loading…


En un mes han fallecido 10 pacientes renales en Táchira por falta de insumos

La falta de los filtros purificadores de las máquinas ha llevado a que el 66 % se encuentren inoperativas. Los pacientes tampoco encuentran el tratamiento que requieren para mantenerse en pie

Durante el último mes han muerto 10 pacientes renales en una unidad de diálisis del estado Táchira por la falta de insumos y medicamentos para dializar el tiempo que corresponde. Por esta razón un grupo de pacientes les pidió este viernes 5 al Gobierno nacional y al regional instalar máquinas móviles en algunos puntos.

Hernán Rodríguez es paciente de la unidad de diálisis Biasanca, en San Cristóbal. Indicó que la entidad tiene dos unidades de emergencia, Hospital Central y Hospital del Seguro Social, y cinco extrahospitalarias, las cuales se encuentran en condiciones críticas por máquinas dañadas y falta de productos médicos.

Precisó que la emergencia es con los filtros de las máquinas, llamados riñones artificiales, por ser los que cumplen la función de purificar la sangre y limpiarla, pero como el insumo no se consigue en el país, el proceso de diálisis no se está cumpliendo en su totalidad y hay maquinaria inoperativa.

Pacientes renales en Táchira piden unidades de diálisis móviles | Foto: Mariana Duque

“Solicitamos a Doriana Dirupo, que es la jefe de Nefrología del Seguro Social de Caracas, que nos ayude a solventar este problema que tenemos en las unidades de diálisis: estamos requiriendo los filtros de las máquinas. Los filtros en las máquinas de diálisis son urgentes. Aquí en Biasanca son 15 unidades y solo 7 están operativas; en Cedianca hay 16 máquinas y solo 7 están operativas, y cada semana se coloca inoperativa una máquina. Lo ideal sería que tuviéramos una diálisis de cuatro horas, pero en la actualidad se están haciendo dos horas y media, dos veces a la semana, cuando nosotros requerimos tres veces a la semana, como mínimo”, explicó.

Precisó que de 83 pacientes que tenía Cedianca, en el último mes han fallecido 10 por no tener el tratamiento como es debido. Acotó que en el Táchira hay más de 700 personas en la misma situación, pues no cuentan con Heparina, medicamento que diluye la sangre para que funcione mejor la máquina; no tienen Vancomicina, antibiótico para quienes usan catéter; falta foseal, que se usa para eliminar el fósforo del organismo; tampoco consiguen hierro ni tratamiento para aumentar la hemoglobina.

Por ello, Rodríguez solicitó al Gobierno colombiano, a las ONG que hacen vida en el país, a la Organización de Estados Americanos (OEA), al Parlamento europeo, entre otros, instalar una unidad móvil de diálisis para los pacientes del Táchira del lado colombiano de la frontera. “Pero que nos obvien los requisitos para poder pasar la frontera, que es el carnet fronterizo y el pasaporte. Yo soy uno de los que no tienen esos documentos”, dijo.

Precisó que hay pacientes que cuentan con un donante vivo, pero no consiguen dónde los trasplanten, ya que desde hace dos años no lo hacen en Mérida, Caracas, Valencia, ni Barquisimeto, que eran los lugares habituales.

66 % de la máquinas paralizadas

La falta de filtros purificadores tiene a más de la mitad de las máquinas de diálisis sin funcionamiento | Foto: Mariana Duque

Luz Martínez, familiar de paciente renal, indicó que ante la falta del dializador general de las máquinas, 66 % de estas se encuentra fuera de servicio. Acotó que aunque se realizó una solicitud al Gobierno nacional, no ha existido respuesta.

“El paciente debe realizar 12 horas semanales de diálisis, pero por falta del filtro solamente se le están dando 6 horas a la semana, lo cual ha llevado a que nuestros pacientes estén deteriorados, y hay casos en esta unidad en que en un mes han fallecido por complicaciones. El paciente renal necesita 4 horas de diálisis, 3 veces a la semana, para poder botar las toxinas, que es lo que les causa los estragos, los complica y de inmediato mueren si no se hacen el tratamiento”, manifestó.

Indicó que cuando necesitan transfusiones no cuentan con disponibilidad de sangre. Además, los exámenes que requieren previamente no los hacen los entes públicos, solo los privados, y tienen un precio que se ubica entre los 600 y los 700 bolívares. Por este motivo solicitó que doten con los insumos necesarios para los bancos de sangre de cada unidad.

Martínez recordó que la unidad de diálisis del Hospital Central de San Cristóbal tiene más de seis meses cerrada por un problema en el techo, y en el Seguro Social tampoco están recibiendo pacientes, por lo cual una persona que llegue en condiciones críticas no puede cubrir las necesidades de diálisis. Por otra parte, al buscar en las unidades extrahospitalarias, por la falta de filtros tendrían que sacrificar a uno de los pacientes que están entrando seis horas semanales, lo que puede significar la muerte.

“30 pacientes están incomunicados”

Elcida Sánchez de Ramones es paciente renal y vive en El Nula, a unas cuatro horas de la capital tachirense. En el lugar un puente se cayó desde hace meses e incomunicó a la comunidad, lo que ha generado que al menos 30 personas no puedan recibir tratamiento.

“Nosotros venimos de un campo. Yo vengo de la vía El Nula, y somos alrededor de 30 pacientes. El puente se cayó y pasar es un sacrificio. De esos pacientes algunos han muerto y otros están bregando por pasar y ver si arreglan ese puente. Están muriendo de descuido por ese puente que se cayó”, manifestó.

Relató que en su caso se traslada en moto, lo que significa un riesgo después de que sale de recibir tratamiento, pues su organismo no está en condiciones. “¿Qué tal que yo salga de una máquina y me caiga y me mate? Allá hay donde colocarlas… Que nos lleven una máquina de diálisis a Fernández Feo. Por eso llamo al Presidente, a la gobernadora. La gente votó por la gobernadora, le dio la confianza para que también nos ayude a nosotros”, agregó.

Dos horas diarias de diálisis reciben pacientes renales en Táchira, pero deben ser cuatro | Foto: Mariana Duque

Con información de: El Pitazo

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !