Nuevo director del FAES: ¿falta de mano dura?

El pasado 27 de julio, tras el fuerte enfrentamiento entre cuerpos policiales y un grupo de hampones en la Cota 905, el grupo de exterminio de la Policía Nacional Bolivariana, mejor conocido como las FAES, fue puesto en tela de juicio junto a su nuevo director, José “Miguelito“ Dominguez Ramírez, cuando se dio a conocer que después de varias horas de fuego cruzado entre ambos bandos, no solo no pudieron vencer a los hampones, sino que, por ordenes del nuevo director, decidieron retirarse del lugar, dando por sentado que el crimen organizado tiene más poder que los cuerpos policiales del Estado.

Fue en cuestión de horas cuando en distintos portales de noticias empezaron a reseñar el pasado de José Miguel Domínguez como comandante de distintos grupos paramilitares armados, conocidos como “colectivos“, lo que impulsó a la opinión publica no solo a tildarlo de cómplice del grupo delictivo de la Cota 905, sino de tildar su gestión de poco efectiva y blanda en comparación con el antiguo director, Rafael Bastardo, quien era reconocido por el uso excesivo de la fuerza, conocido por los periodistas como el “mata malandro” por los operativos de limpieza en los distintos barrios de todo el país.

En las últimos días, el gobierno de los Estados Unidos impuso sanciones contra Rafael Bastardo, acusándolo de graves crímenes que atentan contra los derechos humanos por lo que se solicitó su búsqueda y captura inmediata para ser procesado ante las autoridades americanas.

Deja tu Comentario

Comentarios

x Logo: Shield
Este Sitio Está Protegido Por
Shield