loading...

Hijas de expresidente PPK dicen que su prisión es una condena a muerte

Las hijas del expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski calificaron el domingo como una condena a muerte la decisión de un juez de ordenar prisión por tres años para su octogenario padre mientras se le investiga por presuntamente recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Un juez ordenó el jueves prisión preventiva para Kuczynski -quien renunció hace más de un año en medio de acusaciones de corrupción-, en el marco de una investigación que ha involucrado a otros expresidentes del país acusados de favorecer con contratos a Odebrecht.

“Queremos denunciar que es absolutamente inhumano que se pretenda encarcelar a un señor de casi 81 años por 36 meses antes de que inicie el juicio”, dijo una de las dos hijas del exmandatario, Alexandra Kuczynski, en una conferencia de prensa.

La orden de prisión para Kuczynski se produjo un día después de que el expresidente Alan García se suicidara de un disparo en la cabeza cuando la policía llegó a su casa para arrestarlo por las pesquisas de corrupción de Odebrecht, en un giro dramático en el escándalo de sobornos más grande de América Latina.

Kuczynski, un exbanquero de Wall Street que alguna vez tuvo la ciudadanía estadounidense, niega cualquier ilícito.

La hija del expresidente consideró además “humillante” el hecho de que policías hayan acudido hasta la Clínica Angloamericana, en donde Kuczynski permanece internado por problemas cardiacos, para detenerlo con esposas.

“Para un hombre (…) con problemas cardiacos como los que tiene, es en la práctica una condena de muerte. Él no merece pasar por esta tortura”, afirmó.

“Él está absolutamente dispuesto a responder en libertad todas las acusaciones de los fiscales”, dijo en la conferencia Alexandra Kuczynski junto a su hermana Carolina y su tío Miguel Kuczynski, hermano del expresidente.

La orden de prisión a Kuczynski y el suicidio de García han generado algunas críticas de que la investigación sobre los sobornos de Odebrecht se ha vuelto agresiva y que los fiscales y jueces están abusando del uso de la prisión preventiva.

Bajo las leyes peruanas, los sospechosos de delitos pueden permanecer en la cárcel antes del juicio hasta por tres años si los fiscales muestran evidencia de que los acusados podrían ser condenados, tratar de huir u obstruir la investigación.

Reuters

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!