Mira la desagradable comida que ofrece el hospital Vargas por culpa de la crisis

Como todo en este país, los pacientes del Hospital José María Vargas de La Guaira, también padecen las mil y un penurias de la crisis venezolana. Sin insumos, alimentos ni comodidades, el hospital da “todo por el todo”, pero los mismos trabajadores alegan que las condiciones ya son deplorables.

Uno de los tantos servicios afectados el de alimentación, El hospital durante la primera semana de diciembre, ha dado porciones nutricionales escasas. El desayuno es una mezcla de harina de trigo con agua,  de la cual sacan una especie de panqueca. Esto lo acompañan con costillas de carne. 

Según las trabajadoras del área de la cocina, ante se podía otorgar un mediano desayuno “bueno”.  “Se les daba una arepa pequeña con queso, pero como está muy caro optaron por enviar esa mezcla que no los nutre. Ya tenemos una semana sin lácteos. Son unos pacientes que requieren una alimentación balanceada y aquí no se les ofrece”, expusieron las empleadas.

Archivo

En el almuerzo les sirven yuca sancochada con ensalada de repollo y zanahoria. “Si no tienen vasos no se les sirve la sopa, que parece consomé y un jugo sin azúcar de patilla o naranja”, añaden. A esta decadencia se le suma la falta de lavaplatos para mantener las bandejas limpias, por lo que únicamente se enjuagan con agua, mientras que con los cubiertos cada paciente debe traer los suyos.

Sin fórmula para neonatología

Por otra parte, de 14 recién nacidos hospitalizados solo 4 están siendo alimentando con leche de fórmulas. Al resto les prescriben suero pediátrico para mantenerlos hidratados. “Esa salvedad se le hace a los padres al momento del ingreso, porque el servicio no cuenta con leche. A quienes la traen se les prepara su tetero y se les pasa a sus madres para que los alimenten, pero no podemos darle a otros”.

Archivo

Los usuarios no se quejan de la atención que perciben por parte de los médicos y enfermeras, pero aclaran que los gastos de exámenes de laboratorio y estudios especiales deben correr por cuenta de los familiares de los pacientes. Pues en el recinto médico no hay reactivos.

Falta de medicamentos, alimentos, agua y otros, son parte de los problemas de los pacientes del María Vargas y de otros cientos de hospitales y clínicas. Lamentablemente “sobreviven” como pueden con lo escaso que tienen, ante la ignorancia y silencio del Gobierno sobre la crisis en el sector salud.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo