Rafael Rangel, un arquitecto venezolano que brilla en Chile

Noticias
Comparte esta noticia en:

El entregar más y mejores proyectos en menos tiempo, se ha convertido en un requerimiento indispensable en cualquier trabajo, sobre todo en la arquitectura. El poder cristalizar una metodología para lograr este cometido, quizás se planteaba como algo difícil debido a la cantidad de variables existentes para llegar a este punto. Sin embargo, hoy día y especialmente para la rama arquitectónica, se presenta una solución proveniente de las manos del reconocido arquitecto venezolano Rafael Rangel.

Nota de Prensa

“Menos tiempo, más proyectos” es un manual que busca cumplir con ese cometido, tal como lo especifica su nombre, y no permitir que eventualidades como la fuga de talento o la salida de un personal derive en el retraso de la entrega de un proyecto.

Para el autor fue una suerte de reto que surgió de la cotidianidad “para nadie es un secreteo que la fuga de talento en Venezuela supone contratiempos para todos y los estudios arquitectónicos no escapan a esta realidad, por ello veía que la rotación de personal se hacía alta y con ella, se perdía tiempo valioso de adiestramiento”.

De esa necesidad de cumplir con los clientes es que va surgiendo un manual de procedimientos en Arquitectura Leafar. “Me di cuenta que me permitía sacar más proyectos en menos tiempo –lo que a la postre se convirtió en el nombre escogido- y que devino en esta publicación que espero sirva de ayuda a los empresarios, arquitectos e incluso a los estudiantes de arquitectura” enfatizó Rafael.

Pese a su juventud, Rafael Rangel ha llevado su talento a países como China, Aruba, Panamá y México, quienes han sido testigo de sus trabajos arquitectónicos y ha dejado su impronta en marcas tan prestigiosas a nivel mundial como Chivas Regal, Bigott, Casillero del Diablo, entre otras.

Este arquitecto que busca siempre “sembrar y cosechar aprendizajes”, escogió la austral Chile para lanzar su manual y extender su firma de arquitectura. “Chile es un nación que le ha abierto las puertas al mundo, no solamente a los venezolanos. Es un país que se ha reinventado para poder seguir adelante, hay un respeto del patrimonio histórico y de la arquitectura historicista que se ha mezclado con la arquitectura contemporánea y eso es atractivo”.

Este joven profesional desea ser partícipe en la reestructuración de los espacios en Chile y precisa a Santiago como a una ciudad que se está definiendo, no en un plano inmediato pautado por las agujas del reloj, sino al futuro y de manera visionaria.

Al ser abordado sobre cuáles serían esos aportes que quiere dejar en este país austral, el arquitecto venezolano, no vacila en referirse a los espacios públicos, sobre todo en los dedicados a los peatones, “sería crear un enlace con una infraestructura peatonal para todo lo que son áreas verdes dentro de los espacios urbanos”. Del mismo modo, se inclina en mejorar el interior de nuevas edificaciones para así contribuir en un equilibrio que permita mejorar la calidad de vida de los chilenos brindando “la calidez de los espacios verdes dentro de las edificaciones”.

Deja tu Comentario

Comentarios