loading…


¡ENTÉRATE! La dura carta de Gabriela Montero a Gustavo Dudamel por su tardía respuesta a la crisis

La pianista y compositora Gabriela Montero se pronunció esta semana a través de su cuenta en Facebook con una carta abierta en respuesta a la misiva que publicara recientemente el director de orquestas, Gustavo Dudamel, quien finalmente decidió condenar la represión en Venezuela.

Para Montero la reacción de Dudamel no solo es blanda, sino tardía. Dice preocuparle el hecho de que se pronuncie justo después del asesinato de un joven músico, como Armando Cañizales, como si el resto de los fallecidos no le resultara de importancia.

“Desde que escribí esa carta a Gustavo a principios de 2014, se estima que 80.000 asesinatos han ocurrido en una Venezuela que ya no tiene Ley (…) Cada palabra pronunciada por Gustavo en su declaración se ha gritado durante años, y en términos mucho más condenatorios, por personas que han perdido mucho más de lo que Gustavo jamás perderá”, escribió Montero.

A continuación les presentamos fragmentos del comunicado de Gabriela Montero:

Resulta alarmante tanto para mí, como para un amplio sector de mis compatriotas venezolanos, que sólo un asesinato – el trágico asesinato de Armando – finalmente haya servido de catalizador para las palabras de Gustavo. Al parecer, nuestra sociedad privilegia a los músicos hasta en la muerte.

Después de todo, no son sólo los músicos los que se vieron atrapados en un clima de dependencia estatal. Cada palabra pronunciada por Gustavo en su declaración se ha gritado durante años, y en términos mucho más condenatorios, por personas que han perdido mucho más de lo que Gustavo jamás perderá. La única sorpresa para los venezolanos, si se examina su abrumadora respuesta en las redes, es cuánto tiempo ha tardado en pronunciarse. Para muchos venezolanos, sus palabras no serán más que una veleta, un cínico indicador de que las arcas se han vaciado, que el fin del régimen está realmente cerca y que es hora de apostar por el futuro.

Los venezolanos no olvidarán los años en que Gustavo se ha presentado voluntariamente como la encarnación de la “Revolución” en el escenario internacional, codo a codo con los ingenieros de nuestro fracaso nacional, desde la toma estatal de Rctv hasta el funeral del propio Chávez. Apenas el año pasado apareció junto a Delcy Rodríguez en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Para aquellos fuera de Venezuela que no la conocen, ella es la exministra de propaganda y ahora Ministra de Relaciones Exteriores, objeto de una reciente investigación de CNN sobre la venta de pasaportes venezolanos en nuestra embajada en Bagdad y la expedición de pasaportes diplomáticos a los sobrinos de la primera dama de Venezuela, condenados por narcotraficantes. Tales alianzas no se pueden borrar de la noche a la mañana.

¿Cuál es mi conclusión? Concluyo que, en este juego de monopolio extremo, Gustavo acaba de jugar su tarjeta de “redención”, llamando a la prensa mundial a emitir su declaración de la noche a la mañana -en sí una demostración de poder inaudito en el ámbito de la música clásica-, el tipo de poder que sólo un aparato estatal puede comprar gracias a años de inversión. Un poder cuyo alcance siempre comprendí plenamente y que jamás podría detentar un “simple músico”. Precisamente el motivo por el cual lo llamé a ejercerlo hace tres años, en el apogeo de aquella otra crisis espantosa.

No me aventuraré a emitir un juicio público sobre la conciencia de Gustavo, ya que no estoy en el negocio de leer mentes ni corazones. Tampoco pretendo afirmar que un solo director de orquesta, incluso uno con el alcance de Gustavo, podría haber derrocado al régimen y haber salvado todas esas vidas (…) El pueblo de Venezuela llegará a sus propias conclusiones en cuanto a las acciones, omisiones, alianzas y beneficios personales de Gustavo durante la era chavista.

Como nota personal, debo expresar que esta lucha no me ha causado más que una enorme tristeza y pesar, y ocupará el capítulo más oscuro de mi vida.

Gabriela Montero, 5 de mayo de 2017

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !