loading…


Ministerio de Educación ofrece subsidios a colegios privados en riesgo de cierre técnico

Personal docente del sector educativo privado aseguró a El Pitazo que el Ministerio de Educación, a cargo de Elías Jaua, ofreció subsidio a colegios, lo que implica que las instituciones que son autosustentables y autónomas dependan del Estado venezolano

La crisis económica que atraviesa el país afecta al sistema educativo venezolano. La hiperinflación, acumulada en lo que va de 2018 de 13.779 %, según la Asamblea Nacional, obliga a muchos colegios privados a aumentar los montos de las matrículas de forma trimestral.

Personal docente del sector educativo privado aseguró a El Pitazo que el Ministerio de Educación, a cargo de Elías Jaua, ofreció subsidio a colegios para evitar los cierres técnicos; lo que implica que las instituciones que son autosustentables y autónomas dependan del Estado venezolano.

Las directivas de los colegios visitados prefieren que se mantenga en reserva los nombres de docentes y personal administrativo. Ante la oferta del ministerio, los profesores vieron con preocupación el futuro de los estudiantes, aunque la mayoría intenta mantener la independencia, a muchas familias les cuesta cada vez más pagar las mensualidades que, en muchos casos, superan el salario integral y aún así solo cubren el pago de quienes trabajan en las escuelas.

En los colegios católicos les preocupa comprometer la educación basada en los valores cristianos. “Nos causa bastante preocupación una estatización, sobre todo, por temas ideológicos. Nosotros debemos garantizar una educación de calidad que hemos venido ofreciendo por décadas, gracias a nuestros valores y compromiso cristiano”, manifestó la directora de un colegio del este de la ciudad.

En varios casos, los coordinadores y directores aseguraron que cuentan con el apoyo de los representantes, quienes se comprometen con las instituciones con respecto a la contribución monetaria y material. Los aumentos siempre son discutidos en asambleas con los padres y las reacciones son positivas porque, aseguran los docentes, confían en la educación que se imparte en esos colegios.

Insistieron en que la opción no es una medida impuesta por el gobierno, sino una alternativa que ofrecieron para mitigar la crisis económica que dificulta el pago de las mensualidades y, además, las renuncias de docentes y personal administrativo. Por ahora, descartan la oferta y lucharán por la autosustentabilidad y autonomía del sector educativo privado.

Chamba Juvenil en los colegios de la Avec

La Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec) recibió otra oferta por parte del Ministerio de Educación: introducir a los jóvenes del Plan Chamba Juvenil en los colegios y escuelas para suplir las ausencias de maestros que renunciaron o emigraron.

Trina Carmona, presidenta de la asociación, precisó que de 40.000 empleados, 4.000 han abandonado sus trabajos, lo que representa 10 % de la población laboral de la Avec. El Ministerio les ofrece ocupar esos espacios que se han ido vaciando en los últimos meses. Sin embargo, Carmona expresó que para ser docente hace falta experiencia y preparación y muchos de los venezolanos que integran el Plan Chamba Juvenil aún son bachilleres. “Incluso nuestros docentes con más años de servicio deben capacitarse y actualizarse anualmente; no podemos dejar la educación de nuestros alumnos en manos de gente que no está preparada. Aún así, yo entiendo que eso representa una oportunidad para ellos, pero no debería ser con algo tan delicado como la educación”.

Cuando alguna materia queda sin profesor, los colegios de la Avec pueden recurrir a sus propias agendas para conseguir profesionales para ocupar las vacantes. La representante de la asociación considera que la alternativa que ofrece el Estado es una solución inmediata al problemas de la fuga de talentos, pero es necesaria una formación completa como docentes para asumir la carga de una materia o un salón. “Está en nuestras manos ofrecer una educación de calidad”, enfatizó.

También conversó acerca de la inserción laboral de los estudiantes del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces). Expuso que muchos de ellos deberían poder ser aceptados como pasantes del área administrativa de los colegios deben recibir un pago igual al que recibe un empleado público, fijado en Bs. 2.550.000 de acuerdo con el último aumento decretado por el presidente Nicolás Maduro, el 30 de abril. Pero las instituciones, según Carmona, no cuentan con el capital suficiente para ofrecer este pago a los pasantes.

Poco pueden hacer: 70 % del subsidio del Ministerio de Educación se utiliza para pagarle a los docentes y personal obrero y administrativo. Lo demás, en material de limpieza y, si alcanza, en bombillos para la iluminación. Pero no pueden aumentar ni contar con donaciones. En el artículo 17, la Resolución 114, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 40.452 de fecha viernes 11 de julio de 2014, fija: “Se prohíbe el establecimiento de cuotas, aportes, bonos, contribuciones o cualquier otra denominación, en dinero o especie, así como el empleo de figuras o modos, tales como fundaciones, asociaciones civiles, sociedades mercantiles”.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !