Fortuna de US$1.800 millones maneja trama de corrupción de ex tesoreros Alejandro Andrade y Claudia Díaz con Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo [PRUEBAS]

Casos de Corrupción
Comparte esta noticia en:

Adrián Velásquez, esposo de Claudia Díaz, recibió por lo menos 28.8 millones de dólares de Raúl Antonio Gorrín Belisario (en la gráfica) dueño de la televisora Globovisión y Seguros La Vitalicia, mientras Díaz se desempeñaba como directora de la Oficina Nacional del Tesoro (ONT) y presidenta del Fondo de Desarrollo (Fonden) entre 2011 y 2013.

La cantidad fue transferida en cinco operaciones realizadas desde las empresas Bellsite Overseas S.A. propiedad de Raúl Gorrín y Mahogany Comercial, S.A. de Gustavo Perdomo a Invesco Capital Fund, Inc de Adrián Velásquez. Según los registros bancarios a los que tuvo acceso CuentasClarasDigital, las cinco transferencias tuvieron lugar entre el 21 de noviembre y el 12 de diciembre de 2011 por un total de 28.8 millones de dólares.

Las mismas serían parte de una trama mayor  de decenas de operaciones irregulares en torno al diferencial cambiario que habrían generado ganancias por 1.800 millones de dólares al grupo integrado por Raúl Gorrín, su socio Gustavo Perdomo, los ex tesoreros Alejandro Andrade y Claudia Díaz y el operador de ésta última, su esposo, Adrián Velásquez.   

Las operaciones

El 21 de Noviembre de 2011, Gustavo Perdomo, representante legal de Mahogany Comercial S.A., transfirió 5 millones de dólares desde la cuenta de la empresa en el banco suizo EFG a la cuenta de Invesco Capital Fund, Inc de Adrián Velásquez en Davos International Bank (Antigua), identificada con el número 13106805.

Por su parte, Raúl Gorrín, dueño de Bellsite Overseas S.A., concretó transferencias por un total de 23.8 millones de dólares desde su cuenta en el HSBC Private Bank a la misma cuenta de Velásquez en Antigua y a otra en el BSI S.A. de Lugano, Suiza, identificada con el número 0213186, también perteneciente al esposo de la ex tesorera de la nación.

Instrucciones de Raúl Gorrín al HSBC para realizar transferencia de la cuenta de Bellsite Overseas a cuenta de Invesco de Adrián Velásquez

La titularidad de la cuenta de Bellsite Overseas S.A. queda clara en la carta que Raúl Gorrín dirige  al HSBC solicitando una de las transferencias, como se aprecia en la imagen.  Invesco Capital Fund Inc, por su parte, fue identificada como propiedad de Adrián Velásquez en los registros del caso Papeles de Panamá. 

El modus operandi en Venezuela

En Enero del 2011 sale de la ONT el teniente Alejandro Andrade y su puesto es ocupado por el nuevo tesorero, el mayor general Rodolfo Marco Torres (ex ministro de Finanzas y actual gobernador de Aragua). Por razones que se desconocen, Marco Torres no continúa con las operaciones y el grupo de Gorrín-Andrade, que aún mantenía buenas relaciones con Hugo Chávez, propone a la mayor de la GNB Claudia Díaz, ex-enfermera de Chávez y en ese momento sub tesorera nacional, como nueva directora de la ONT.

Según la fuente consultada, la coordinación cotidiana de todas las operaciones entre la ONT y Gorrín era realizada por el capitán Adrián Velásquez, alias Guarapinche, cónyuge de Claudia Díaz, que se apoyaba en Angélica Barrios, jefa del departamento de Finanzas de la ONT.

De acuerdo a la misma fuente, en el año 2011 se negociaron por esta vía aproximadamente 650 millones de libras esterlinas, equivalentes a 1.200 millones de dólares y en 2012 alrededor de 1.750 millones de libras esterlinas, equivalentes a 3.440 millones de dólares.

El contra valor en bolívares, calculado con base en el precio del dólar fijado por el Banco Central de Venezuela (BCV) en el SITME más una prima, era pagado en cuentas de compañías en Banplus Banco Comercial S.A. y en el Banco Industrial de Venezuela.

Para ello se usó una red de empresas de maletín. Halifax Group, C.A.; Comercializadora Servinvest, C.A.; Inversiones Integral Totalgroup, C.A.; Multiself Trade, C.A. Grupo Hancock, C.A. e Integrados Whymper, C.A. comparten la misma dirección en la Av. Peñalver, CC Plaza medina, Nivel 1, Local S/N Sector La Tablita, Municipio Simón Rodríguez, Eda. Anzoátegui y fueron registradas en la misma fecha ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui a cargo del abogado Javier Ernesto Franceschi Dávila, ahora director de Globovisión, a donde llegó como parte de la nueva directiva, tras la polémica compra de la televisora por parte de Raúl Gorrín en 2013. La oscura adquisición del que fuera el medio audiovisual mas poderoso de la oposición al régimen chavista ha estado rodeada de sospechas en cuanto al posible origen fraudulento de los fondos utilizados.

Las firmas autorizadas en las cuentas venezolanas son las de Nelson Enrique Meneses Franceschi, CI. V-10.276.240, familiar del registrador de las empresas, y Elizabeth de Goveia, asistente personal de Raúl Gorrín.

El modus operandi en el exterior

Las libras esterlinas, euros y los dólares involucrados en las operaciones del grupo Gorrín, Andrade, Díaz y Velásquez fueron manejados a través de cuentas de empresas de maletín en los bancos suizos HSBC (Ginebra), EFG (Zurich), CBH (Ginebra), BSI (Lugano) y en Davos International Bank (Antigua).

Las compañías implicadas en la red son:  Bellsite Overseas, S.A. cuyo representante legal es Raúl Gorrín y el ejecutivo de la cuenta en HSBC es Mariano Aveledo. Un documento al que tuvo acceso CuentasClarasDigital señala que la cuenta habría manejado transferencias mayores  a los 45 millones de dólares.

Tucker Trade Corp, cuyo representante legal sería Raúl Gorrín, también tuvo cuenta en el HSBC con el mismo ejecutivo.

Por su parte, Gustavo Perdomo aparece como representante legal de dos empresas con cuentas en EFG. Se trata de Vineyard Venturas Inc, cuenta No. 584420.120.5 y Mahogany Comercial S.A., cuenta No. 584482.120.3. El ejecutivo de ambas es Dieter Staubli.

Los documentos a los que tuvo acceso CuentasClarasDigital señalan que fue a través de Inter Bursa Casa de Bolsa, C.A.  (IBCDB) propiedad de Gorrín, Perdomo y Juan Domingo Cordero, que se realizó la mayor cantidad de operaciones de la trama. InterBursa fue autorizada por las autoridades financieras para operar en el mercado alternativo de divisas (Sicad II) en 2014 y en el Sistema Marginal de Divisas Simadi en 2015.  Las cuentas de IBCDB en CBH, expresadas en dólares (USD), libras esterlinas (GBP), euros (EUR) y francos suizos (CHF) corresponden a los números 0020786 001.000.826 (GBP), 0020786001.000.978 (EUR), 0020786 001.000.840 (USD), 0020786 001.000.756 (CHF), según pudo conocer CuentasClarasDigital.

El mejor negocio del mundo

Así titula el libro El Gran Saqueo (2015) de Carlos Tablante y Marcos Tarre el capítulo que explica el negocio que resulta de obtener dólares baratos del Estado venezolano para luego venderlos en el mercado negro de la divisa: “Conseguir dólares a la tasa preferencial de Bs. 6,3 se ha convertido en una de las prioridades de los venezolanos, ya que cambiarlos luego en el mercado negro o paralelo proporciona ganancias que ningún otro negocio otorga. Por ejemplo: comprar US$ 1.000 a Bs. 6,3 y vender luego solo US$ 14 a Bs. 450 ( junio de 2015) paga los Bs. 6.300 utilizados para comprar los dólares iniciales y deja un beneficio de Bs. 443.700. Es lo que se denomina ganancia por diferencial cambiario”. Continúa El Gran Saqueo: “Desde 2003 hasta la fecha, son numerosos y variados los métodos utilizados por individuos, empresas nacionales y extranjeras, instituciones privadas y públicas para acceder a dólares preferenciales, la mayoría procesos ilegales y otros en la frontera entre lo lícito y lo ilícito”.

A raíz del establecimiento del control de cambio en 2003, la delincuencia financiera desarrolló una serie de mecanismos para ponerle la mano a los dólares preferenciales. Del ataque a las instituciones que manejan los dineros públicos no se salvó ni la Oficina Nacional del Tesoro (ONT). Una de las modalidades más audaces utilizadas para saquear las finanzas públicas lo constituye la negociación de los valores bajo custodia de la tesorería. La ONT vende los papeles a determinados operadores, bancos nacionales e internacionales a una ventajosa tasa preferencial de bolívares por dólar o euro, generalmente hasta diez veces menor a la del mercado paralelo o negro. Los beneficiarios solo necesitan vender parte de esos papeles en el mercado paralelo para cancelar la deuda en bolívares a la ONT. El resto constituye la colosal ganancia por el diferencial cambiario. Este esquema fue utilizado por todos los directores de la ONT a partir del establecimiento del control cambiario, entre los que destacan la almirante Carmen Meléndez, el teniente Alejandro Andrade y la mayor Claudia Díaz Guillén, también conocida como ”la enfermera de Hugo Chávez”.

En la actualidad

La ex tesorera de Venezuela, Claudia Díaz y su esposo Adrián Velásquez deben presentarse dos veces a la semana ante un juzgado de Madrid. Se trata de una de las medidas del régimen de libertad provisional que obtuvieron luego de ser detenidos en España el 25 de abril. El arresto lo realizó la Policía Nacional a solicitud de las autoridades venezolanas que acusan a Díaz y Velásquez de corrupción, asociación para delinquir y enriquecimiento ilícito.

