Los niños de la calle, hijos de la revolución, corren multiplicados por Caracas [FOTOS]

Noticias
Comparte esta noticia en:

Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela.

Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir.

En esos espacios estaba Liliana, de 17 años, a punto de dar a luz, y después de dos meses seguía allí, pero con su pequeño Ángel recién nacido después de parir en la Maternidad Concepción Palacios, el hospital público materno más antiguo del país, también descalabrado por la crisis.

Poco después de parir se supo que sufre de sífilis y su bebé ha sido levemente afectado por la enfermedad de transmisión sexual.

Ninguna institución, pública o privada, tiene cifras o un estimado de la cantidad de niños y adolescentes que vive hoy en día en las calles de Venezuela pero la situación salta a la vista.

Miguel Rebolledo, coordinador de la casa hogar Domingo Savio que recibe a adolescentes en condición de calle, dijo a Efe que en la actualidad se observa un dramático abandono de niños en el país, sobre todo por parte de la madre, aunque muchos de los testimonios hallados dan cuenta de la ausencia total del padre.

“Tenemos un caso de una familia dividida: una mujer decide abandonar a sus 8 hijos, yo tengo acá a los dos más grandes, de 11 y 12 años, y al recibir el caso, constato que el muchacho mayor está saliendo mal en la escuela porque debe cuidar a sus hermanos más pequeños. El papá viene a visitarlos y compartir con ellos”, cuenta.

En la calle también está Paola que salió de su casa a los 13 años y ya es quinceañera, allí, a la intemperie, dice ser más feliz que en su casa, donde el novio de su mamá la rechaza, mientras que fuera del hogar puede hacer lo que quiera.

Dice, sin embargo: “Lo peor que me ha tocado vivir en la calle es que me querían matar, y casi lo logran, ¿ves esta cicatriz en el cuello? Bueno, un tipo más grande que yo pensó que lo acusé con la policía sobre sus asuntos raros, entonces un día me siguió con unos amigos de él, agarró una botella, la partió y me enterró el pico en el cuello”.

Y además la amarraron y lanzaron al río Guaire que divide a Caracas en dos y donde van a parar todas las alcantarillas y desechos líquidos de la ciudad. Que Paola esté viva es un milagro.

Jesús, de 16, está en la calle desde hace cuatro años y se dedica a hacer bolsos con los billetes de bolívares devaluados que ya nadie quiere.

“Yo no soy de Caracas, vivía en Maracay (costa central) con mi mamá, 3 hermanos y unos tíos. Mi papá está muerto por que le dispararon con una escopeta, él era mala conducta. Yo me fui de la casa porque no me sentía bien allí porque peleaban mucho por la comida que no nos alcanzaba para todos, me cansé”, cuenta.

Los chicos de la calle son felices cuando les dan comida pero, como pudo constatar Efe, la mayor felicidad los arropa cuando reciben dinero pues salen corriendo a comprar las drogas que los abstraen del mundo.

En ese andar entre carros, descalzos y desprotegidos, también se pudieron observar heridas en pies y manos con clavos o vidrios e incluso un arrollamiento del que el chico salió extrañamente ileso.

De esa abstracción da cuenta un banco de plaza o una simple acera donde es posible ver a un niño dormir sin que bocinazos, perros o transeúntes corten su sueño.

En 1998, en la primera rueda de prensa que ofreció tras ganar sus elecciones presidenciales, el fallecido presidente Hugo Chávez y propulsor de la llamada revolución bolivariana dijo: “Me prohíbo a mi mismo, Hugo Chávez se prohíbe a si mismo que haya niños de la calle en Venezuela, me lo prohíbo, no puede haber niños de la calle en Venezuela”. e>

Katiuska, de 19 años, posa con su hijo Neúcari, de seis meses, el pasado 15 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Un grupo de niños juega en las ruinas de la edificación de un casino el pasado 6 de noviembre de 2018, en el barrio La Trinidad, en Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Un grupo de niños juega en una calle el pasado 25 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Yoiker (12 años), Dariel (16), Alexander (16) y Wilker (17) esperan a la entrada de un centro comercial el pasado 20 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Ángel, con pocas horas de nacido, duerme en una cuna junto a su madre, Liliana (fuera de cuadro), el pasado 14 de noviembre de 2018, en el hospital materno “Concepción Palacios” de Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Levis José, de 14 años, se baña en las aguas del río Guaire el pasado 3 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Katiuska, de 19 años, sostiene a su hija Neúcari (seis meses) mientras se esconde de los guardias de seguridad en el estacionamiento de un centro comercial el pasado 12 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Jesús, de 16 años, come algo que encontró en una bolsa de basura el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Rafael (i), de 14 años, es arrollado por un vehículo cuando jugaba con Joniel (d), de 17 años, el pasado 8 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Juan, de 13 años, observa a su perra “La Negra” después de que esta se peleara con otros perros, el pasado 6 de noviembre de 2018, en el barrio “La Trinidad” de Caracas (Venezuela). Las calles de Caracas están llenas de niños que corren, se ríen, se bañan en ríos sucios, buscan comida en la basura y también consumen drogas, son menores de edad abandonados que muestran una de las tantas caras de la severa crisis económica y social que azota al país petrolero que es Venezuela. EFE/Miguel Gutiérrez
Niños que viven en la “Casa Hogar Santo Domingo Savio” juegan fútbol el pasado 12 de diciembre de 2018, en el barrio Palo Verde de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Fotografía de la cama de un niño que vive en la “Casa Hogar Santo Domingo Savio” el pasado 7 de diciembre de 2018, en el barrio Palo Verde de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Gabriel, de 19 años, José Ángel, de 14, y Eraldo, de 13 años, se bañan en un canal de agua fresca el pasado 30 de noviembre de 2018, en el barrio Palo Verde de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
José Ángel, de 12 años, Eraldo, de 13 y Daninyer, de 12, juegan en un cauce de agua el pasado 12 de diciembre de 2018, en el sector de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Daninyer, de 12 años, camina por una área boscosa el pasado 30 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Liliana, de 17 años de edad, carga a su hijo Ángel tras ser dada de alta del hospital materno Concepción Palacios, el 26 de noviembre de 2018, en el barrio San Martín de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños cruza una autopista tras buscar una bolsa con ropa que tenían escondida, el pasado 25 de diciembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños sale a buscar una bolsa con ropa que tienen escondida, el pasado 25 de diciembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños práctica peleas callejeras el pasado 25 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños come productos que encontraron en bolsas de reciclaje el pasado 24 de noviembre de 2018, a orillas del rio Guaire, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Alexander, de 16 años, se arrastra por el suelo ya que no puede caminar por un golpe en su pie el pasado 20 de noviembre de 2018, en el barrio Palo Verde de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
atiuska, de 19 años, prepara un cigarrillo de cripy (marihuana) el pasado 20 de noviembre de 2018, en el barrio Palo Verde de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Alexander, de 16 años, se envuelve el pie en una bolsa plástica y en una tela para aliviar el dolor tras golpearse huyendo de la policía, el pasado 20 de noviembre de 2018, en el sector Chacao de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Luis, de 13 años, realiza con billetes artesanías para la venta, el pasado 19 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Niños de escasos recursos almuerzan en un comedor comunitario del programa “Caracas Mi Convive” el pasado 16 de noviembre de 2018, en el barrio Carapita de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Liliana, de 17 años, sostiene a su hijo Ángel, de tan solo unas horas de nacido, el pasado 14 de noviembre de 2018, en el barrio San Martín de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Gabriel, de 19 años, enciende un cartón para ahuyentar mosquitos en el lugar donde duerme en un edificio abandonado, el pasado 13 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Daninyer, de 12 años; Gabriel de 19 años; Katiuska de 19 años y Neúcari de 6 meses de edad, se refugian en un edificio abandonado bajo una autopista, el pasado 13 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/
