La corrupción chavista se convierte en la más perjudicial para el mundo

Noticias
Comparte esta noticia en:

Toda corrupción es perniciosa. Y la de Hugo Chávez puede pasar por la más perjudicial de la historia de Venezuela. Todo un saqueo de acuerdo a los números que se manejan. Veamos esta primera cifra: ¿Qué fue de la suerte de los 1,3 billones de dólares que obtuvo el país en casi dos décadas de chavismo? Segunda cifra: los exministros Jorge Giordani y Héctor Navarro, denunciaron el 2 de febrero de 2016 que al menos 300.000 millones de dólares habían sido malversados. La agencia Reuters, que entrevistó a Navarro, reportó que según cálculos de ambos ex funcionarios, aquel monto no cuenta con respaldo “suficiente”, “por lo que sospechan que fueron malversados a través de importaciones ficticias y sobreprecios”.

Juan Carlos Zapata / Konzapata

Giordani y Navarro fueron ministros de Chávez. Ambos de la mayor confianza. Navarro ministro de varias carteras, entre otras de Electricidad, área donde la corrupción campeó. Y a Giordani se le reconoce como el mentor económico de Chávez, en tanto jefe de los ministerios de Planificación y Finanzas por tres lustros. En 2016 ya había muerto Chávez y Maduro llevaba 3 años en el poder. Y Giordani y Navarro estaban fuera del Gobierno. Maduro los había echado. Y, quizá ese era el motivo por el cual ahora hablaban. Porque las purgas producen estos milagros.

Que quienes han integrado las cúpulas y han sido excluidos se atreven a revelar secretos e intimidades –agregue el lector el caso de Rafael Ramírez– inclusive a riesgo de que pasen por cómplices, pues Giordani y Navarro –con el aura de hombres honestos- decían que los cálculos englobaban los últimos 10 años de ingresos, de 2006 a 2015, lo cual comprende los 3 años de Maduro pero 7 de Hugo Chávez, en los que ellos mandaron, tuvieron poder, y administraron recursos, diseñaban presupuestos, disponían de los dólares y prometían, igual que Chávez, estar construyendo un país potencia, un país de igualdad social, de inclusión social, un país de empoderados; el país más feliz del mundo.

El mismo Giordani, en uno de los últimos consejos de ministros presididos por Chávez, octubre de 2012, avalaba esta tercera cifra: que la inversión social alcanzaba los 500.000 millones de dólares en un lapso que comprendía desde 1999 hasta 2011. Giordani, sentado a la siniestra de Chávez –era zurdo- resaltaba que el índice de inversión social en ese periodo casi duplicaba la de los gobiernos anteriores de Jaime Lusinchi, Carlos Andrés Pérez, Ramón J. Velásquez y Rafael Caldera, mandatos, por cierto, con los más bajos ingresos del petróleo.

Y el presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, al lado de Giordani, reafirmaba, según cita de un boletín oficial del Ministerio de Información, que “la Revolución ha creado las condiciones para redistribuir las ganancias petroleras de manera justa y equitativa para el pueblo y no para las transnacionales y el imperio. ‘Lo importante es conocer quién capta la renta petrolera y para qué se usa la renta petrolera (…). Nuestro Gobierno y usted (presidente Chávez) han sido abanderados en distribuir esa renta en beneficio de nuestro pueblo para su desarrollo social y económico”’.

Leer más en Konzapata

Deja tu Comentario

Comentarios