loading…


García Carneiro ordena a Polivargas desalojar de actividad política a periodista del Diario La Verdad

La cobertura tendría lugar en la llamada Casa Ministerial, estructura que sirve de residencia y despacho al mandatario regional de Vargas, ubicada en Playa Grande. Arráez fue escoltada por funcionarios policiales hasta las afueras del lugar

La Guaira.- Una periodista del diario local La Verdad de Vargas fue desalojada de una actividad política por funcionarios de Polivargas por orden del gobernador de esta entidad Jorge Luis García Carneiro.

El atropello se registró este martes 17 de abril, cuando la periodista María Lourdes Arráez llegó a la llamada Casa Ministerial, estructura que sirve de residencia y despacho alternativo del mandatario regional, ubicada en la urbanización Playa Grande, para dar cobertura a la juramentación del Comando de Transportistas de Vargas con Nicolás Maduro y a una entrega de ayudas técnicas convocadas por el movimiento Somos Venezuela.

“Llegue a dar cobertura a unas pautas cuyas convocatorias fueron enviadas a través de mi correo y del correo del diario La Verdad. Una vez en la sala Hugo Chávez, una funcionaria femenina de Polivargas se me acercó y me pidió que la acompañara. No le vi nada particular porque pensé que quería hablar o consultar algo. Una vez fuera del salón me dice que debo salir de la Casa Ministerial por órdenes del gobernador. Yo le pregunté que cuál era el problema y se encogió los hombros. En ese momento, en el jardín, estaba Seijas, uno de los asistentes de García Carneiro y en voz alta y haciendo señas con las manos me dijo: ‘La Verdad tiene prohibido entrar a la Casa Ministerial. Son órdenes del general’. Y dijo a otros dos funcionarios de Polivargas que me acompañaran hasta la puerta. Que me tenía que ir”, relató Arráez, quien cubre la fuente de política en el único diario impreso que circula en la entidad costera.

La periodista indicó que en los últimos meses se han hecho recurrentes las acciones de hostilidad de representantes del gobierno regional de Vargas con el equipo de reporteros del diario.

“Aunque no hubo ningún golpe físico sentí mi integridad fracturada. Fue un mal momento No sólo se viola mi derecho a trabajar, sino que se me sometió al escarnio público al salir escoltada como si se tratase de una criminal. Con esta acción el gobernador García Carneiro también vulnera el derecho del pueblo de Vargas de estar informado. Las autoridades regionales deben entender que nuestro papel es darle cobertura a todos los hechos, no solo a los que son de su interés y promoción”, explicó Arráez.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo