loading…


Fiscalía encuentra rastro de cocaína y marihuana en autobús accidentado en Ecuador

El accidente se produjo el martes en el kilómetro 8 de la vía Pifo-Papallacta, en un sector conocido como la “curva de la muerte”, cuando el vehículo de matrícula colombiana se aproximaba a Quito.

La Fiscalía colombiana aseguró hoy que existen “evidencias técnicas” de que en el autobús que se accidentó el pasado martes en Ecuador, siniestro que dejó 23 muertos y 22 heridos, se transportaba cocaína.  El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, compartió con su homólogo de Ecuador, Paúl Pérez, la información de la “existencia de evidencias técnicas que permitirían establecer presencia de cocaína en el bus que se accidentó en Papallacta”, señaló el organismo en su cuenta de Twitter.

El accidente se produjo el martes en el kilómetro 8 de la vía Pifo-Papallacta, en un sector conocido como la “curva de la muerte”, cuando el vehículo de matrícula colombiana se aproximaba a Quito. En el siniestro se vieron involucrados un vehículo todoterreno, en el que viajaban nueve ecuatorianos, y el autobús que transportaba en su mayoría a colombianos, pero también a ocho venezolanos que recogió en el recorrido.

Las autoridades de Colombia en conjunto con las de Ecuador han logrado identificar a 15 ciudadanos colombianos entre los fallecidos. El viaje, cuyos motivos han generado suspicacias porque hay muchos cabos sueltos, comenzó en Cali, ciudad del suroeste del país, en donde a varios habitantes de las barriadas de El Guabal, San Judas y Colón fueron invitados a viajar a Ecuador por una mujer que al parecer también iba en el autobús y está entre los heridos.

Así las cosas, algunas preguntas que quedan en el aire podrían comenzar a responderse. El País de Cali, asegura que Claudia Ramírez, hija de una de las víctimas, señaló que “aquí siempre se han hecho paseos porque la cuadra es muy unida; eso sí, cada persona que viaja paga su cuota. Este paseo fue muy extraño porque era gratuito y lo ofrecieron a ciertas personas del barrio, pero no sabemos quién lo pagaba o cómo se dieron las cosas”.

Otro de los testimonios citados por el medio, es el de Claudia Jimena Orozco, quien fue la encargada de organizar la excursión. “Sí, fui yo quien contrató el bus pero eso no me hace responsable de lo que haya acontecido”, aseguró, además de rechazar el conocimiento sobre quién financió el viaje.

El Ministerio de Transporte de Colombia aseguró que el autobús no tenía autorización “para hacer tránsito internacional”.

“La prestación del servicio de turismo internacional requiere una habilitación previa del Ministerio de Transporte, la cual no ha sido asignada ni otorgada a la empresa. El vehículo tampoco cuenta con autorización para hacer tránsito internacional”, afirmó esa cartera en un comunicado.

Según el Gobierno colombiano, la Superintendencia de Puertos y Transporte (Supertransporte) abrió una investigación formal contra la empresa Cooperativa de Transportes Especiales del Oriente por “los hechos que dieron lugar al paso del vehículo” por la frontera entre ambos países.

Con información de: El Espectador

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !