loading…


¿Quiénes son los conspiradores 2 y 7 en el esquema de lavado de dinero de PDVSA?

El expediente que la Fiscalía de Estados Unidos introdujo en la Corte Federal de Miami el 25 de julio, para acusar a ocho personas de participar en un esquema de lavado, enumera a conspiradores del 1 al 9 y a dos oficiales de Pdvsa, personas que no están acusadas, pero que participaron en el caso

La Fiscalía de Estados Unidos, además de acusar a ocho personas, entre ellas cinco venezolanos, también señala la participación de nueve conspiradores y tres oficiales de Pdvsa, sin decir sus nombres. Sin embargo, en el expediente se dan señas sobre dos conspiradores y un oficial de la estatal petrolera.

Según el detalle presentado en la Corte, que se basa en la información proporcionada por una fuente confidencial que grabó más de 100 conversaciones entre los presuntos lavadores, “Conspiradores 1 – 9 incluyen otros exfuncionarios de Pdvsa, individuos asociados con (Francisco) Convit, miembros conocidos como “boliburgues” y profesionales lavadores de dinero de terceros”, todos ellos estarían involucrados en la Operación Fuga de Dinero.

El documento oficial se concentra en las primeras páginas en explicar la participación de uno de los acusados, Francisco Convit Guruceaga, fundador de la empresa contratista del sector eléctrico Derwick Associates. Al describir quién es Convit, la Fiscalía de Estados Unidos señala que “junto a Conspirador 2, a menudo se le conoce como Bolichico o como miembro de los boliburgueses”.

Más adelante en el expediente, la autoridad de Estados Unidos se refiere a un momento en el cual la fuente confidencial pide, en febrero de 2016, información acerca del contrato del préstamo por 7.2 mil millones de bolívares, que dio inicio al esquema de lavado de dinero. Uno de los acusados en el caso, Carmelo Urdaneta, exasesor legal del Ministerio de Petróleo, le responde al informante que se comunicará con Vicente Amparan, otro de los venezolanos demandados, con Convit y con el Conspirador 2 para que den información del contrato. En esa conversación, Urdaneta advierte que existen miembros de la Asamblea Nacional extorsionando a quienes participaban en el negocio. En forma de broma dijo: “Esto no es una piñata”, en referencia a la capacidad para pagar sobornos.

Al exponer cómo se repartieron parte de los $1.200 millones en el esquema de lavado, la Fiscalía presenta la transcripción de documentos que muestran el flujo del dinero. En ese aparte se apunta que 227,2 millones de euros fueron depositados en una institución financiera europea a nombre de Convit y el Conspirador 2. Luego de esa referencia no se hace una nueva mención a esa persona que también se le reconoce como un “bolichico”.

El Conspirador 7

Del Conspirador 7 las señas son más claras que las del Conspirador 2. En la nota a pie de página número 12 se comenta: “Es otro miembro reportado como un billonario boliburgués dueño de una red de televisión en Venezuela”.

Sobre este Conspirador se contabilizan 11 menciones a lo largo del expediente. Cuando se habla por primera vez de esta persona, se refiere como uno de los principales clientes de Mathias Krull, el venezolano-alemán, asesor financiero internacional, que laboraba para Julius Baer y que fue capturado el martes en Miami por formar parte del esquema de lavado de los $1.200 millones de Pdvsa.

En el documento del flujo de dinero que sería lavado, citado antes, se hace referencia a que el Conspirador 7 recibió 68,7 millones de euros. Parte de ese dinero fue enviado en decenas de transferencias a Malta y Austria.

La fuente confidencial también grabó una conversación con Krull en la cual hablaba de que necesitaba un banco para colocar $600 millones pertenecientes a Conspirador 7. El informante de la Fiscalía entendió que se logró depositar en Gazprombank, entidad que es socia de Convit y de Leopoldo Betancourt López, dueños de Derwick Associates, en la empresa petrolera mixta Petrozamora.

Los oficiales y los chamos

De los tres oficiales señalados se dice claramente que el Oficial 1, quien aprobó el préstamo el 17 de diciembre de 2014, es un vicepresidente de Pdvsa.

Aunque no se especifica el cargo ni el nombre, por tratarse de un tema financiero debía pasar por el vicepresidente de Finanzas de la estatal petrolera. En ese entonces era Víctor Aular. El 30 de diciembre de 2014 fue nombrado Carlos Erick Malpica Flores, el sobrino preferido de la primera dama Cilia Flores, quien además era el tesorero de la Nación.

En abril de 2015, relata la Fiscalía de Estados Unidos, se pagó sobornos en efectivo a varias personas, entre ellas a ese Oficial 1 de Pdvsa. La suma total fue de $1 millón. A ese mismo funcionario se le cancelaron en efectivo $300.000, los cuales fueron entregados a una persona de su confianza.

El Oficial 2 de Pdvsa tuvo como representantes a los Chamos, dos de sus hijastros que se encargaron de participar en la operación de lavado de dinero y de recibir al menos 159 millones de euros en la distribución de los $1.200 millones.

También se incluye a un Oficial 3 de Pdvsa, quien busca la manera de lavar un soborno pagado por un bufete que representó al Gobierno de Venezuela en arbitrajes internacionales. Por este funcionario negocia un hermano.

Como se dijo antes, en ninguno de los casos se señala el nombre de la persona identificada bien sea como conspirador u oficial, debido a que no están acusados en la primera presentación de la denuncia ante la Corte, pero el expediente puede ser ampliado y más aún cuando dos de los señaldos, Krull y el colombiano Gustavo Hernández Freire, están detenidos, de seguro aportando más información para lograr la reducción de la condena.

Por eso y por ahora: ¿quiénes son los conspiradores 2 y 7 en el esquema de lavado de los $1.200 millones de Pdvsa?

Con infomación de: El Pitazo

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !