Luis Fernando Vuteff García era administrador de una gestora de blanqueo de capitales en España

Casos de Corrupción
Comparte esta noticia en:

Desde la detención de Luis Fernando Vuteff García, pareja de Antonietta Ledezma Capriles, hija del exalcalde metropolitano Antonio Ledezma y Mitzy Capriles, en España durante la operación Carabela, vinculada con el caso de blanqueo de capitales procedentes de Venezuela, muchos detalles de su vida han salido a relucir.

Vuteff García era administrador de la gestora de capitales ColumbusOne, con domicilio en la calle Orellana de Madrid, y proveía servicios de blanqueo de capitales a exfuncionarios y contratistas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) desde España, a través de inversiones inmobiliarias y hoteleras.

Según reseña Efecto Cocuyo, la operación reveló que en enero de 2018 la hija de Ledezma y su esposo, hoy detenido, registraron en Madrid la Fundación Crecer sin Fronteras, con un capital inicial de 30 mil euros, destinada a atender a los hijos de familias migrantes en España.

Asimismo, a través de la operación Carabela, coordinada por la Fiscalía Anticorrupción y dirigida por el Juzgado número 41 de Madrid, en la que además colabora el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, se han intervenido más de 130 inmuebles en Madrid y Marbella, valorados en más de 72 millones de euros, por los cuales deberá responder Vuteff; el exviceministro de Energía Eléctrica durante el Gobierno de Hugo Chávez, Nervis Villalobos; y un abogado que también fue detenido en el operativo policial y puesto a las órdenes de fiscalía de España.

Vuteff, de acuerdo con imágenes que circularon en las redes sociales, estuvo presente en una reunión con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, en agosto de 2017, en la que le pedían apoyo para Ledezma, en relación al Gobierno de Nicolás Maduro.

Nervis Villalobos
El exviceministro fue detenido nuevamente por la Brigada Central de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Policía de España el pasado miércoles.

Villalobos llegó a España en el año 2017 luego de que Estados Unidos pidiera su extradición y permaneciera preso en el país europeo hasta el pasado 14 de septiembre por su presunta implicación en la recepción de siete millones de dólares remitidos desde Miami.

En esta oportunidad el venezolano fue apresado nuevamente en una operación que se inició hace más de un año tras detectarse una serie de transferencias realizadas desde el extranjero por un consultor portugués, Hugo Gois, de 39 años, y que tenían como destino cuentas bancarias de personas vinculadas a expolíticos de Venezuela, así com a los directivos de una sociedad de gestión de patrimonios que operaba en España, Columbus One, domiciliada en Madrid.

Debido a lo cooperación policial internaciónal, la policía de España comprobó que Gois estaba acusado por la Justicia de Estados Unidos, declarandolo fugitivo por ayudar a diversos exdirectivos de la empresa pública Petróleos de Venezuela (Pdvsa) a blanquear más de 1.200 millones de dólares obtenidos mediante sobornos, en lo que se conoce en aquel país como caso ‘Money Flight’.

Deja tu Comentario

Comentarios