loading…


Moris Beracha utilizó esquema ponzi y escondites en alta mar para barajar el dinero de los inversores

Moris Beracha, administrador de empresas egresado de una de las universidades más caras de Venezuela, trabajó en varias entidades de renombre como Wall Street en Nueva York, en el Hispanic News Press, Westfalia Investments, Brown Montgomery Securities, Protinal, Bestinvest Casa de Bolsa, Acco Manufacturing C.A., Banco Caracas, Cartonera del Caribe, entre otras. Pero su principal trabajo, del que se ha lucrado más, es ser intermediario de los boliburgueses y testaferros del gobierno Bolivariano, inyectándoles dinero cuando éstos así lo requieren. Asimismo, en una demanda legal en su contra, se señala que podría producir con relativa facilidad avances multimillonarios en efectivo en moneda estadounidense – por el precio debido.

El Esquema Ponzi

En un par de demandas interpuestas ante cortes estadounidenses, se señala que tanto Moris Beracha y Francisco Illaramendi estuvieron en el centro de un esquema Ponzi de aproximadamente medio billón de dólares. El esquema movió dinero de inversionistas entre compañías offshore, fondos de cobertura y cuentas bancarias que se extendían desde las Islas Caimanes hasta Suiza y Panamá, suavizando el camino a través del soborno a oficialistas venezolanos.

El esquema colapsó en el año 2011, causando pérdidas de cientos de millones de dólares a inversionistas, incluyendo a un miembro de una de las familias latinoamericanas más pudientes. De acuerdo con documentos legales, el esquema Ponzi también se comió parte del fondo de pensionados de PDVSA.

Algunas de las compañías utilizadas están incluidas en un cache de 2.5 millones de documentos secretos offshore, obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos.

John J. Carney, un oficial designado por un juez norteamericano para limpiar el desastre ocurrido tras el esquema Ponzi, asegura que Beracha, a través de sus contactos entre los ricos y poderosos de Venezuela, ayudó a Illaramendi mantener su fraude a flote. Alega en su demanda que Beracha inyectó dinero nuevo dentro del esquema, a cambio de “tarifas exorbitantes y sobornos”. Carney afirma que Illaramendi y Beracha hicieron más de $170 millones en transferencias fraudulentas a través de la web o de compañías offshore.

La demanda además indica que Beracha controlaba cuatro de las compañías utilizadas en el esquema ubicadas en las Islas Vírgenes Británicas: Bradleyville Ltd, Northwestern International Ltd, Brave Spirit Ltd y Rowberrow Trading Corp. Todas fueron incorporadas al Commonwealth Trust Limited (CTL), una firma de servicios que fue sancionada por reguladores de las islas por violar las reglas en contra del lavado de dinero.

John J. Carney; acusa que los Fondos de Pensiones y Ahorros de PDVSA perdieron más de USD 500 millones. Por esto demandó al conocido comisionista venezolano Moris Beracha, al Fractal Fund y otras empresas de Beracha por US$ 171 millones. Carney acusa a Beracha y sus empresas de haber recibido pagos y comisiones de los fondos de Illaramendi que no tienen una contraprestación legal y razonable que justifique los exhorbitantes pagos.

Relaciones Venezolanas

Una fuente muy cercana al empresario, quien prefirió mantener oculta su identidad, comentó que Beracha nunca fue amigo de Illaramendi, aunque ambos son asesores financieros y con muchos contactos con miembros del Ejecutivo nacional.

Como todos los banqueros y asesores financieros venezolanos, Beracha, fundador de las firmas de inversión Westfalia Investments y Fractal Fund Management Group, así como presidente de la compañía de telecomunicaciones, Celistics Holdings Group, sabía que Illaramendi era el dueño de Michael Kenwood Group y que manejaba fondos de inversión de alta rentabilidad que operaban con papeles venezolanos.

“Beracha, junto a su socio Luis Otero, realizaron una negociación con un producto específico manejado por Illaramendi. Adquirieron papeles del Credit Suiss respaldados por notas estructuradas venezolanas, las cuales Illaramendi había comprado a bajo precio a la banca de Venezuela”, dijo la fuente.

Respuestas de Moris Beracha enviadas por escrito a ICIJIL ante las acusaciones del síndico John Carney en las que involucra a Moris Beracha como un aliado de Illarramendi en la estafa que él realizó. El empresario venezolano alega que él ha sido una víctima más del Ponzi y que no tenía conocimiento de las operaciones fraudulentas realizadas por Francisco Illarramendi, de acuerdo con el portal ArmandoInfo.

Finalmente, a Beracha también se le relaciona con Rafael Isea, siendo su asesor en el 2008 cuando ejercía el cargo de ministro de Finanzas. Asimismo, Isea sirvió por muchos años como uno de los diputados más cercanos Hugo Chávez.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !