Ellas querían escapar de la miseria en Venezuela: Encontraron la muerte en otros países de Latinoamérica

Noticias Portada
Comparte esta noticia en:

Kenny Finol estudiaba Comunicación Social en su natal Maracaibo, en el noroeste de Venezuela, y aspiraba a convertirse en una periodista de renombre, pero tuvo que escapar del vertiginoso deterioro económico de su país, que la obligó a emigrar primero a Colombia y luego a México. Así lo reseña elnuevoherald.com

Por SONIA OSORIO Y CATALINA RUIZ PARRA

Regresó a Venezuela en un ataúd.

Su cadáver fue hallado el 25 de febrero del 2018 en una calle solitaria del municipio Ecatepec, en el estado de México, considerada la zona de más violencia contra las mujeres y donde operan organizaciones de trata de personas y tráfico de drogas.

A la venezolana de 26 años le desfiguraron el rostro con ácido, la golpearon brutalmente, la violaron y la torturaron antes de matarla.

Finol es solo una de decenas de jóvenes obligadas por el colapso económico de Venezuela a abandonarlo todo para probar suerte en otros países, pero lo que encontraron fue la muerte.

Entre febrero del 2017 y noviembre del 2018 en diversos medios de Latinoamérica se reportaron las muertes violentas de por lo menos 41 venezolanas.

Algunas parecieron al caer en las garras del crimen organizado, otras a manos de esposos que se volvieron violentos tras emigrar, o por parejas obsesivas.

Y hay casos en los que el misterio sepultó lo sucedido o nadie reclamó los cadáveres, que terminaron enterrados por desconocidos en cementerios remotos, sin una flor, sin alguien que llorara su ausencia.

El Nuevo Herald documentó varios casos ocurridos entre febrero del 2017 y marzo de este año en México, Ecuador, Panamá y Perú, mediante dolorosos testimonios de familiares y amigos cercanos o declaraciones de temerosas sobrevivientes que aún ocultan su identidad tras escapar de la misma suerte.

La mayoría era parte de los miles de venezolanos que comenzaron a emigrar de forma discreta en el 2002, cuando el ahora fallecido presidente Hugo Chávez regresó al poder tras un breve golpe de Estado. La emigración aumentó en el 2014 con la represión brutal del régimen de Nicolás Maduro a las manifestaciones de los opositores.

Después se transformó en un éxodo masivo que la Organización de las Naciones Unidos (ONU) califica de “crisis monumental”.

Los venezolanos están huyendo de una hiperinflación galopante que el Fondo Monetario Internacional pronostica alcanzará 1.3 millón por ciento al cierre del 2018, con una caída del 18 por ciento del Producto Interno Bruto (PBI), en un país donde 85 por ciento de las medicinas escasean, donde apenas se puede comer una o dos veces al día, y en medio de apagones y cortes del agua que duran días.

La ONU informó recientemente que 3 millones de venezolanos han salido del país en los últimos cuatro años, muchos de ellos en largos y extenuantes viajes a pie, con los zapatos desgastados, cargando maletas y los hijos pequeños a cuestas, soportando el hambre, la sed y el frío de los páramos andinos, que hieren el cuerpo como un cuchillo.

Para leer la nota completa pulse Aquí

Deja tu Comentario

Comentarios