Haití: ¿Dónde está el dinero del petróleo venezolano?

Casos de Corrupción
Comparte esta noticia en:

Nada parece detener la furia de los haitianos, ni siquiera los tres muertos (once según la oposición) el fin de semana pasado. Los manifestantes exigieron la renuncia del presidente Jovenel Moses, sospechoso de haber desviado el dinero del petróleo venezolano. El martes, en Jacmel, los que se bautizaron como retadores de PetroCaribe volvieron a la calle, exigiendo nuevamente que se hiciera luz sobre el despilfarro de fondos. La movilización no parece debilitarse y el Twitter haitiano está invadido por el hasthag #PetroKaribe, criollo español.

Por Claire Meynial / lepoint.fr

PetroCaribe, un pacto de seguridad energética, fue lanzado hace trece años por Venezuela . Sus consecuencias en los países signatarios no han estado a la altura de las expectativas de sus ciudadanos, cuyos líderes inescrupulosos han subestimado la reacción. El 29 de junio de 2005, el presidente Hugo Chávez , quien está finalizando su segundo mandato, crea este acuerdo de cooperación energética. Implica la venta de petróleo a países de América Central y el Caribe en condiciones preferenciales. La parte es pagadera inmediatamente. El resto debe ser resuelto dentro de 25 años, a una tasa de interés del 1%, con dos años de gracia en el caso de Haití .

Al servicio del clientelismo

Algunos países pagan una parte en especie. Cuba gratificó así a la República Bolivariana de médicos, profesores, cuadros militares e inteligencia. La República Dominicana envía jarabe de glucosa y frijoles negros. Nicaragua reembolsa donando carne, atún, frijoles, leche y maíz por las arepas de harina.Tortas venezolanas. Los gobiernos de estos países pobres pueden revender el petróleo para financiar inversiones, especialmente infraestructura. En teoría. En Nicaragua, las ganancias inesperadas del petróleo se utilizaron para instalar electricidad y distribuir a los simpatizantes sandinistas cerdos, aves de corral y techos de zinc. Lo que la convirtió en una gran herramienta para el clientelismo. Pero la mayor parte fue confiscada notoriamente por la familia de la pareja gobernante, el presidente Daniel Ortega y su esposa, el vicepresidente Rosario Murillo. Su hijo mayor, Rafael Ortega-Murillo, supervisa la relación con Venezuela y con Alba y Albanisa, la compañía que maneja el petróleo.

Un manifestante lanza un refrigerador antiguo a una barricada durante una marcha en Haití para exigir una investigación sobre lo que dicen es el mal uso de fondos respaldados por el programa Petrocaribe de Venezuela, en Puerto Príncipe, Octubre 17, 2018. REUTERS/Andres Martinez Casares

PetroCaribe se une a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), que también promueve una mayor integración regional. Ambas son armas políticas formidables para difundir o consolidar el “socialismo del siglo XXI” de Chávez. A lo largo de los años, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Guatemala, Guyana, Granada, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, El Salvador y Surinam se unieron a PetroCaribe. Guatemala se retiró en 2014 y Belice en 2017 debido al colapso de la producción petrolera de Venezuela, lo que le impide cumplir con sus compromisos.

En Haití, mil millones de inversiones anunciadas

En junio de 2018, Venezuela, que según José Bodas, jefe del comercio de petróleo de Futpv, solo produce 1.172 millones de barriles por día (en comparación con 3.480 en 1998, cuando Chávez llegó al poder), anunció que suspendió sus entregas a Antigua y Barbuda, Dominica, El Salvador, Haití, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y San Cristóbal y Nieves. Sigue proporcionando a Cuba, el mentor político. “Les enviamos 50,000 barriles por día en lugar de 100,000, detalla José Bodas. Para llegar allí, compramos petróleo en Estados Unidos y México. Esto es un escándalo, somos un país energético que se ha convertido en un importador. ”

El grifo se ha secado, pero en muchos países, el pacto no ha llevado a ninguna mejora a largo plazo en las condiciones de vida de la población. Haití firmó su participación en mayo de 2006, bajo la presidencia de René Préval. Entre septiembre de 2008 y enero de 2016, $ 1.7 mil millones de los fondos de PetroCaribe se usaron para proyectos de desarrollo. Laurent Lamothe, Primer Ministro entre 2011 y 2014, bajo la presidencia del ex cantante Michel Martelly, lo recibió en un informe de diciembre de 2014: “La transformación de Haití a través de importantes trabajos de reconstrucción con el Fondo PetroCaribe . ”

La primera página se atreve: “La administración de Martelly / Lamothe valora la transparencia y la responsabilidad. La declaración continúa diciendo: “En un país donde el acceso al crédito es limitado, la reconstrucción [después del terremoto de 2010, Ed] ha resultado difícil, a pesar del apoyo de socios internacionales. El programa PetroCaribe nos ha ayudado a este fin y nos ha permitido financiar muchos proyectos de reconstrucción … incluyendo instituciones gubernamentales y cívicas: ministerios, hospitales, clínicas, centros comunitarios y escuelas; y la reconstrucción de la infraestructura básica del país: carreteras, puentes y aeropuertos. Un total de 234 proyectos, con un valor de $ 1,2 mil millones, de los cuales $ 957 millones se pagaron (79.43%).

Dos mil millones de dólares desviados

Pero en agosto de 2016, el informe de una primera comisión senatorial denuncia la “mala gestión de los fondos de PetroCaribe”. Luego una segunda comisión, que en noviembre de 2017, publicó un informe de 647 páginas. La conclusión es que se han desviado al menos dos mil millones de dólares y que participan catorce funcionarios, ex ministros, primeros ministros e industriales. Muchos proyectos nunca se han lanzado y se ha movilizado demasiado dinero para pequeños proyectos. El informe abarca el período de 2008 a 2016, donde se produjeron cinco huracanes y un terremoto. René Préval y Michel Martelly apoyaron a sus Primeros Ministros, Jean-Max Bellerive y Laurent Lamothe, quienes aprobaron proyectos de los fondos de PetroCaribe.

Los haitianos protestan para solicitar una investigación sobre el presunto mal uso de los fondos de PetroCaribe patrocinados por Venezuela por administraciones anteriores, en Puerto Príncipe, Haití, el 2 de septiembre de 2018. REUTERS / Jeanty Junior Agustin

Bellerive y Lamothe se encuentran entre los sospechosos, al igual que el ex ministro de Finanzas y Comercio, Wilson Laleau. El informe cita fondos desembolsados ??para 16 kilómetros de carreteras, cuando se construyeron solo 10 kilómetros, un contrato firmado entre el Ministerio de Salud y una muerte, gastos ministeriales injustificados y decenas de millones de dólares pagados a Empresas dominicanas y haitianas después del terremoto para construir carreteras, viviendas o ministerios que aún se espera que aparezcan. “PetroCaribe es un acuerdo financiero, insiste la evaluadora Beauplan, presidenta de la Comisión. Esto no es una donación sino un préstamo que las generaciones futuras tendrán que pagar en su totalidad. La deuda externa de Haití, que, Desde la creación de las instituciones de Breton Woods, hasta su cancelación en 2004, nunca había alcanzado este nivel, se ha recuperado en menos de diez años. Por lo tanto, se ha previsto que Haití pagará su deuda en productos industriales o agrícolas. Después del éxito “Petro Dance” donde el cantante Don Kato blandía una cuerda para atar a los ladrones y algunas protestas de ciudadanos horrorizados, el gobierno pasó el informe al Tribunal Superior de Cuentas. Entonces, nada. Ningún ministro estaba preocupado. y algunas protestas de ciudadanos consternados, el gobierno pasó el informe al Tribunal Superior de Cuentas. Entonces, nada. Ningún ministro estaba preocupado. y algunas protestas de ciudadanos consternados, el gobierno pasó el informe al Tribunal Superior de Cuentas. Entonces, nada. Ningún ministro estaba preocupado.

“¿Dónde está el dinero de PetroCaribe? “

Este es el tweet de Gilbert Mirambeau, director, 14 de agosto de 2018, que despierta a los haitianos. Se le ve allí, con los ojos vendados, sosteniendo un cartón donde está escrito “Kot Kòb Petwo Karibe a? “¿Dónde está el dinero de PetroCaribe?” Desafío del huracán
# KotKòbPetwoKaribeA, o #PetroCaribeChallenge, barre la isla. Le sigue la primera sentada, el 24 de agosto, ante el Tribunal Superior de Cuentas de Puerto Príncipe. Luego, las manifestaciones se multiplican en la isla. El 17 de octubre son decenas de miles. El domingo, hubieran sido más de un millón.

Las redes sociales siguen encendiéndose. Los propios haitianos investigan los logros citados por Lamothe en su informe de 2014 y publican fotos que muestran el progreso (o la falta de ellos) del trabajo. Por ejemplo, el Departamento de Asuntos Exteriores, por el cual se gastaron $ 26 millones, o el estadio de St. Louis North ($ 5 millones), que aún se espera que se materialice. Este dinero podría haberse convertido en escuelas, carreteras, hospitales para Haití, en el puesto 168 de 189 países en desarrollo humano. El último del caribe.

Deja tu Comentario

Comentarios