Maduro culpa a los ‘trocheros’ del alza del coronavirus, pero ¿quiénes son los trocheros?

Las trochas que comunican a Colombia con Venezuela que están en poder de colectivos armados, delincuentes colombianos y bandas criminales, ahora cuentan con la complicidad de funcionarios militares venezolanos.

Primer Informe

Esta semana Nicolás Maduro dio el parte oficial sobre la situación del coronavirus en Venezuela, revelando la mayor cifra de infectados desde que comenzó la pandemia. Maduro no quiso asumir la responsabilidad y dijo que la mayoría de los casos provenía de Colombia, y dijo que se trataba de un «virus colombiano». Además el líder del régimen de Caracas dijo que «los trocheros han sido los principales transmisores del virus en las últimas 8 semanas».

Sin embargo, un informe de Fundaredes, dice que al menos 10 grupos subversivos operan en esta zona fronteriza señalada por Maduro, algunos de origen colombiano, como el ELN, EPL, disidencia de las Farc -con el apoyo de Maduro-, Los Urabeños, Los Rastrojos, bandas delictivas con alto poder de fuego y elevados niveles de violencia como el Tren de Aragua o La Línea y varios grupos de colectivos armados de origen venezolano, quienes se disputan el control del territorio, no solo para el paso de contrabando de combustibles y mercancías, sino también para el tráfico de personas y estupefacientes hacia Colombia.

Todos estos grupos han sido vinculados en sus actividades ilícitas y criminales con el Nicolás Maduro y su narco red que opera con el frente del Cartel de los Soles.

“Durante este tiempo de cuarentena, cuando efectivamente se presume que hay una disminución en la movilidad y un incremento en la seguridad fronteriza, debido a una mayor presencia militar, esta presencia se ha traducido en complicidad y sociedad entre las Fuerzas Armadas venezolanas y los grupos ilegales para administrar el control de los territorios fronterizos”, dijo Javier Tarazona, director de Fundaredes.

Un trabajo recientemente presentado por esta organización da cuenta de que aunque en 2019 se produjeron unos 32 asesinatos y 233 desapariciones en trochas a lo largo de toda la frontera colombo venezolana, la situación se ha complicado en lo que va de 2020.

En 2019 estaban contabilizadas al menos 100 trochas que operan a lo largo de los 2.219 kilómetros de límite binacional que producían hasta 2 millones de dólares recaudados entre los venezolanos que van a pie con mercancía y maletas y por grandes cargas de gasolina y gandolas de comida, todas en control de las mafias amparadas por el régimen de Nicolás Maduro, según reveló la Asamblea Nacional venezolana.

Lea el informe completo aquí