Escándalo de Matthias Krull obliga a cierre del Julius Baer Bank en Panamá

Casos de Corrupción
Comparte esta noticia en:
El banquero Matthias Krull, condenado a 10 años de prisión por participar en una trama de lavado de dinero robado a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), podría reducir su pena si colabora con los fiscales en sus investigaciones, es decir , si delata a sus cómplices en Venezuela , Panamá y otros destinos del mundo . En las alturas de los dos primeros gobiernos algunos no pueden conciliar el sueño nocturno de la preocupación de quedar al descubierto .
Krull, de 45 años, fue sentenciado en un tribunal federal de Miami, donde se declaró culpable el 22 de agosto. Admitió unirse a una red de lavadores de dinero que utilizaban planes de inversión inmobiliaria y de falsas inversiones para ocultar fondos tomados de Petróleos de Venezuela SA , conocida como PDVSA.
La jueza de distrito de los Estados Unidos, Cecilia Altonaga, también impuso una multa de $ 50,000 y le ordenó a Krull que renunciara a $ 600,000, o la cantidad de honorarios que ganó por ayudar a lavar fondos. Los fiscales dijeron que trató de lavar $ 600 millones y en realidad movió $ 60 millones.

El juez dijo que Krull había llevado una “vida honrada y justa” y que había estado activo en su iglesia antes de ayudar a canalizar dinero fuera de Venezuela.
“Estas acciones parecen estar en desacuerdo con el hombre que tengo ante mí”, dijo Altonaga. “Es casi como si fueras dos personas. Te permitiste ir y realizar acciones que sabías que en tu corazón estaban equivocadas”.
Si bien impuso la sentencia máxima que enfrentó, dijo que podría reducir el plazo si los fiscales dicen que él proporcionó “asistencia sustancial” a su investigación. El abogado de Krull, Oscar Rodríguez, dijo que Krull ha estado cooperando con los fiscales. Están investigando al presidente venezolano Nicolás Maduro, sus tres hijastros, y Raúl Gorrin, dueño de la cadena de televisión Globovision en Venezuela, dijo una persona familiarizada con el asunto.
En la audiencia, Krull se disculpó con el pueblo de Venezuela, el gobierno de los Estados Unidos, su esposa y sus tres hijos pequeños.
“Me culpo por estar en esta situación”, dijo Krull mientras sollozaba. “Me disculpo por tomar una mala decisión. Rezo y espero que no me veas como una mala persona ”.
Ahora bien , existen detalles que la prensa no ha dado a conocer . Krull era residente en Panamá , junto a su familia , con visa de inversionista . Vivía en Costa del Este , la mejor y más costosa zona de la ciudad , llevaba vida de millonario , era muy conocido , todos le rendían pleitesía . Sus hijos estudiaban en exclusivos colegios y sus millonarios negocios eran representados legalmente por el más poderoso bufete de Panamá , el mismo que co- redactó el código penal décadas atrás. Mathias Krull coordinaba el lavado de cientos de millones de dólares , provenientes del gobierno de Nicolás Maduro desde Panamá como plataforma de operaciones  , con la complicidad , protección y visto bueno del gobierno de Juan Carlos Varela y lo que es peor aún ; representaba a un conocido banco suizo que debió suspender sus operaciones en el istmo casi inmediatamente después de su captura ,  para no verse envuelto en un mayor escándalo internacional . 
Krull, quien está en libertad bajo una fianza de $ 5 millones, no tendrá que presentarse en prisión hasta el 29 de abril, ordenó el juez.
Su arresto el 24 de julio desató una investigación interna de su ex empleador, Julius Baer Group Ltd. , el tercer administrador de riqueza más grande de Suiza, para determinar si otros en el banco desempeñaron un papel en el escándalo. El banco también está revisando todas sus cuentas de clientes en todo el mundo para determinar la fuente de los fondos, poniendo un énfasis particular en América Latina.
 
El banco se encuentra en el tercer y último año de un llamado acuerdo de enjuiciamiento diferido para evitar el enjuiciamiento de los Estados Unidos después de admitir en 2016 que ayudó a miles de estadounidenses a ocultar miles de millones de dólares en activos. Julius Baer pagó $ 547 millones en multas y dos banqueros se declararon culpables. Un ex banquero Julius Baer también se declaró culpable el año pasado en Nueva York por su papel en la canalización de dinero de una empresa argentina de mercadeo deportivo a los funcionarios del organismo rector del fútbol mundial, la FIFA.
“Krull es un ex empleado que ha sido condenado a cargos presentados en su contra a título personal, el banco no está acusado de ningún delito”, dijo la portavoz de Julius Baer, Larissa Alghisi. “Los cargos presentados contra el Sr. Krull no están relacionados con los asuntos cubiertos en la DPA del banco, y no tenemos indicios de que estos eventos tengan algún impacto en la DPA”.
Krull, quien nació en Alemania, vivió en Venezuela cuando era niño y luego en México y Suiza antes de unirse a Julius Baer y mudarse a Panamá. Se lo consideraba un productor de lluvia que administraba cuentas para funcionarios y cleptócratas venezolanos, y acumuló más de 500 cuentas con más de $ 500 millones en activos, dijo la persona familiarizada con el asunto.
Los fiscales dicen que se unió a una conspiración que involucró a administradores y corredores de dinero, así como a bancos y firmas de bienes raíces.
Aparte de los escándalos de la PDVSA, la FIFA y la evasión fiscal, Julius Baer dijo en marzo que suspendió a un empleado en Rusia mientras el banco investigaba las denuncias hechas por los fiscales federales suizos.
En medio de este escándalo las autoridades panameñas no han ordenado ninguna investigación al respecto,y por el contrario guardan silencio cómplice .
Sospechosamente Julius Baer Bank cierra operaciones en Panamá . 

Se trata del tercer administrador de riqueza más grande de Suiza. El cese de operaciones en este país ,  se da luego de una ráfaga de salidas de banqueros sénior en la región , según la versión oficial del banco , pero podría estar relacionada con las delaciones de Mathias Krull .

La entidad financiera confirmó  la finalización de sus operaciones en Panamá . “Vamos a cerrar nuestras dos oficinas en Panamá ” ha indicado una portavoz del banco suizo.

Se conoció que,  a pesar de la suspensión de operaciones en Panamá , el banco avanza con una revisión estratégica de sus negocios en América Latina, según personas cercanas al tema, tesis a la que le otorgamos poca credibilidad .

La decisión se conoce en medio de la revisión, por parte de la jefa regional, Beatriz Sánchez, de un negocio que administra unos 40.000 millones de francos suizos (US$40.000 millones) en activos,  y pone foco en clientes ricos de América Latina.

Julius Baer, tercer administrador de riqueza más grande de Suiza, se ha expandido significativamente en la última década en busca de nuevos clientes en el extranjero.

Esta empresa,   estuvo en el ojo del huracán tras el arresto de su ex empleado Mathias Krull por participar en un plan multimillonario para lavar dinero de la petrolera estatal de Venezuela, lo que provocó una investigación interna.

Matthias Krull, el banquero que fue arrestado, trabajó para Julius Baer en Panamá cuando cometió los delitos.

Fue acusado en julio, y se declaró culpable el mes siguiente de una conspiración que, según fiscales, involucraba a administradoras y corredoras de fondos, además de bancos y empresas de bienes raíces.

Krull espera su sentencia. Julius Baer no enfrenta cargos.

Quién es Mathias Krull ?

El alemán-venezolano Matthias Krull, uno de los dos detenidos bajo la acusación de participar en una trama que lavó más de 1.000 millones de dólares desfalcados a la petrolera estatal PDVSA, era reconocido por sus contactos de alto nivel en Caracas, lo que le permitía captar fondos de importantes clientes vinculados al régimen de Maduro, informaron medios venezolanos.

Krull, de 45 años y residente en Panamá, fue arrestado en Miami por “conspirar para cometer lavado de dinero”, informó el Departamento de Estado de EEUU. Compareció el miércoles ante la jueza Alicia M. Otazo-Reyes en esa ciudad .

Krull un ejecutivo con experiencias laborales en  Credit Suisse y UBS, se desempeñaba ahora en el banco suizo Julius Baer, donde manejaba una cartera de 600 millones de dólares.

En la agencia de Julius Baer en Panama , Krull se convirtió en una “superestrella” por la gran cantidad de clientes que captó para el banco gracias a sus contactos en la élite venezolana.

Esos resultados lo llevaron a ser contratado el 22 de junio por Gonet&Cie, un “banco boutique”suizo con más de 160 años de antigüedad, para iniciar a operar en Bahamas. Su tarea sería captar, gracias a su cualidad de “superestrella” clientes de Sudamérica, de la misma manera como lo hacía en Julius Baer.

Krull, y el otro detenido, el colombiano Gustavo Adolfo Hernández Frieri, afrontan ahora el cargo de “conspirar para cometer lavado de dinero”.

Según la demanda judicial, la conspiración supuestamente comenzó en diciembre de 2014 con un plan para cambiar dinero, diseñado para desfalcar unos 600 millones de dólares de PDVSA obtenidos mediante sobornos y fraude, y con la intención de los acusados de “lavar” parte de esa cantidad.

Hacia mayo de 2015, la trama supuestamente dobló ese monto a 1.200 millones de dólares desfalcados de la compañía.

Cómo era el fraude

El agente del Departamento de Seguridad Interior que realizó la investigación, George Fernández, dijo en su declaración jurada que los conspiradores -a través de PDVSA- compraron dólares a una tasa de cambio oficial, que en Venezuela es muy inferior al valor del dólar en el mercado negro.

“En el sistema de divisas controlado por el gobierno de Venezuela corren desenfrenadamente el fraude y la corrupción masiva. Se estima que el fraude alcanza los 20.000 millones de dólares al año y los reportes indican que funcionarios de gobierno corruptos aceptan sobornos para autorizar intercambios al cambio oficial”, dijo el agente Fernández.

Haciendo un par de transacciones, explicó, un criminal puede convertir decenas de millones de dólares en cientos de millones de dólares, mientras el país se ahoga en una crisis humanitaria sin precedentes, creando además un problema regional con miles de refugiados en las fronteras de Brasil y Colombia.

La cultura de corrupción que existe en Venezuela, añadió el agente Fernández, “trae ríos de ganancias criminales al sur de Florida, que se ha convertido en un centro de lavado de dinero y un destino para criminales extranjeros y cleptócratas”.

La historia continua . 

Matthias Krull, arrestado la semana pasada en Florida en relación con la red de lavado de dinero de la petrolera estatal PDVSA que investigan las autoridades federales de USA y  la Corte Penal del Distrito Sur de la Florida. Alemán de nacimiento y residente en Panamá, Krull, casado con una venezolana, se hizo uno más entre la comunidad de nuevos empresarios criollos y aprovechaba esas conexiones para reclutar clientes acaudalados para el banco suizo Julius Baer.

En los archivos del Bufete Panameño MOSSACK & FONSECA, sobresale que el ejecutivo Alemán tramitó cuentas extranjeras en el año 2009 para los dueños originales del Banco Confederado (Árabes de Isla  Margarita  Venezuela).

“El arresto en Miami del alemán Matthias Krull  en el pleno de una investigación por lavado de dinero procedente de Pdvsa, en la que son inculpados los venezolanos  accionista de la empresa Derwick Associates; Carmelo Urdaneta, ex asesor jurídico del Ministerio de Petróleo y Minería; Abraham Ortega, ex ejecutivo de PDVSA y José Vicente “Chente” Amparan, empresario calificado como “lavador de dinero profesional” con vínculos en España y Malta; está dando cabida a distintas versiones, según las cuales existen más de una docena de testigos rindiendo declaraciones, además de un testigo principal cuya denuncia permitió a la justicia de EEUU iniciar las investigaciones y que de igual manera el monto blanqueado podría superar los 1.200 millones de dólares dichos hasta ahora.

M Krull,  fue arrestado por las autoridades en la ciudad de Miami y  está casado con la venezolana Tatiana Seara Parra, Krull se dejó ver en 2015 durante la inauguración del primer local en la Ciudad de Panamá de Cool de Sac, una franquicia estadounidense de comida casual que en el istmo representa su esposa, Tatiana, por medio de la empresa CDS Obarrio., Krull también es socio de su pareja en la compañía PB Real Estate S.A., propietaria de un centro comercial en la ciudad de David, al oeste del país. De acuerdo al sitio Panadata.net, hasta julio pasado aparecía en otras tres sociedades panameñas, incluyendo Julius Baer Investments (Panamá) S.A., de la que fue vicepresidente.

Inauguración del primer local en la Ciudad de Panamá de Cool de Sac, de la empresa CDS Obarrio

  Los árabes de Isla Margarita (Ex Socios Banco Confederado).

Se trata de la familia Saleh. Su patriarca, Hassan Saleh Saleh, de origen libanés, falleció en 2017. Saleh obtuvo en la Isla de Margarita (estado de Nueva Esparta de Venezuela) una bien reconocida reputación de líder de la poderosa comunidad de comerciantes árabes en esa entidad insular, puerto libre y destino turístico.

En 1994, durante la segunda presidencia de Rafael Caldera, Saleh constituyó un banco en Margarita que pronto reunió gran parte de los capitales árabes en la isla: el Banco Confederado. Mantuvo la pequeña operación regional hasta 2004, cuando la vendió por 19 millones de dólares a un grupo de inversionistas encabezado por Juan Carlos Maldonado, integrante del grupo familiar que por décadas había controlado Seguros La Previsora. En 2009 el banco, como la aseguradora, pasó a manos del empresario Pedro Torres Ciliberto. Pero casi enseguida, durante la mini crisis financiera de finales de ese año, el Banco Confederado y otros tres bancos privados de magnitud mediana fueron intervenidos y amalgamados en una nueva entidad del Estado, el Banco Bicentenario.

Un reportaje de The Washington Post en abril de 2002 mencionaba al Banco Confederado en conexión a las sospechas permanentes de que Margarita sirve como fuente de financiamiento para grupos terroristas del Medio Riente, como el libanés Hezbollah. En la nota su autor, Scott Wilson, citaba fuentes de la policía política venezolana (Disip; ahora Sebin) que aseguraban que mantenían vigilancia sobre las operaciones de transferencias de dinero desde el Banco Confederado, entonces todavía bajo control de los Saleh, a destinatarios en Siria y Líbano. Sin embargo, aclaraban las mismas fuentes, las 30 cuentas bancarias monitoreadas no mostraban movimientos mayores a los que correspondería a remesas familiares.

En 2007, tres años después de la venta oficial del Banco Confederado, los Saleh acudirán a Mossack Fonseca en Panamá para ordenar se registre la primera de cinco empresas del grupo familiar en las Islas Vírgenes Británicas, un reconocido paraíso fiscal. Su nombre es Active Plus Finance Corp, con un capital de 50.000 acciones a un dólar cada una, y sede en Road Town, en la isla de Tortola. Su junta directiva quedaría a la larga conformada por el patriarca, Hassen Saleh, dos de sus hijos, Ibrahim y Youssef Abass, y Youssef Ahmad Shmayssani, quien fue directivo del Banco Confederado.

El banquero Matthias Krull escribió en 2009 un correo electrónico al bufete Mossack Fonseca en Panamá para pedirle que, con urgencia, obtuviera en las Islas Vírgenes Británicas copias apostilladas de los documentos constitutivos de Active Plus Finance Corp -la compañía de los Saleh- y los remitiera a los cuarteles generales del banco Julius Baer en la dirección: Rue Pierre Fatio 7, 1212 Ginebra, Suiza. Pocos días después, el bufete confirmaba el envío.

Además de Active Plus Finance Corp, los Saleh abrirían a través de Mossack Fonseca otras cuatro sociedades: La Nobleza Corp, La Fortaleza Corp, Promociones Globales SA y PC-Planet SA. Esta última es homónima de otra conformada en Venezuela y que aparece en el Registro Nacional de Contratistas (RNC) como proveedor del Estado.

PC PLANET es  una tienda de electrónicos en el Centro Comercial La Vela de Porlamar, principal ciudad comercial de Estado Insular.
Otra empresa en Panamá: AGRICULTURA DUDI, S.A.

Numero de compañía: 155665120, Empresa: Vigente.

IBRAHIM SALEH JAFFAL, director / secretario

TANIA ARICEL MARTINEZ CABALLERO, suscriptor

YOUSSEF ABBAS SALEH JAFFAL, director / presidente

YOUSSEF AHMAD SHMAYSSANI, director / tesorero.

Fuentes: Süddeutsche Zeitung de Múnich  / infodio   / noticias candela.

Deja tu Comentario

Comentarios