Daninver de 12 años y Gabriel de 19 se deslizan por las escaleras eléctricas de un centro comercial antes de su cierre el pasado 13 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/
Daninver, de 12 años, busca a otros jóvenes en la entrada del parqueadero de un centro comercial, el pasado 13 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños busca comida entre bolsas de basura que obtuvieron en una panadería, el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños busca comida entre bolsas de basura que obtuvieron en una panadería, el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Levis Jose de 14 años muestra el dedo lastimado de uno de sus pies luego de huir de la policía la noche anterior . el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Carlos (i), de 15 años, juega con un niño fuera de un centro comercial el pasado 7 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Rafael, de 14 años, muestra un pedazo de cable metálico que sale de una herida infectada en su mano tras una fractura meses atrás por saltar un muro, el pasado 3 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Katiuska, de 19 años, y su hija Neúcari, de 6 meses, permanecen en el sueño a las afueras de un centro comercial mientras piden limosna y comida, el pasado 5 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Dariel (i), de 13 años, practica peleas de dagas con un par de chanclas junto a Katiuska, de 19 años, en la entrada de un centro comercial, el pasado 5 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños permanece en el predio de un edificio abandonado, el pasado 3 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR131. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Wilker, de 17 años, un joven que vivió en la calle durante seis años luego de darse cuenta que había sido abandonado por su familia, posa el pasado 20 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR132. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Jose Ángel, de 14 años, un joven que vive en la calle desde que tenía ocho debido a que era golpeado y encerrado por su padrastro, posa para un retrato el pasado 28 de noviembre de 2018, en el sector Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR133. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Paola (c), de 15 años, cuenta el dinero recolectado en un semáforo, el pasado 4 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR134. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Daninver, de 12 años, un joven que ha vivido en la calle durante dos años tras sufrir el maltrato por parte de su madrastra, posa el pasado 12 de noviembre de 2018, en el sector de Chacao, en Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR135. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Jose Daniel, de 13 años, un joven que no recuerda cuánto tiempo lleva viviendo en las calles, posa el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR136. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Maikel, de 14 años, un joven que lleva viviendo dos años en la calles tras dejar su casa debido a las constantes peleas por la escasez de comida, posa el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR137. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Maikel. de 14 años, un joven que no recuerda cuánto tiempo lleva viviendo en las calles y dejó su casa por la escasez de comida, posa el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR138. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Paola, de 15 años de edad, una joven que lleva dos años en la calle luego de dejar su casa debido a que el novio que tenía su madre le negaba la comida, posa el pasado 10 de noviembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Liliana, de 17 años, carga a su hijo Ángel de 29 días de nacido en compañía de los jóvenes Gabriel de 19 y José Ángel, el pasado 12 de diciembre de 2018, en el barrio Las Mercedes de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/
ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR140. CARACAS (VENEZUELA), 21/12/2018.- Un grupo de niños se alista para la cena en la “Casa Hogar Santo Domingo Savio” el pasado 12 de diciembre de 2018, en el barrio Palo Verde de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos
Un grupo de niños ayuda a preparar la cena en la “Casa Hogar Santo Domingo Savio” el pasado 12 de diciembre de 2018, en el barrio Palo Verde de Caracas (Venezuela). Durante dos meses Efe se mantuvo en las calles de la capital venezolana observando el día a día de los niños que, en su mayoría, ocupan espacios públicos del este de Caracas donde además de mendigar han creado un elaborado sistema para sobrevivir. EFE/Miguel Gutiérrez/ATENCIÓN EDITORES: Esta imagen hace parte de un fotoensayo de 40 fotos

En 1998, en la primera rueda de prensa que ofreció tras ganar sus elecciones presidenciales, el fallecido presidente Hugo Chávez y propulsor de la llamada revolución bolivariana dijo: “Me prohíbo a mi mismo, Hugo Chávez se prohíbe a si mismo que haya niños de la calle en Venezuela, me lo prohíbo, no puede haber niños de la calle en Venezuela”.

Años más tarde, el  fallecido Hugo Chávez, mintió y aseguró que en Venezuela “ya no hay niños de la calle”, como se puede ver en este video.

Deja tu Comentario

Comentarios