En el 2018 desaparecieron la mitad de las rutas de transporte en Zulia

Noticias
Comparte esta noticia en:

El tiempo de espera en las paradas del transporte público en Maracaibo aumentó en el 2018, porque de las 118 líneas que existían en la ciudad, ahora quedan menos de 60, razón por la cual muchos usuarios cambiaron su estatus a peatones porque empezaron a caminar entre tres y 11 kilómetros diarios, publica el diario La Verdad.

Erasmo Alián, presidente de la Central Única de Trabajadores del Transporte, explicó que el deterioro de las unidades, aunado a la dolarización de los insumos y repuestos, dejó a la ciudad sin unidades. “El 2018 representa el peor año en la historia del transporte público en Maracaibo. Quedan menos de 60 líneas de transporte”.

Según datos del gremio del volante, a mediados del año unos dos mil 600 vehículos llevaban a sus destinos a los marabinos. En ese momento unas 40 rutas ya no circulaban por la calles. De esos, solo el 20 por ciento está activo. Es decir, unos 520 carros por puesto, buses y microbuses conforman la actual flota de transporte público.

Las populares chirrincheras o perreras, como son conocidas en otras regiones del país, pasaron a ser una imagen común en las calles y avenidas. Sin embargo, hoy en día el cinco por ciento cubre la demanda de transporte, ya que los dueños de esos vehículos empiezan a ver que los costos del aceite, las baterías y los cauchos, o el abc del transporte como se le conoce, no son cónsonos con el beneficio monetario que obtienen.

Esfuerzo

Los gobiernos nacional, regional y municipal iniciaron acciones para mejorar y recuperar las unidades. Alián destacó que solo en el Zulia entregaron seis mil cauchos a los transportistas. A eso se suma un plan de recuperación que adelantan las instancias para rescatar la flota, pero el problema es que en muchos casos el problema trasciende al abc.

El dirigente recordó cómo este año intentaron rescatar 30 microbuses para reactivar las líneas de San Jacinto y Uniseis. “Se entregaron los cauchos, pero el problema de las rutas no eran solamente los cauchos, por lo que entre siete u ocho unidades volvieron a los talleres porque el problema también es mecánico”.

Y es que la flota de la región tiene carros de los 70, 80 y 90, por lo que los repuestos son cada vez más difíciles de encontrar, y cuando los encuentran, valen una “fortuna”.

A eso se suman los autobuses rescatados de la flota del Metro de Maracaibo, aunque estos no son suficientes para movilizar a una ciudad que, de acuerdo a cifras aportadas por el ayuntamiento marabino en enero, tiene un millón 800 mil usuarios.

Siga leyendo en La Verdad

Deja tu Comentario

Comentarios