En diciembre, la Fiscalía General  de Venezuela anunció la apertura de una investigación a cuatro funcionarios del régimen por su presunta vinculación con casos de corrupción. El Ministerio Público nombró en la lista a Eudomario Carruyo, ex vicepresidente de Finanzas de Pdvsa; Víctor Cruz Weffer, ex jefe del Plan Bolívar 2000 – detenido brevemente y ya en libertad – y a Claudia Díaz y su esposo Adrián Velásquez.

Gustavo Perdomo

En abril de 2016, un operativo policial con fiscales del Ministerio Público allanó el edificio Oasis en Caracas, donde Díaz y Velásquez poseían cuatro apartamentos, once días después de que se conociera la filtración de los #Panamapapers que señalaba a Velásquez de haber registrado sociedades en paraísos fiscales y de tener cuentas en Suiza. Hacía tiempo que la pareja residía en el extranjero. Al día siguiente, Josmel Velásquez Figueroa, hermano de Adrían Velásquez, y su madre, fueron detenidos y acusados de los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir cuando pretendían salir del país por el Aeropuerto Metropolitano de Charallave. Posteriormente, en un rocambolesco episodio Josmel Velásquez Figueroa fue liberado por el juez del Tribunal 14º de Control del Área Metropolitana de Caracas, Jorge Timaury, a pesar de haber sido recusado por los fiscales del Ministerio Público Ana Hernández, Keyla Solorzano, Maria José Frutillé, Arturo Romero, Ana Enríquez, Luis Verde y José Arreaza, por permitir presuntas irregularidades durante la audiencia de presentación del acusado.

Contrariando la recusación del MP, el juez Timaury envió la boleta de excarcelación a la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM) a favor de Velásquez Figueroa por presiones de la presidenta del circuito, siguiendo instrucciones de la Sala Penal del TSJ a cargo de Maikel Moreno, según confirmaron fuentes judiciales a CuentasClarasDigital. Las mismas fuentes señalan que en la DGCIM se habrían negado a cumplir la medida judicial, la cual finalmente habrían acatado “tras recibir una llamada de Miraflores”.

Claudia Díaz y Adrián Velásquez se encontraban en República Dominicana donde residieron varios años en la exclusiva urbanización Punta Cana.  El MP emitió una solicitud para incluir a ambos en el Sistema Internacional de Interpol con Difusión Roja, sin embargo, en otra inexplicable actuación, la jueza Josepline Flores Algarín requirió al Comisario Jefe de la División de Interpol-Venezuela dejar sin efecto la medida. Díaz y Velásquez dejaron la isla y se establecieron en España, donde fueron detenidos y se encuentran a la espera de ser extraditados, o no, a Venezuela.

Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo trajeron sus yates a Venezuela a raíz de la investigación en EEUU donde son testigos Alejandro Andrade y Luis Alfonso Oberto. Foto tomada en Los Roques la pasada Semana Santa

De Raúl Gorrín se ha podido conocer que estaría en Venezuela, donde se habría refugiado ante la investigación que adelantan las autoridades de EEUU en base a las declaraciones de Alejandro Andrade y Luis Alfonso Oberto, quienes habrían llegado a acuerdos de colaboración  a cambio de suavizar sus condena y retener parte de sus fortunas. Hacía tiempo que la relación entre Gorrín y Andrade se había deteriorado.  El propietario de Globovisión,  Seguros La Vitalicia y Banco Plaza habría resguardado algunas de sus propiedades, como aviones y yates, en Venezuela por temor a posibles confiscaciones.

La disputa por el botín 

Producto de conflictos e intrigas en el alto nivel del régimen, el pasado diciembre, una comisión de la Dirección de Contrainteligencia Militar, por orden de Tarek William Saab, mantuvo retenido en el aeropuerto de Maiquetía a Alejandro Betancourt López cuando se disponía a salir del país. El presidente del TSJ, Maikel Moreno conjuntamente con Raúl Gorrín, intercedieron a favor de Betancourt para que fuera liberado.

Las averiguaciones en EEUU sobre la red de corrupción chavista que arruinó a Venezuela, comenzaron con la administración de Obama y continúan con la de Trump. El aparato de investigación y justicia de ese país se ha tomado su tiempo pero comienza a concretar acusaciones, al igual que la Unión Europea y Canadá. Habrá que esperar para conocer el resultado de la solicitud de extradición de Díaz y Velásquez, que también están requeridos por EEUU, además de Venezuela.

Con la salida de Claudia Díaz de la ONT y del Fonden no cesaron los ilícitos con el diferencial cambiario. Con el nombramiento de Carlos Erik Malpica Flores, sobrino de Cilia Flores, al frente de la tesorería nacional y de la vicepresidencia de Finanzas de Pdvsa, continuaron los oscuros y mil millonarios negociados.

Con información de: Cuentas Claras

Deja tu Comentario

Comentarios