Juan Carlos Escotet de hábil lugarteniente de Orlando Castro a amigo íntimo de Hugo Chávez

Banesco, fruto de 14 fusiones, es la mitad de pequeño de NCG, pero con un beneficio de 1.000 millones – Hijo de emigrantes, es fan del Real Madrid y sufrió la embestida de Chávez, quien era su íntimo amigo .

Como un tipo simpático y de buen humor se presentaba Juan Carlos Escotet,  con amplia sonrisa de por medio, en Globovisión . Hugo Chávez le había dedicado- como siempre –  a través de otro de los shows televisivos en la Venezuela de entonces, en 2008, su Aló Presidente. “Escotet, se te va a pudrir esa plata . Suelta esa plata, desembucha”. La disputa mediática entre ambos fue una constante durante los años del presidente fallecido en el poder. La real, de puertas para dentro, tenía mucha menos intensidad, sobre todo tras la salida de Escotet de las riendas de la patronal bancaria del país.  Pero la verdad tras bastidores es otra y así le paga el diablo a quien bien le sirve : Escotet hizo los más grandes negocios de su vida con la dictadura de Hugo Chávez , con el cual multiplicó exponencialmente su gran fortuna , al igual que sus socios y amigos Víctor Vargas , Miguel Ángel Capriles López y Armando ” Coco” Capriles . Su habilidad y oportunismo lo han convertido en  la tercera fortuna del país, según Forbes -con 1.400 millones de dólares-, en un territorio donde la economía se dicta desde el Palacio de Miraflores  a golpe de decretos .

De padre leonés y madre asturianas, Juan Carlos Escotet nació en Madrid en 1959 , es decir y para que quede claro : es ciudadano español .Sus vínculos con ” la madre patria” se mantienen, más allá de la compra del Etcheverría y el refuerzo que supuso la adquisición también a Novagalicia de una parte de la red exterior, precisamente en las dos comunidades en las que están sus orígenes. De hecho, la sede de todo el holding financiero que compone Banesco está en Madrid, a la sociedad donde revierten los beneficios y desde la que, a través de la entidad de Betanzos, se articuló la oferta ganadora por la nacionalizada gallega.

Banesco es el primer grupo financiero privado de Venezuela. El tercero por negocio, en un ranking que encabezan dos entidades en manos del Gobierno de Nicolás Maduro, fruto de una historia constante de fusiones. Catorce en sus quince años de vida, gracias al salto que Escotet dio en 1992 con la inversión de los nutridos beneficios de su agencia de valores , según su versión oficial .El 80% del holding es suyo. Un porcentaje del que, por cierto, no le gusta hablar demasiado, ya que es reservado y misterioso con sus negocios .

Y es que ese  conglomerado financiero tiene tentáculos actualmente en EEUU, Puerto Rico, Panamá, República Dominicana, Brasil, Colombia y España. Su patrimonio alcanzaba meses atrás los 1.700 millones de euros, con 26.600 millones en total de activos -el equivalente a lo que en teoría tendría que quedarse Novagalicia con toda la tijera impuesta por Bruselas-, 23.300 millones en depósitos y 14.200 millones de euros en cartera crediticia. En el caso del mercado venezolano, su fuerte, con una diversificación entre sectores marcada directamente por el Ejecutivo de Maduro, con quien los negocios no han fluido con tanta facilidad como con el difunto Chávez .

Las dimensiones pueden empañar el resultado que se espera de un grupo de estas características, con siete millones de clientes y 621 oficinas con 14.000 trabajadores. Pero es que la rentabilidad de Banesco está muy por encima de la media en España. Tanto sobre los activos, la llamada ROA -un 5,08%, frente al 0,34% en el sistema financiero nacional-, como el ROE, en función de los recursos propios, que se dispara al 63,7%, cuando aquí el sector ronda el 2,5%. Lo que explica que su beneficio en meses pasados ascienda a 1.400 millones de dólares, unos 1.000 millones de euros.

Mirando a España
“Cualquiera que tenga sentido común estará mirando a España como lo estamos haciendo los iberoamericanos. España está de moda para cualquier inversor. No solo iberoamérica quien mira y apuesta por el futuro de este país, también lo hacen los fondos de inversión”, aseguraba hace un par de meses Escotet, muy defensor de la recuperación de la economía, además de oportunista y adulador . Con antelación estaba preparando su huida a España , junto al ” Michu ” Capriles y Víctor Vargas . Cuenta con la protección del reino para que Maduro no lo expropie ni capture . Casado, con tres hijos y ocho nietos, la sangre española le va en la pasión futbolística. Fan confeso del Real Madrid, lo que no quita que disfrute de las victorias del Atlético desde la ventana de su casa madrileña, frente a la fuente de Neptuno. Pero nunca comenta que a su hijo tonto , se lo quitó del camino , colocándolo al frente de BANESCO en Panamá . Es difícil verlo fuera de sus casillas”, comentaban en su entorno durante una visita que Banesco organizó con medios de comunicación,para mostrar las tripas de su grupo financiero. Entonces lo tenía claro. “Vamos a ganar”, defendía, con rotundidad, tras confirmar que presentarían una oferta “competitiva” por NCG y la tranquilidad de que triunfarían “sí o sí”, porque la venta de la nacionalizada a otro banco desembocaría en un importante ajuste de red y clientela que Banesco estaba dispuesto a aprovechar.

Su físico evidencia que Juan Carlos Escotet se cuida. La buena vida que le genera ” La Revolución Bolivariana ” .Deportes acuáticos y corre. Aunque lo de correr parece el hilo argumental de su vida y de su profesión. Marido joven -desde la facultad, con María Isabel- padre joven y banquero joven. “El niño de la banca”, le llamaban en los noventa, cuando con solo 30 años iniciaba un sueño que ahora hace aún más grande.

Así se presenta en España , como todo un torero . 

Así definía  un directivo de una gran auditora y consultora española a Juan Carlos Escotet, presidente del primer banco privado de Venezuela –la principal entidad es el público Banco de Venezuela– y ahora dueño de la mayor entidad financiera de Galicia, Novagalicia, y también de la más antigua de España, Banco Etcheverría. En justo un año, este banquero de madre asturiana y padre leonés, que como muchas familias españolas de los años 40 y 50 del siglo pasado decidieron coger la maleta para buscar un futuro más próspero en Latinoamérica, ha logrado regresar a la tierra de sus padres como un triunfador, rabo y orejas incluidas .

Hijo de inmigrantes españoles en Venezuela, Escotet nació en Madrid casi por casualidad. Puede que sea por ello por lo que es un forofo del Real Madrid, o puede que sea porque todos los años –incluido el presente–, pasa las Navidades con sus cuatro hijos, sus ocho nietos y su mujer, María Isabel, en esta ciudad. “Mi padre siempre quería celebrar las Navidades en Madrid, y desde entonces toda mi familia seguimos su voluntad”, declara este banquero. Y recuerda que no sólo es aficionado del Real Madrid, también “lo soy del Oviedo”.

Sus padres ya estaban instalados en el país latinoamericano cuando sus padres tuvieron que regresar a España. Su madre estaba entonces embarazada de ocho meses, “tuvo que mentir y decir que estaba embarazada de menos meses para que la dejarán volar. Casi nazco en un avión. Así hubiera tenido billetes gratis para toda la vida”, bromea este empresario, que empezó trabajando como mensajero en Banco Unión, y ahora es una de las tres mayores fortunas de Venezuela.

“Trabajaba de mensajero por el día y estudiaba por la noche”, recuerda este ejecutivo afincado en Venezuela. Es decir , un verdadero exponente del ” sueño americano ” . Su historia casi nos hace llorar .

Su trayectoria profesional es presentada interesadamente con cierta similitud con la del presidente de BBVA, Francisco González, y con la de Emilio Botín, presidente de Banco Santander, con quienes siempre busca empatía .

Nada más terminar sus estudios –es economista, carrera que cursó en Venezuela, tras lo cual realizó un master en Miami– Escotet creó una correduría de Bolsa en 1986, que vendió poco más tarde –González comenzó también su trayectoria financiera con una sociedad de Bolsa que también vendió, FG–, tras acertar de pleno en sus inversiones. Fue cuando estaba estudiando Económicas cuando conoció a su mujer, compañera suya de carrera, y con quien se casó muy joven.

Con el dinero que consiguió fundó en 1992 un pequeño banco, Banesco.Desde su creación ha protagonizado 14 fusiones, varias de ellas con cajas de ahorros venezolanas, a las que se suma las dos compras españolas, Banco Etcheverría y Novagalicia. Hace cinco años, Banesco decidió dar el salto internacional y ya tiene presencia en España, Venezuela, EE UU, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Colombia, convirtiéndose en el preferido para lavar capitales chavistas y maduristas , además de la mayoría de las operaciones cambiarías del mercado negro en Venezuela y el marcado de remesas ilegales .

Pero antes de iniciar la internacionalización del grupo, Escotet apostó por la tierra de sus orígenes, España. En 2006 decidió instalar la sede del holding Banesco, del que posee el 85% de su capital, en España. Eran aún los años boyantes de la economía española, en general y de la banca en particular. Sus beneficios eran récord ejercicio tras ejercicio. Será por eso por lo que el grupo buscó la compra de un banco en España, y más concretamente, en Galicia. Pero no llegó a ningún acuerdo. Los precios eran otros muy diferentes a los actuales.

