas estas situaciones llevaron a Alberto el pasado 12 de abril a quitarse la vida luego de que se lanzara de un piso 15 en un edificio, situado en el centro de Caracas.

Actualmente contar con una cifra de suicidios en Venezuela es una labor difícil, debido a que no existen datos oficiales y si acudes a la morgue de Bello Monte la mayoría de los familiares de estos casos obvian hablar del tema.

El Grupo Tamanaco, en el que psiquiatras realizan reuniones mensuales, donde analizan los suicidios y llegan a datos empíricos, detallan que el año 2017 fue la tasa más alta de suicidios de los últimos 30 años manifestándose en 16,35 % por cada 100 mil habitantes, un dato exacerbado en comparación con el año 2016 cuando se registró en 4,16% por cada 100 mil habitantes.

En cuanto, a la cifra de suicidios de este año estiman que no será nada alentadora. “Se espera que en 2018 sea mayor la cifra de forma alarmante”,  manifestó el miembro del Grupo Tamanaco, psiquiatra y profesor de Psicopatología de la UCV, Luis Madrid Peroza.

Rastros del suicidio

Peroza experto en trastornos del ánimo y la ansiedad destaca que el 25% de los suicidios se presenta entre los 14 y 24 años y el otro 25%  entre los 44 en adelante. “La segunda causa de muerte son los suicidios. Las poblaciones más susceptibles al suicidio son los jóvenes entre los 15 a los 29 años, esto es algo que preocupa porque están en plena vida productiva”, dijo el especialista.

Actualmente con la situación de crisis en el país las personas caen en un grado de depresión severa  llevándolos a algunos a cometer este acto. “Existe una desesperanza, una situación terrible de incertidumbre que los va llevando a un estado de depresión, de falta de razones para vivir,  por lo que piensan que tienen dos opciones: huir de esta situación de crisis emigrando del país o caer en un estado de depresión que los puede llevar a la idea del suicidio. Hemos observado en el Grupo Tamanaco 12 veces más casos de depresión y ansiedad de forma dramática”, dijo  Peroza.

Cuando se observe a una persona con abusos de sustancias, trastornos del sueño, tristeza, apatía, desmotivación, inquieto, que dice que no aguanta la situación, que quisiera irse lejos, que quiere dormir por un periodo largo, que manifiesta que no aguanta más que prefiere morirse, esas son las alarmas de una persona que puede llegar al suicidio. Más del 90% de las personas que se suicidan avisan que lo van a hacer de alguna manera”, indicó el psiquiatra.

Freddy Crespo, coordinador del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) en Mérida informó recientemente que en ese estado se registró el mayor índice de 8 por cada 10 suicidios durante el año 2017. Reveló que en 60% de estos casos utilizaron el ahorcamiento como método para quitarse la vida.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !