loading...

Por qué España detuvo a Hugo Carvajal: “La DEA no lo perdona”

“Para la DEA [Administración para el Control de Drogas de EEUU] es una cuestión de honor conseguir el trofeo de ‘El Pollo’ Carvajal porque él los sacó de Venezuela en 2005 de forma violenta. Hugo Chávez les dio 24 horas para salir del país tras declararlos personas no gratas. La DEA no lo perdonará nunca”. Estas palabras se las dice a El Confidencial Mildred Camero, durante años la principal juez de la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas de Venezuela (Conacuid). Conversar con esta jurista es como leer una narconovela de Don Winslow: “La DEA tampoco olvida que Carvajal ordenó matar a uno de sus agentes encubiertos en Venezuela”. Así lo reseña elconfidencial.com

Por Marcos García Rey en El Confidencia (España)

Hugo Carvajal (1960), apodado ‘El Pollo’, fue detenido el pasado 12 de abril en Madrid tras emitir Estados Unidos una orden de extradición por delitos de blanqueo de capitales relacionados con el narcotráfico. Quien habita hoy una celda de la cárcel de Soto del Real (Madrid) en régimen de prisión provisional no es un cualquiera. Este oficial retirado estuvo al frente de los Servicios de Inteligencia desde 2000 hasta enero de 2014. Ante la Audiencia Nacional, Carvajal ha expresado su negación a ser extraditado. Entretanto, el trámite judicial y administrativo sigue su curso. Para los Estados que quieran conocer las entrañas espurias del chavismo, él es el hombre, él es el disco duro andante que todo lo sabe.

Dos días antes de que fuera apresado Carvajal, el emisario especial para Venezuela del Departamento de Estado desde el pasado enero, Elliott Abrams, había rendido visita oficial a Madrid para conversar con representantes del Gobierno de Pedro Sánchez. Para las fuentes policiales consultadas por este diario, la casualidad no existe en este caso. La visita de Abrams fue decisiva para la detención del militar venezolano. El refugio dorado en España se frustraba en apenas unas semanas. “Lo sabe todo de todos”, aseguran esas mismas fuentes en referencia a que Carvajal posee el archivo más amplio y rico sobre las actividades ilícitas, principalmente el narcotráfico, en las que habrían estado involucrados muchos dirigentes del chavismo y sus testaferros.

Desde 2008, Carvajal tiene dos causas pendientes con la justicia estadounidense. El Departamento del Tesoro y tribunales de Florida y Nueva York lo acusan de narcotráfico, blanqueo de capitales y de haber colaborado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir drogas en el país norteamericano vía Venezuela y México. En febrero, Carvajal ofreció su respaldo público al jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, y pidió al Ejército bolivariano que se alzara contra el Gobierno de Nicolás de Maduro.

Elliott Abrams, emisario especial para Venezuela de la Administración Trump, durante su visita a España en abril. (EFE)

Mildred Camero afirma que Hugo Carvajal “es muy astuto y meticuloso”. Tras 30 años dedicada a la carrera judicial, esta magistrada fue relevada de su puesto en agosto de 2005, justo cuando regresaba de Florida de una reunión regional con la DEA y otros expertos internacionales de la lucha contra el narcotráfico en el llamado Comando Sur. Al día siguiente, Chávez expulsaba a todos los miembros de la DEA de Caracas.

“Yo rendía cuentas personalmente al presidente Chávez porque fungía como ministra de Estado. Unas fechas antes de viajar a Florida, le entregué unos informes sobre las actividades criminales de ‘El Pollo’ Carvajal y otros generales, pero cuando llegué al aeropuerto ya me habían quitado el chófer, me allanaron la casa y hasta iniciaron una causa contra mí por traición a la patria”, explica esta juez que entre 2000 y 2002 ejerció también como presidenta de la Comisión Antidroga de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“‘El Pollo’ manejaba toda la Inteligencia del país, tanto la civil como la militar. Conoce todas las rutas por donde pasa la droga para acabar en Europa y Estados Unidos, sabe dónde están los laboratorios, tiene el listado de todos los militares narcotraficantes, lo sabe todo sobre las aproximadamente entre 240.000 y 300.000 toneladas de droga que transitan al año por territorio venezolano”, sostiene Camero.
EEUU y susto en Aruba

En 2013, la Corte Federal del Distrito Sur de Florida acusó a Carvajal de haber colaborado con el cartel colombiano del Norte del Valle, que operaba en el suroeste de Colombia, y su líder Wilber Varela, apodado ‘Jabón’, hasta enero de 2008, cuando este narcotraficante fue asesinado en un hotel de la ciudad venezolana de Mérida. El Gobierno de Chávez le había procurado un supuesto refugio seguro que lo protegiera de la persecución de las autoridades colombianas, según narra la exjuez Camero.

El auto de Florida subraya que ‘Jabón’ había fijado su base de operaciones en el país vecino desde 2004. Desde allí, habría pagado al ‘Pollo’ Carvajal y a otros altos oficiales del Ejército bolivariano para que ayudaran a su organización en la exportación de cocaína desde Venezuela, el subsiguiente blanqueo de capitales y el secuestro, tortura y asesinato de sus rivales e informantes.

Mildred Camero sostiene que por orden de Carvajal dos militares colombianos encubiertos fueron capturados en suelo venezolano, llevados a la sede caraqueña de los servicios de Inteligencia (SEBIN), torturados y finalmente asesinados. “Por esa acción existe una causa judicial abierta contra él en Colombia”, relata a este medio la coautora del libro ‘Chavismo, Narcotráfico y Militares’ (2014). Camero añade que también sería el responsable del asesinato de un agente encubierto de la DEA, según sus propias investigaciones al mando de la Conacuid, pero “los procedimientos legales nunca se han llegado a activar”.

Otro escrito de acusación de la Justicia estadounidense, firmado en marzo de 2014 por el fiscal Preet Bharara del juzgado del Distrito Sur de Nueva York, imputó a Hugo Carvajal por un hecho muy concreto: coordinar en abril de 2006 el transporte de 5.600 kilos de cocaína desde Venezuela a México y cuyo destino final era el mercado norteamericano.

Unos meses después de esa imputación, en julio de 2014, Carvajal se llevaría el primer susto serio de su vida. Fue detenido en la isla caribeña de Aruba en una operación coordinada por la DEA en colaboración con la policía holandesa. En una entrevista concedida a la cadena EVTV de Miami, el exinspector general de la DEA que organizó la detención manifestó lo siguiente: “Cuando ‘El Pollo’ Carvajal voló a Aruba ya sabíamos que iba a volar y que luego iba a viajar a República Dominicana, y sabíamos que llevaba ‘cash’ para sus apuestas [cobro de comisiones por narcotráfico]”.

Solicitada la extradición del jefe de la Inteligencia venezolana por Estados Unidos, el Gobierno de Nicolás Maduro removió cielo y tierra para que el Reino de Países Bajos finalmente aceptara la repatriación de Carvajal. La esposa del presidente, Cilia Flores, los recibió al pie de la escalera del avión en el aeropuerto de Maiquetía.

Carvajal regresó a casa como un héroe. El propio Maduro ensalzó su figura en loor de multitudes durante una alocución en una plaza abarrotada de Caracas. El sucesor de Chávez no se imaginaba entonces que un lustro después Carvajal lo calificaría como el usurpador del poder en Venezuela. El pasado 5 de abril, en un tuit, ‘El Pollo’ manifestaba su confianza en que el Ejército forzará la salida de Maduro.

En su sitio web, Carvajal asegura que su detención en Aruba fue arbitraria. Había sido nombrado cónsul general de Venezuela en esa isla en enero de 2014. “El Reino de los Países Bajos cumplió ilegalmente la orden de detención en mi contra, ya que lo hizo sin considerar la inmunidad diplomática que gozaba para ese entonces”, escribe en su portal digital.

Juego del gato y el ratón

Hugo Carvajal, hoy oficialmente diputado por la Asamblea Nacional, fue un colaborador estrecho de Chávez. “Él organizaba todas las relaciones del presidente con las FARC y era muy amigo de Iván Márquez”, afirma Mildred Camero. Luciano Marín Arango, cuyo seudónimo es Iván Márquez, fue un destacado dirigente de las FARC y jefe de la delegación de este grupo guerrillero en las negociaciones de La Habana que desembocaron en los acuerdos de paz de Colombia en 2016. Hoy es senador.

Desde 2003, la unidad judicial antidroga que dirigía Camero comenzó a seguir los pasos del máximo responsable de los servicios de Inteligencia, que “controlaba todos los hilos del poder”. Colaboró con los servicios de Inteligencia británicos y españoles y con la DEA, entre otros organismos. La exjuez sostiene que comenzaron a espiar las actividades de Carvajal, fotografiarlo y grabarlo en vídeo. “Tras nuestras investigaciones, llegamos a la conclusión de que era el hombre que manejaba toda la estructura del narcotráfico en Venezuela. La DEA recopiló muchas pruebas contra él, tiene grabaciones de cómo entregaba la droga y recibía el dinero”, cuenta Camero.

Añade la exmagistrada que el contraespionaje de Carvajal y sus hombres frustraba muchas de las operaciones de incautación de cocaína que ella coordinaba: “Comenzábamos un operativo con todo perfectamente atado y entonces resultaba que cambiaban de ruta para evitar la aprehensión de la droga”.

Hugo Carvajal abandona Aruba en 2004 tras salir de prisión. (Reuters)

La batalla entre la judicatura y Carvajal resultó inclemente y se convirtió en un juego arriesgado de persecuciones mutuas. “Nosotros lo vigilábamos, pero él también nos grababa y controlaba, es un tipo muy astuto y peligroso”, relata la jurista. Explica Camero que a diferencia de lo que ocurre en otros países americanos como Bolivia, Brasil o México donde el narcotráfico está controlado por cárteles civiles y paramilitares, “en Venezuela, sin embargo, está bajo control de la Guardia Nacional y la Fuerza Armada Nacional”. Esa realidad otorga un enorme poder e impunidad a los narcos venezolanos.

Ahora que está acorralado, Hugo Carvajal quiere negociar con la DEA y las autoridades judiciales de Florida y Nueva York. Fuentes policiales y la propia Mildred Camero aseguran a este diario que ‘El Pollo’ ya intentó un acercamiento con Estados Unidos, pero las conversaciones fracasaron. Este viernes, el exembajador norteamericano en Caracas, William Brownfield, pidió a su país que conversara con el exjefe de la Inteligencia bolivariana por toda “la información de valor” que atesora. “Hay que hacer un contrato con el diablo”, afirmó Brownfield.

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!