Desde entonces este banquero, uno de los mayores coleccionistas de arte de Latinoamérica- junto al ” Michu” Capriles – lleva analizando y madurando el proyecto de abrirse un hueco en el sector financiero español. A finales de 2012 adquirió Banco Etcheverría, con más de 300 años de historia. Y luego firmaba con el FROB la compra de Novagalicia por 1.003 millones de euros. Lograba así el 43% de la cuota de mercado del negocio bancario en Galicia, con extensión a Asturias y León, y pasaba así a engrosar la lista de banqueros destacados en España. Y todo, sin acudir al mercado, a base de chequera , gracias a Chávez .

Unos meses antes, había comprado también a NCG 67 oficinas ubicadas en la tierra de su madre y de su padre. Y es que, pese a sentirse venezolano y mantener su apuesta por este país latinoamericano en el que cada vez son más los empresarios que deciden abandonarlo, Escotet añora los veranos de su infancia en Asturias, y los días lluviosos de Galicia, donde acudía con su familia con asiduidad.

Saltó el charco en el peor momento de España, porque “confío en su recuperación”. Algo similar hizo Botín en la década de los 90, cuando inició la aventura americana de Santander. También entonces eran las épocas bajas de Latinoamérica, y la banca española aprovechó la huida de las entidades anglosajonas y alemanas para inciar su expansión por esa región. Y sus paisanos se lo agradecen , seguramente hasta soliciten ante el Opus Dei su beatificación .

Y también como la saga Botín, los hijos de este banquero siguen los pasos de su padre y trabajan en Banesco. Eso sí, cada uno en un país. El mayor es consejero delegado de la filial de Banesco, en Panamá- a este el padre lo tiene por lerdo , fastidioso e incapaz – el pequeño trabaja en la de EE UU, y el mediano lleva nuevos medios de pago en el grupo.

El número preferido de Escotet es el 13, y nadie puede negar que le ha traido suerte, a este banquero que incluso ha tomado helado un domingo a las tres de la mañana con Hugo Chávez , su gran amigo . Era un regalo de Fidel Castro para el presidente venezolano. El dulce procedía de Coppelia, la famosa heladería de La Habana. Lo que demuestra que pese a ser banquero tiene mano y corazón de izquierda.

La gran verdad .

Con tan solo 30 años de edad , su mentor Orlando Castro lo nombró presidente del Banco Republica en la década de los 90′ . Desde los 26 años Escotet era la mano derecha y lugarteniente de Castro .

Juan Carlos Escotet conoce entonces a Ignacio Fierro Viña de la mano de Orlando Castro y antes de asumir la presidencia del Banco Republica , el cual luego desaparece en manos de Castro y Escotet se marcha a fundar BANESCO . Escotet había acompañado a Castro en la adquisición del Banco Zulia – con tan solo 27 años – que luego se convirtió en Banco Progreso y tuvo miedo de aceptar la presidencia que le propuso entonces Castro . Dicha adquisición fue el fruto del talento y gestiones de Escotet , quien era obeso e inconforme con su aspecto físico , que tanto cuida hoy en día .

Escotet había logrado junto a Orlando Castro grandes y millonarias ganancias en operaciones en la Bolsa de Valores de Caracas . Escotet ingresó en las ” grandes ligas ” de la banca gracias al apoyo de José Luis Lagoa , Luis Xavier Luján y José a Antonio Miguez .

Juan Carlos Escotet fue uno de los alfiles más importantes en la compra de las acciones del Banco Exterior por parte de Castro y todas sus posteriores adquisiciones , ventas , especulaciones y descomunal crecimiento .

Desde entonces Escotet pasaba fines de semana y celebraciones con los Castro en La Romana , República Dominicana , donde eran miembros del exclusivo Country Club , ya que en Caracas ni a los Castro ni a Escotet los habían admitido nunca . Allí nace el odio de Escotet contra los llamados ” Amos del Valle” . Juntos Escotet y Castro  planifican y ejecutan el control del mercado asegurador , desplazando al único competidor entonces ; Seguros La Seguridad .

La oficina de Juan Carlos Escotet era el búnker donde se planificaba toda la estrategias para controlar el mercado bancario y asegurador en Venezuela . Escotet y Castro tenían meses ” reclutando ” a empleados del Banco Republica y disponían de información privilegiada y el mejor equipo .

Escotet se manejaba bien mediáticamente y descalificaba a sus adversarios con argumentos manipulados , pero sólidos , ese es su estilo para competir , descalificar al contrario . Castro y Escotet controlaron la mayor parte de la banca , empresas aseguradoras y las dos más importantes franquicias de tarjetas de crédito .

Al no ser designado como accionista del Grupo Lationamericana – Progreso  Escotet se marcha y aprovecha la oferta de venta de BANCENTRO , un pequeño banco – por parte de los hermanos Gil -que luego convierte en BANESCO . Escotet es o está a punto de ser el mayor magnate venezolano , hoy supuestamente enfrentado a Nicolás Maduro . En otra ocasión les contaremos sobre los préstamos otorgados a Umberto Petricca , teniendo como garantía bonos falsos venezolanos , con el conocimiento de Escotet . @Info_ NotiVzla

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo