loading…


Protestan por insumos y condiciones en el hospital de Ciudad Ojeda

Las áreas de Unidad de Cuidados Intensivos y Sala de Parto están cerradas, porque no hay aire acondicionado. Desde hace dos meses, no tienen agua por tuberías

“Queremos insumos, los pacientes se nos mueren” clamaban médicos, enfermeras y pacientes del Hospital Pedro García Clara de Ciudad Ojeda, en la Costa Oriental del Lago, estado Zulia.

El centro de salud está adscrito al Instituto Venezolano del Seguro Social y atiende a pacientes, en su mayoría, de los municipios Lagunillas, Baralt, Valmore Rodríguez y  Simón Bolívar. Este 8 de mayo, sus trabajadores salieron a protestar y cerraron la avenida 34,  para que las autoridades escucharan sus solicitudes.

Los médicos y pacientes pedían dotación de insumos, equipos médicos, agua potable y personal para varias áreas. Aseguran que la situación es crítica en el centro de salud y no hay condiciones para trabajar ni atender a los que buscan atención médica.

Miguel Díaz, médico traumatólogo y delegado de la Federación Médica Venezolana, comentó que las condiciones en las que se encuentran impiden atender a los pacientes, porque no tienen con qué atenderlos. “No tenemos cómo resolver para atender de los pacientes que entran”, aseveró el galeno.

“No hay medicamentos, insumos, soluciones ni yelcos y la atención depende del paciente. El que llega, debe salir a buscar el tratamiento para que podamos atenderlo”, denunció Díaz.

Cierre de áreas e insalubridad

Por otro lado, Daniela Castro, residente de Cirugía General en el hospital,  explicó que desde diciembre se acentuó la crisis en la institución  y se convirtió en un problema de salud pública; el desespero los motivó a convocar una manifestación.

Denuncian insalubridad y desde hace dos meses no hay suministro agua por tuberías | Foto: Génesis Jiménez

“El paciente tiene que comprar lo que necesita para ser atendido, también traer el agua y buscar cómo resolver. Tampoco hay esterilizador y nosotros nos movilizamos para ayudar”, comentó.

En marzo, la Unidad de Cuidados Intensivos cerró sus puertas, porque los aires acondicionados están fuera de funcionamiento y hay riesgo de proliferación bacteriana. También colapsó el área de Sala de Parto; sin ventilación no pueden trabajar.

En rayos , se dañó el equipo y  no han recibido respuesta de Caracas. Los pacientes se movilizan hacia centros de salud privados para hacerse los estudios.

Castro también comentó sobre la insalubridad del centro. Desde hace dos meses, el suministro de agua es intermitente y llevan un camión cisterna que no cubre las necesidades de las instalaciones. Solo el quirófano necesita seis botellones de agua para hacer la limpieza necesaria.

Ante la situación que atraviesa el hospital, no han recibido respuesta de su directiva. A todo lo que solicitan les dicen que deben esperar que la directiva del Ivss, en Caracas, apruebe o deniegue lo que piden. Para ellos, las respuestas nunca llegan y generan colapso en el centro de salud. “Aquí se trabaja con las uñas”, concluyó Castro.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo