loading…


¿Qué es HAARP? Descubra los “secretos” del Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia

La misión del Instituto Geofísico de la Universidad de Alaska Fairbanks es:

  • Comprender los procesos geofísicos básicos que gobiernan el planeta Tierra, especialmente a medida que ocurren o son relevantes para Alaska;
  • Capacitar a graduados y estudiantes universitarios para que jueguen papeles científicos destacados en la sociedad del mañana;
  • Resolver problemas geofísicos aplicados y desarrollar tecnologías relacionadas de importancia para el estado y la nación;
  • Satisfaga las necesidades intelectuales y tecnológicas de sus compañeros de Alaska a través del servicio público.

Fondo
Los científicos del Instituto Geofísico estudian los procesos geofísicos en acción desde el centro de la Tierra hasta la superficie del Sol y más allá. El instituto convierte datos y observaciones en información útil para las necesidades estatales y nacionales.

Una ley del Congreso estableció el Instituto Geofísico en 1946. Desde entonces, el instituto se ha ganado una reputación internacional por estudiar la Tierra y sus entornos físicos en altas latitudes. El instituto ahora consta de siete unidades principales de investigación y muchas instalaciones de apoyo a la investigación. Las unidades de investigación incluyen física espacial y aeronomía; ciencias atmosféricas; nieve, hielo y permafrost; sismología; vulcanología; teledetección; y tectónica y sedimentación.

El instituto también alberga numerosas instalaciones relacionadas con nuestro enfoque de investigación. La instalación de satélite de Alaska procesa y archiva datos satelitales de varias entidades federales, locales y privadas. Las imágenes de radar producidas en ASF permiten el estudio de todo tipo de condiciones meteorológicas sobre el hielo marino, los terremotos y los volcanes, y ayudan en la gestión de riesgos. El Poker Flat Research Range , el único rango de cohetes propiedad de la universidad en el mundo, es un sitio de lanzamiento apoyado por la NASA para vuelos espaciales suborbitales e investigación auroral. El Centro de Terremotos de Alaska y sus socios operan más de 400 sismómetros en todo el estado que ubican y proporcionan información sobre más de 30,000 terremotos al año. El Observatorio Volcánico de Alaska mantiene una vigilancia constante de las erupciones y las nubes de cenizas en asociación con el Servicio Geológico de los Estados Unidos para advertencias a los aviones. El Centro de Alaska para Integración de Sistemas de Aviones Unmanned está activo en desarrollos relacionados con aeronaves no tripuladas, incluida la membresía en el Complejo de Pruebas Pan Pacific UAS , uno de los seis sitios de prueba de la Administración Federal de Aviación para la regulación y prueba de aeronaves no tripuladas. La Red de Información Geográfica de Alaska es el mecanismo de la Universidad de Alaska para organizar y compartir sus diversos datos y capacidades tecnológicas entre las comunidades de Alaska, el Ártico y el mundo. El Centro de Investigación del Clima de Alaska archiva registros climáticos y lleva a cabo investigaciones en climatología y meteorología.

Los Servicios de Diseño , Servicios de Desarrollo de Instrumentos , Sistemas de Computación de Investigación y la Biblioteca Mather complementan las instalaciones de investigación, al igual que el talentoso personal de apoyo con sus servicios expertos en recursos humanos, preparación de propuestas, negocios, alcance e información pública.

El profesorado y el personal de investigación del instituto prestan sus servicios en una serie de consejos asesores estatales y federales, que proporcionan evaluaciones científicas e ideas para una amplia gama de inquietudes.

En el Instituto Geofísico, la investigación y la educación van de la mano. Abundan las oportunidades para la investigación de pregrado y posgrado con nuestros científicos de renombre. Hay ayudantías graduadas en colaboración con departamentos de la Facultad de Ingeniería y Minas de la Universidad de Alaska Fairbanks y la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas están disponibles, así como para la investigación post-doctoral.

En la actualidad, hay 257 profesores y personal afiliado y 83 estudiantes de posgrado y pregrado que trabajan en el Instituto Geofísico. El instituto opera con un presupuesto anual de aproximadamente $ 43.5 millones: $ 32 millones en fondos restringidos (fondos de subvención) y $ 11.5 millones en fondos no restringidos.

 ¿Qué es HAARP?

La gran mayoría de teorías sin base científica, investigación o tan si quiera razón se centran en el HAARP (High Frequency Active Auroral Research Program) que se trata de un un programa científico y militar de investigación sobre la ionosfera impulsado por la Fuerza Aérea, la Marina de los Estados Unidos, el DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) y la Universidad de Alaska. Su principal objetivo es el estudio es mejorar las radiotelecomunicaciones y sistemas de vigilancia como la detección de misiles.

¿Por qué la ionosfera? debido a la permanente fotoionización en esta capa de la atmósfera provocada por la radiación solar, es el principal responsable de que podemos enviar señales de radio al cielo para que estas reboten, puedan viajar a grandes distancias y puedan ser escuchadas en otras partes de la Tierra.

Estos días el internet está plagado de sitios llenos de explicaciones complicadísimas (pero sin base o sustento científico) acerca de los peligros que representa HAARP para nuestro planeta. De cómo Estados Unidos está probando su nueva arma de destrucción masiva por diferentes motivos, los más comunes:

  • Una forma de demostrarle al mundo su poder,
  • Intereses económicos en la región y un desastre es la mejor excusa para ocupar la zona
  • Intentos de atraer la atención en países pobres como HaitÍ (la teoría más descabellada)

La casualidad favoreció a que los habituales conspiranóicos reforzaran sus teorías con el terremoto de Chile, inclusive aportándolo como una prueba de la existencia del poder destrctivo de esta supuesta arma.

El principio de la Navaja de Occam dice que cuando dos teorías tienen las mismas consecuencias, debe preferirse la teoría que postule la menor cantidad de (tipos de) entidades; es decir, la explicación más sencilla suele ser la correcta y la realidad es que el HAARP no es destructivo, no es un arma secreta, no es misterioso, no es peligroso, no manipula la mente humana, no modificará el clima, no desestabiliza los sistemas agrícolas, no causa huracanes, maremotos o terremotos. Son solo una serie de antenas posicionadas en Alaska que envían señales de radio a la atmósfera.

El proyecto HAARP tampoco es nuevo, ha funcionado desde 1990, no es ultrasecreto: tiene una web lleno de fotografías donde indican la posición exacta (latitud y longitud) de la estación, es posible verlo desde Google Maps y sobre todo: todos los años abren sus puertas para que visitantes puedan conocer las instalaciones y encontrarse con algunos de los científicos que participan en las investigaciones realizadas ahí. Esto sucede desde hace 15 años.

De hecho el proyecto HAARP no es clasificado, ninguno de los documentos producidos durante la investigación están restringidos al público en general (como otras operaciones militares). Todas las investigaciones realizadas en HAARP son de caracter público y pueden ser consultadas por cualquier persona.

HAARP por definición no puede modificar el clima: la energía transmitida hacia la ionósfera no es absorbida por la tropósfera o la estratósfera, las dos capas de nuestra atmósfera donde se producen los fenómenos climatológicos. Toda la interacción electromagnética se produce cerca del espacio, a unos 70 kilómetros de altura. A esa distancia la influencia de los rayos del Sol son inmensamente más potentes que cualquier emisión electromagnética hecha por unas antenas en la Tierra, por lo tanto, si la turbulencia ionosferica causada por el Sol no es capaz de hacer estragos climatológicos en nuestro planeta, mucho menos lo puede causar HAARP.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !