Patricia Elena Alvarado Pardi y Manuel Tamayo Briceño se casan en el Castillo Derwick

Casos de Corrupción
Comparte esta noticia en:

Tras el fastuoso matrimonio en octubre entre Mayra Alexandra Capriles -hija del empresario venezolano Miguel Ángel Capriles López, ex dueño de la Cadena Capriles- y Eduardo Ignacio Otaola -hijo del empresario venezolano Carlos Otaola Barnola-, en el segoviano Palacio de la Serreta, ahora la prensa rosa española se prepara para otro enlace por todo lo alto: el de Patricia Alvarado Pardi y Manuel Tamayo Briceño.

Por Cossimo de Negri

Pero si sobre los Capriles y los Otaola hay un manto gris en torno a su relación con el régimen chavista, en el caso de los Alvarado es indudable. El padre de la novia es Javier Alvarado, ex directivo de la petrolera estatal venezolana, PDVSA. Muy cercano al grupo de Rafael Ramírez, se le sigue una investigación en el juzgado número 41 de Madrid, acusado de apropiarse de 500 millones de dólares producto de la corrupción en la petrolera antes mencionada.

En el caso de la familia Tamayo, forman parte de la antigua aristocracia caraqueña. Son dueños la importadora de licores “Tamayo y compañía”. En Madrid son conocidos por sus propiedades en la muy elegante calle Zurbano.

Reportes indican que el matrimonio será en el Castillo de El Alamín, en Toledo, propiedad del empresariovenezolano Alejandro Betancourt, presidente de la empresa Derwick que desfalcó al Estado venezolanoimportando plantas eléctricas con enormes sobreprecios. Betancourt y Pedro Trebbau López, al igual que otros hermanos y primos que también figuran en el registro de Derwick, se graduaron del Colegio Cumbres junto a Javier Alvarado Pardi, hermano de la novia, Patricia.

A través de Javier Alvarado Pardi, Derwick consiguió la aprobación por parte de PDVSA de los contratos con los cuales habrían sobrefacturado cientos de millones de dólares. Recordemos que Javier Alvarado padre era directivo de la estatal petrolera.

Javier Alvarado padre enfrenta en estos momentos una solicitud de extradición por parte del régimen venezolano, al igual que el ex viceministro chavista Nervis Villalobos. A ambos se les acusa de montar una trama de corrupción, legitimación de capitales y tráfico de influencia en Madrid. En el mismo caso está involucrado el argentino Luis Fernando Vuteff, yerno del dirigente opositor venezolano Antonio Ledezma.

Javier Alvarado es un ingeniero eléctrico de 59 años, egresado de la Universidad Simón Bolívar, con especialización en Gerencia de la Energía.

Con información de: El Nuevo País

Deja tu Comentario

Comentarios