loading…


El “negoción” que se embolsillan los colectivos con los CLAP

Desde irrumpir en el Palacio Federal Legislativo, hasta amenazar a los ciudadanos que disientan contra el gobierno de Nicolás Maduro, los colectivos creen o (eso le han hecho creer) que tienen un poder inmortal.

De hecho, ya sumaron el liderazgo en el “bachaqueo”, hacen su trabajo sucio y por demás, todo lo contrario a lo que fija la “eficiente” Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Económicos (Sundde).

En efecto, uno de los indicadores obligatorios para determinar la variación del costo de la Canasta Alimentaria son los precios de los productos regulados en el “mercado negro” o “bachaqueo”.

Hasta ahora, para estos indicadores, Hinterlaces ha tomado en cuenta la comercialización de estos productos en los espacios de la Redoma de Petare, denominándola como la “Cesta Petare”.

@PDVALenBarinas

Es importante destacar que la cadena de comercialización y distribución de los “bachaqueros” está mediada, principalmente por los mismos distribuidores y mayoristas que se han sumado a la operatividad de este comercio del “mercado negro” garantizándoles a los “revendedores y especuladores intermediarios” los artículos “por bultos”. En Catia, es por demás conocido que esta función la cumplen los autodenominados “colectivos”.

El “bachaquero” viene siendo, entonces, el último eslabón de esta perversa cadena de comercialización y distribución de los productos de primera necesidad para la dieta del venezolano común.

En esa lógica, son los mismos “colectivos” los que les imponen los precios en los que venderán la mercancía que ellos mismos les suministran.

Cualquier persona que se pasee los por los alrededores de lo que se conoce el Mercado de Catia y sus zonas aledañas, puede comprarle a los “bachaqueros” con dinero en efectivo o simplemente adquirir algunos de los productos, por lo general, arroz, harina de maíz, azúcar, aceite y pasta, en locales regentados por miembros de los “colectivos” a través de tarjeta de débito, pero con un aumento del 5% de lo que consuma por el derecho a pagar con el instrumento bancario antes mencionado.

Foto/Archivo

Para los usuarios del Mercado de Catia ya es común la venta de productos que solo deberían ser comercializados a través de la cadena de distribución del Estado.
El caso de los productos CASA, supuestamente distribuidos solo a través de los CLAP. En el Mercado de Catia, en los bachaqueros encontrarán productos CASA a los precios que los “colectivos” han impuesto.

Cabe destacar que los precios de los bachaqueros oscilan: suben y bajan, de acuerdo a criterios desconocidos para el consumidor final. Pero que siempre superan, por lo menos, 10 veces el precio real del producto.

 

Con información de epmundo.com

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !