loading…


En Táchira piden ayuda humanitaria a comunidad internacional para evitar muerte de pacientes

Médicos, enfermeros, pacientes y personal del Hospital Central de San Cristóbal pidieron que se habilite con urgencia un corredor humanitario, pues no hay medicinas ni insumos para atender a quienes lo requieren

Como una solicitud desesperada, los trabajadores del Hospital Central de San Cristóbal apuestan a que con un corredor humanitario podrán salvarse miles de vidas que acuden por ayuda y no pueden dársela, pues no hay en los almacenes o farmacias insumos o medicamentos.

Este centro asistencial atiende a quienes acuden no solo de la capital del Táchira, sino de todos los municipios de la entidad, e incluso del estado Apure. Los pacientes que ingresan deben comprar todo lo necesario para ser atendidos.

“Esto es un grito de súplica: alguien que nos preste atención, alguien que por amor a la humanidad ponga sus ojos sobre Venezuela y envíe ayuda humanitaria. Ya esto es insostenible; la salud no es un juego y la gente se está muriendo porque no hay antibióticos, no hay tratamientos, no hay ni siquiera personal para atenderlos”, dijo con tono de preocupación Alba Rojas, residente del Hospital Central.

Su pedido fue respaldado por los pocos médicos que bajo la lluvia estaban concentrados frente al hospital. “El canal humanitario es urgente. Ya basta de que el Gobierno nacional y el gobierno regional jueguen con el pueblo. ¿Por qué los dirigentes no están pidiendo todos los días y a toda hora el canal humanitario para que entren las medicinas necesarias? Pareciera que no les importara. Nosotros como enfermeros hemos hasta llorado al ver que no tenemos cómo salvar una vida”, narró Nancy Parra, enfermera.

Escasez de todo…

No es solo la falta de pastillas, jarabes, jeringas, algodón, alcohol, material quirúrgico o todo lo necesario para el funcionamiento del hospital, sino que también falta el personal necesario para atender a los pacientes. “En las noches hay 20 enfermeras para atender diez pisos en el Hospital Central, incluidas las emergencias y las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y no se puede, no dan para tanto, y eso se debe a la deserción, porque todos prefieren irse a un país donde les paguen lo justo y no quedarse ganando 390 mil bolívares quincenales”, dijo Daniel Lazcano, presidente del colegio de enfermeros del Táchira.

Esta crisis por falta de enfermeros la viven de peor manera los familiares en las noches, pues durante el día al menos logran conseguir quien les ayude, pero cuando oscurece tan solo queda poco personal y muchos pacientes y acompañantes. “Yo anoche sentí que mi papá se iba a morir. Me cuesta decirlo pero lo sentía. Él está muy delicado porque tiene problemas del corazón y le colocaron un yelco y luego no había enfermeras. A los pocos minutos comenzó a sangrar por el yelco y no sabíamos qué hacer; se le bajó la tensión y se descompuso y no había ni una persona cerca para que nos ayudara. Teníamos miedo de que convulsionara”, explicó una joven que prefirió no identificarse.

Al cabo de dos horas y media, un médico residente llegó al sitio, a la consulta que los familiares pedían una y otra vez por temor a lo que le sucediera a su padre.

“No nos importa suplicar”

La solicitud del corredor humanitario era reiterada; todos lo pedían, sin importar títulos, estrato social, cargo o nivel académico. “Se tienen que poner la mano en el corazón; el Gobierno nacional y la comunidad internacional tienen que pensar en que son venezolanos, son niños quienes están muriendo porque no hacen nada. Ya no es justo”, dijo Daniel Lizcano.

“Esto es una crisis humanitaria: se nos muere la gente. Pareciera que hay un exterminio no anunciado, porque el Gobierno sigue sin hacer algo por los pacientes. Suplicamos que se abra el canal humanitario para tratar de salvar vidas”, dijo José Vicente Franco, médico infectólogo del Hospital Central.

Pese a la lluvia y la poca participación de colegas, los trabajadores no dudaron en levantar su voz para pedir el corredor humanitario que consideran necesario para solucionar la crisis en materia de salud que se vive en Venezuela.

“Es la única esperanza que hay; si la comunidad internacional realmente quiere ayudar a Venezuela es a través de un canal humanitario. No nos importa suplicar, porque se trata de vidas que podemos salvar”, pidió Yuliana Suárez, doctora.

Con información de: El Pitazo

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !