loading…


Fundación Renacer: una nueva esperanza para los niños venezolanos en Cúcuta

Voluntarios imparten clases de fútbol y actividades recreativas a más de 100 menores venezolanos que cruzan la frontera diariamente o residen en el sector de La Parada

En La Parada de Cúcuta, a casi dos kilómetros de San Antonio del Táchira, existe un espacio en el que los hijos de los venezolanos que cruzan la frontera tienen la oportunidad de retomar su infancia y mantenerse alejados de los peligros y mafias de la zona fronteriza: la Fundación Renacer.

Alejandro Peñaloza, contador público y cucuteño de nacimiento, alquiló a finales de agosto de este año un lote de 170 metros cuadrados y medio techo de zinc frente a la cancha de La Parada, para usarlo como sede de la fundación.

Alejandro Peñaloza, director de Fundación Renacer | Daniela León

“Aquí atendemos a estos niños que estaban todo el tiempo expuestos a los peligros de la calle. Incluso los padres los llevaban a los semáforos a pedir dinero o a vender cosas y nosotros quisimos reunirlos para ofrecerles actividades lúdicas, deportivas y educativas, que les ayuden a olvidar este problema que están atravesando, en el que ellos son los más afectados y los menos culpables”, indicó Peñaloza, director de la fundación, al equipo de El Nacional Web.

Alrededor de las 8:00 am los niños comienzan a llegar a la cancha de tierra, donde varios profesores larenses imparten clases de fútbol a los niños mayores de 6 años. Los entrenadores hacen una oración con los alumnos y luego un calentamiento para dar inicio a las prácticas.

Entrenador hace una oración con los estudiantes | Daniela León

“En la escuela de fútbol hay alrededor de 100 niños, de entre 6 y 17 años. Los atienden profesores que vienen de Venezuela por la situación que se está viviendo allá, pero ellos tienen otras necesidades que también deben cubrir, por eso estamos buscando los recursos para apoyarlos y que sigan brindándonos su tiempo”.

Al otro lado del terreno juegan los más pequeños. “Soy una taza, una tetera, cuchara y cucharón, un plato hondo, un plato llano, un cuchillito y un tenedor, soy un salero, azucarero, batidora y olla exprés”,  cantan los niños junto a las mujeres hacen el papel de recreadoras. Algunas son parte de la escuela de fútbol y otras son madres o hermanas de los niños que van a la actividades de la fundación.

Los niños de 1 a 6 años se reunen con las recreadoras en la cancha | Daniela León

Entre las 10:30  y 11:00 am deben frenar las actividades, porque tanto los niños como los profesores van a almorzar en la Casa de Paso Divina Providencia, un comedor comunitario que le da desayuno y almuerzo al menos a 2.500 venezolanos a diario.

“Quiero sacarlos adelante como si fueran mis hijos”

La idea de crear la fundación Renacer surgió de una visita que hizo Peñaloza junto con familiares venezolanos a la Casa de Paso. “Vimos que había muchos niños en las vías principales corriendo el peligro de que un vehículo los arrollara o pasaran muchas cosas peores, porque esta es una zona llena de grupos al margen de la ley y mucha prostitución”.

Los más pequeños también participan en las actividades | Daniela León

El director comentó que no pudo evitar sensibilizarse con la situación de los niños venezolanos, porque pensó que no le gustaría que sus hijos pasaran por eso. “Entré en esta actividad porque tengo dos hijos: uno de 6 años y otra de 1 año y cuando uno tiene hijos es cuando más se sensibiliza con este escenario. Yo considero que es el momento para tratar este problema  y quiero sacarlos adelante como si fueran mis hijos”

Apoyo para continuar ayudando

Alejandro Peñaloza y los voluntarios de la fundación siguen diseñando un plan recreativo y pedagógico para continuar las actividades después de que los niños almuercen. “Necesito personas que estén más conmigo y con los niños. Especialmente ahora que van a donar material para trabajar con los niños en horas de la tarde”.

“También queremos atender a las madres embarazadas y a las madres de estos niños que no están haciendo ninguna actividad, enseñándoles manualidades o actividades que les ayuden a generar ingresos como pintar uñas, cortar cabello o maquillaje y estamos buscando personas nos ayuden con estos talleres”, agregó.

La mayoría de los niños no tiene ropa adecuada para las practicas | Daniela León 

El director de la fundación mencionó que los estudiantes de la escuela de fútbol son los que más apoyo requieren, pues muchos de ellos no tienen ropa ni zapatos adecuados. Además necesitan hidratación constante debido a las altas temperaturas de Cúcuta y a la mala calidad del agua en la zona.

Sede de Fundación Renacer | Daniela León

Para atender todas estas necesidades, la Fundación Renacer necesita de todas las personas, empresas, organizaciones gubernamentales o no gubernamentales que puedan “aportar un granito de arena en esta iniciativa”. Quienes deseen ayudar a la fundación pueden comunicarse por FacebookTwitter o Instagram con Alejandro Peñaloza.

Con información de: El Nacional

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !