Presidente chino viaja a Rusia para consensuar estrategias en medio de tensiones con EEUU

El presidente chino, Xi Jinping, se embarca este miércoles en un viaje de tres días a Rusia, donde participará en el 23º Foro Económico Internacional de San Petersburgo y consensuará estrategias con su gran socio a nivel internacional, el presidente ruso, Vladímir Putin, en medio de las crecientes tensiones con EEUU.

Xi y Putin “actualizarán y elevarán las relaciones” en un momento en que la situación internacional presenta “cambios sin precedentes en un siglo” y el “grave impacto del unilateralismo”, según comentó recientemente el viceministro chino de Relaciones Exteriores Zhang Hanhui en declaraciones que recoge la agencia oficial Xinhua.

Aunque Zhang no aludió a las tensiones comerciales entre China y EEUU, destacó que las relaciones “chino-rusas” son cada vez más “maduras, estables y fuertes”.

“Esta visita consolidará la base política de las relaciones entre China y Rusia, reafirmará su apoyo mutuo sobre asuntos que involucran sus respectivas preocupaciones fundamentales y principales, y garantizará que las relaciones no se vean afectadas por ningún cambio en la situación internacional”, agregó.

Los expertos creen que Pekín y Moscú continuarán cuadrando estrategias a medida que se extienda la guerra comercial con Washington.

La pugna arancelaria podría provocar un acercamiento entre las dos potencias en temas como Corea del Norte y Venezuela, apunta el investigador Stephan Blank al rotativo hongkonés South China Morning Post, pese a los “impulsos subterráneos” de Putin por intentar “explotar la guerra comercial para mejorar la capacidad de Rusia de maniobrar” entre China y EEUU.

Con todo, se espera que en esta visita -la primera de Xi a Rusia desde su reelección como presidente- deje la firma de documentos de cooperación en áreas emergentes como agricultura, finanzas, ciencia y tecnología y comercio electrónico, según apunta Xinhua.

Los dos presidentes buscarán nuevos proyectos de infraestructuras como el del puente que desde octubre unirá Heihe, ciudad fronteriza de la provincia nororiental china de Heilongjiang, con la vecina ciudad rusa de Blagoveshchensk, y que triplicará el actual volumen de carga de mercancías en esa zona.

Según recuerda hoy el rotativo oficial China Daily, la asociación chino-rusa ha dejado “proyectos exitosos” en los campos de energía, aeroespacial e interconectividad, destacando la construcción de una central de energía solar en la región de Samara o el primer parque eólico industrial que levantará en la de Ulyanovsk, ambas con inversión china.

Asimismo, Xi llevará a cabo durante esta visita una serie de actividades con Putin y asistirán a un evento para celebrar el 70º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas.

Xi participará también en el 23° Foro Económico Internacional de San Petersburgo, donde expondrá las ideas chinas sobre “el desarrollo sostenible, la defensa del multilateralismo y la mejora de la gobernanza global en pro del desarrollo y la prosperidad”, de acuerdo con Xinhua.

La buena sintonía entre ambos líderes se refleja también el ámbito militar, como demuestran los recientes intercambios de alto nivel entre las fuerzas armadas de los dos países para conmemorar el 70 aniversario y que contaron con “entrenamiento en combate real y otras competencias militares”, según explicó el pasado jueves el portavoz del ministerio Wu Qian en la rueda de prensa mensual.

Además, las armadas de los dos países realizaron un ejercicio naval conjunto a principios de mayo en Qingdao, en la provincia oriental china de Shandong, que también estuvo orientado al “combate real” y al fortalecimiento de sus “capacidades de comando conjunto y de enfrentamiento de las amenazas a la seguridad marítima”.

EFE